Por el acuerdo del PSOE con Bildu

CEOE rompe las conversaciones con el Gobierno por su "traición" al diálogo social

La patronal ha suspendido sus reuniones con el Gobierno hasta conocer en qué consiste exactamente el acuerdo firmado con Bildu y si se aprobará sin respetar el diálogo social

Foto: Firma el pasado 11 de mayo del acuerdo con el que se prorrogan los ERTE por fuerza mayor hasta el 30 de junio. (EFE)
Firma el pasado 11 de mayo del acuerdo con el que se prorrogan los ERTE por fuerza mayor hasta el 30 de junio. (EFE)

La CEOE ha suspendido el diálogo social con el Gobierno después de que el PSOE alcanzara un pacto con Bildu para derogar partes de la reforma laboral de Mariano Rajoy sin consultarlo con los agentes sociales. Fuentes de la patronal explicaban esta mañana que esta decisión unilateral del presidente, que conocía el texto del acuerdo, había dejado al diálogo social sin salida para mantener las conversaciones y finalmente ha terminado por estallar. "La CEOE no va a participar en ninguna reunión mientras el Gobierno no respete el diálogo social", explica una fuente de la patronal, "ha sido el Gobierno quien ha traicionado al diálogo social, no la CEOE".

Ante esta situación, la CEOE ha cancelado la reunión pendiente para esta tarde con el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, para analizar el ingreso mínimo vital y ahora espera que el Gobierno mueva ficha y explique exactamente cuál es el pacto alcanzado con Bildu. El Gobierno no informó a la CEOE del acuerdo y todavía no se ha puesto en contacto con la patronal para señalar, concretamente, qué supone el pacto firmado con Bildu. De hecho, en la CEOE todavía no saben si el acuerdo que vale es el que firmó inicialmente Adriana Lastra o el que rectificó a medianoche el Gobierno. "El diálogo social no puede continuar mientras no sepamos qué es lo que se firmó en la noche del miércoles", explica esta misma fuente.

Después de una serie de consultas internas, finalmente la CEOE ha decidido suspender las conversaciones con el Gobierno, tal y como ha adelantado 'El País'. La patronal deja sobre el tejado del Gobierno la responsabilidad de dar el siguiente paso y restituir el diálogo social. Este no es el primer choque entre el Gobierno y la CEOE, ya que hace unas semanas la patronal también se levantó de una reunión porque el Gobierno anunció que aprobaría el ingreso mínimo vital sin consultarlo con el diálogo social. Sin embargo, en esta ocasión el enfrentamiento es más grave, ya que toca de lleno al alma de la regulación laboral, la reforma del PP. Y no solo eso, también pone en riesgo el acuerdo para la prórroga de los ERTE, justo en el momento en el que más lo necesita España.

Ha sido el Gobierno quien ha traicionado el diálogo social, no la CEOE

La patronal emitió un duro comunicado esta mañana en el que ya mostraba la delicada situación en la que había quedado el diálogo social tras el acuerdo. En ese comunicado inicial, firmado por CEOE y Cepyme, acusaban al PSOE de mostrar una "irresponsabilidad mayúscula" por poner en riesgo la reforma laboral del año 2012. En su opinión, la derogación de los cambios normativos introducidos por el Gobierno de Mariano Rajoy "tendrá unas consecuencias negativas incalculables en la economía española y en la confianza empresarial tanto nacional como internacional, que impactarán de forma profundamente negativa en el empleo". La noticia llega además en un momento muy delicado, en pleno desplome de la economía española por el coronavirus, lo que introduce un elevado nivel de incertidumbre sobre el futuro de la regulación laboral.

"CEOE y Cepyme rechazamos con total rotundidad el acuerdo alcanzado entre la coalición PSOE y Unidas Podemos y EH Bildu para derogar la reforma laboral a cambio de su apoyo a la última de las prórrogas del estado de alarma", escribieron las patronales en su comunicado. La eliminación de la reforma laboral del año 2012 "echará por tierra todos los esfuerzos realizados" para contener la destrucción de empleo a través de los ERTE (Expedientes de regulación temporal de empleo). Esta figura de flexibilidad interna de las empresas para evitar los despidos se potenció precisamente con la reforma laboral de Rajoy, ya que hasta ese momento los ajustes no se realizaban de forma temporal, sino que eran definitivos: las empresas despedían directamente a los trabajadores que no podían mantener.

El pacto alcanzado es de una irresponsabilidad mayúscula y tendrá unas consecuenciasnegativas incalculables

Las patronales también acusaron al PSOE de "desoír" las recomendaciones de la Comisión Europea, "que plantea la necesidad de fundamentar la recuperación a medio plazo en medidas de apoyo al empleo tomadas de acuerdo con los interlocutores sociales, tales como la flexibilización de las condiciones laborales".

Pero la CEOE no solo critica el acuerdo para derogar la reforma laboral, también carga contra el "desprecio indignante al diálogo social" de los socialistas. Los agentes sociales tienen el papel constitucional de ser los interlocutores de las empresas y los trabajadores en materia laboral. Sin embargo, el acuerdo del PSOE con Bildu contempla la derogación unilateral y urgente de algunos puntos de la reforma laboral.

["¡Dios mío, en qué manos estamos!"]

La patronal lamenta así que los socialistas se hayan saltado a los agentes sociales justo "cuando este diálogo se hace más necesario". PSOE y Bildu publicaron la noticia del acuerdo en la noche del miércoles después de que concluyera en el Congreso la votación para la prórroga del estado de alarma, en la que los socialistas necesitaban el apoyo del PNV y Ciudadanos. Pero el PSOE también esperó a que hubiese concluido la reunión de los agentes sociales con el Ministerio de Trabajo en la comisión tripartita que estudia la prórroga de los ERTE más allá del 30 de junio. En ese encuentro, liderado por el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, no se informó a los agentes sociales del acuerdo que estaba a punto de publicarse.

El texto inicial del pacto no contemplaba, en ningún caso, consultar la derogación total de la reforma laboral a los agentes sociales. Sin embargo, en la rectificación, en la que el PSOE se niega a una derogación total de la reforma laboral, sí se incluye que se dialogará con los sindicatos y las patronales. En cualquier caso, esta mecha prendida por el Grupo Socialista podría hace estallar el diálogo social. Y lo haría justo en un momento en el que Gobierno, sindicatos y patronal están alcanzando importantes acuerdos, como el de la prórroga de los ERTE de hace dos semanas.

De ahí el desconcierto de CEOE y Cepyme por el acuerdo unilateral con Bildu. "Es totalmente incoherente" que, en este momento en el que se está negociando ampliar las medidas de flexibilidad, que el PSOE pacte con Bildu "dar un paso atrás e incrementar la rigidez en el mercado laboral". Está por ver en qué punto queda ahora el diálogo social y si la rectificación del Gobierno a medianoche para salvar la reforma laboral de Rajoy evita una ruptura total de las negociaciones.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios