para hacer frente a la crisis del covid-19

Mensaje del fondo de rescate: España se ahorraría 2.000M con apoyo europeo

España podría obtener del MEDE unos 25.000 millones de euros para gasto sanitario que le costarían 1.860 millones de euros más en intereses si los capta en los mercados

Foto: El presidente del Gobierno y la vicepresidenta económica durante una sesión en el Congreso. (Reuters)
El presidente del Gobierno y la vicepresidenta económica durante una sesión en el Congreso. (Reuters)

Tan pronto se acordó que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) pondría a disposición de los Estados miembros una línea de crédito en condiciones ventajosas para que los países más golpeados por el covid-19 pudieran hacer frente al shock, España e Italia, claramente esos dos Estados miembros a los que todos miraban, se apresuraron a explicar que no tenían ninguna intención de pedir ayuda al fondo de rescates europeo.

Pero el acuerdo de este pasado viernes en el Eurogrupo concreta cuáles son esas “condiciones ventajosas”, y se redobla la presión sobre España e Italia para que pierdan el miedo a hacer uso de ella. El MEDE ofrece hasta el 2% del PIB del país que solicite ayuda, a un interés del 0,115%, siempre que el fondo siga financiándose al 0,1% (si su financiación se encareciese también lo haría el crédito), con un vencimiento a diez años. Habría que añadir una tasa de apertura y una de mantenimiento, que dejaría los intereses finales en el entorno del 0,14%.

Klaus Regling, director ejecutivo del MEDE. (Reuters)
Klaus Regling, director ejecutivo del MEDE. (Reuters)

Klaus Regling, director ejecutivo del Mecanismo, ha señalado en una entrevista con agencias europeas que "cada país puede hacer el cálculo de cuál es la ventaja" de ahorro que sacaría, pero el propio alemán lo ha hecho para España: "Miré esta mañana (...) sumaría 2.000 millones de euros (de ahorro) para España", señala Regling. “Si realizas el cálculo para Italia, será de 7.000 millones de euros”, ha explicado. Las declaraciones de Regling llegan justo después de que Nadia Calviño, vicepresidenta económica del Gobierno, celebrara que el Tesoro Público se está finnciando a costes "relativamente reducidos" y con una "buena acogida" en los mercados.

España podría acceder a unos 25.000 millones de euros en esas condiciones ventajosas. Si el Estado quisiera captar esa misma cantidad en los mercados, a tipos de interés actuales (0,886%), y nada garantiza que estos no vayan a subir a medida que la situación económica empeore, España tendría que pagar 1.860 millones de euros más en intereses, en comparación con el préstamo que podría obtener por parte del MEDE, por el que tendría que pagar solo unos 350 millones de euros en intereses frente a los 2.221 millones que tendría que afrontar si lo captara en los mercados.

"Los países saben que nuestro dinero en su país es seguro, somos el mayor acreedor, no lo retiraremos si hay un gran problema, por lo que es fiable y es barato. Estas son las ventajas. Pero cada gobierno tiene que decidir por sí solo si desea hacer una solicitud o no", ha explicado Regling. También tras el Eurogrupo del pasado viernes, aunque se insistió en que cada país debía tomar su propia decisión, se hizo hincapié en las ventajas.

Eso sí, España obtendría el dinero por tramos, no de golpe. Y con cada tramo tendría que ir justificando los gastos que ha ido cubriendo con los fondos recibidos. “Habrá que justificar que con los desembolsos estás realizando los gastos previstos”, señala una fuente del ministerio de Economía español. “A medida que hagas solicitudes tendrás que justificar las partidas y antes de ir avanzando en los desembolsos, justificar que has realizado esos gastos”, explican desde el departamento.

Nadia Calviño, vicepresidenta económica del Gobierno. (EFE)
Nadia Calviño, vicepresidenta económica del Gobierno. (EFE)

El precio del estigma

Pero, siendo tan ventajoso, ¿por qué España e Italia se niegan a hacer uso del MEDE? Por el estigma. El fondo de rescate europeo se puso en marcha durante la anterior crisis, y se convirtió en un elemento altamente tóxico a nivel político. Cuando un Estado miembro tiene que acudir a él tiene que firmar un memorando de entendimiento (MoU) con numerosas reformas y esfuerzos a los que debe someterse a cambio, además de tener que rendir cuentas frente a los ‘hombres de negro’, las visitas de técnicos que comprueban que el país está haciendo los deberes.

Ningún político que tenga cualquier otra opción se suicidaría políticamente haciendo uso del MEDE. Es, siempre, la última opción. Y por eso, desde el principio de la crisis del coronavirus, se hizo hincapié en que si se quería que el Mecanismo tuviera algún tipo de utilidad, habría que eliminar toda condicionalidad a la ayuda que se recibiera por parte del fondo. Habría que repensar su formato anterior.

Mário Centeno, presidente del Eurogrupo. (Reuters)
Mário Centeno, presidente del Eurogrupo. (Reuters)

El acuerdo final elimina las condiciones, más allá de que el dinero se destine para los gastos previstos. La Comisión Europea confirmó horas antes del Eurogrupo que su propuesta también eliminaría a los hombres de negro. Todo el proceso, explicó una fuente europea, se haría sobre una “plantilla” que los Estados miembros tendrían que rellenar con los gastos para los que vayan a usar el fondo.

También se borra del mapa el MoU, que sería sustituido por una plantilla que sería exactamente la misma para todos los países que soliciten ayuda del MEDE. "No hay estigma para ningún país, todos pueden pedirlo, son condiciones estándar, no hay Troika y es muy importante destacarlo", señaló Mário Centeno, presidente del Eurogrupo, al finalizar la reunión del último viernes.

España tendría que usar esos 25.000 millones de euros para hacer frente a gastos directos o indirectos relacionados con la gestión sanitaria del coronavirus. ¿Qué significa eso? Está por ver, especialmente en lo referido a gastos “indirectos”. Países como España apuestan por estirar ese término al máximo, pero los nórdicos se oponen, y quieren que el MEDE tenga un control estricto de los gastos y que se evite usar el dinero para fines demasiado indirectos, como sería por ejemplo cubrir algunos gastos relacionados con la cuarentena al considerar que esta es una medida sanitaria indirecta.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios