MARCA DISTANCIAS CON EL KARLSRUHE

El BCE ignora al Constitucional alemán con un récord de compras de 45.000 millones

El Banco Central Europeo (BCE) destinó 44.828 millones a la adquisición de activos la semana pasada, coincidiendo con el fallo del Constitucional alemán

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters)
Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters)

El Banco Central Europeo (BCE) hizo caso omiso del fallo del Constitucional alemán, que cuestiona su programa de compras de deuda pública, y aceleró la adquisición de activos hasta un récord de 44.828 millones, más del doble que la semana anterior. La autoridad monetaria marca así distancias del conflicto jurídico surgido con el Karlsruhe, que dio tres meses a la autoridad monetaria para justificar su bazuca de bonos soberanos y puso en duda la proporcionalidad, mientras que el Tribunal de Justicia Europeo (TJUE), que ya validó otro programa (el OMT), recordó a los juristas germanos que es el único órgano competente. La Comisión Europea también ha amenazado a Alemania.

La institución presidida por Christine Lagarde, que respondió con un escueto comunicado que había recibido el fallo pero que seguiría con sus programas de compras, aceleró la semana pasada la adquisición de activos. La cifra de casi 45.000 millones contrasta con los 20.794 millones de la semana anterior, y es la primera vez que sobrepasa los 40.000 millones. De hecho, el récord anterior estaba en los 36.805 millones netos inyectados a la economía en la semana del 6 al 10 de abril.

En esta ocasión, el BCE disparó más que nunca con el programa especial contra los efectos de la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés), con 34.097 millones, un 54% más que la semana anterior. Asimismo, realizó compras netas por 7.114 millones con el programa de deuda pública, PSPP, que es el que analizó el Constitucional alemán, y otros 2.575 millones en deuda corporativa, a lo que hay que sumar otros 1.024 millones en bonos cubiertos ('covered bonds').

El mercado recibió sin grandes variaciones el conflicto jurídico, y de hecho analistas y gestores de fondos asumen que el BCE ampliará su programa de compras. La autoridad monetaria tiene vigentes 20.000 millones mensuales heredados de la era de Mario Draghi, añadió otros 120.000 millones para este año el 12 de marzo y, una semana después, otros 750.000 millones con el PEPP. Son 1,1 billones netos para 2020, pero aun así el mercado da por hecho que en verano tendrá que anunciar una ampliación, dado que los 120.000 millones podrían consumirse en junio y los 750.000 millones en octubre, según estimaciones de AXA IM.

Los mensajes de la autoridad monetaria han sido seguir con su operativa. "Los bancos centrales, incluido el BCE, se guían por su mandato, por lo que haremos todo lo necesario para cumplirlo", aseguró Lagarde la semana pasada en un acto organizado por 'Bloomberg'. De hecho, el Consejo de Gobierno de la autoridad monetaria dijo en su última reunión estar dispuesto a ampliar el volumen de compras si es necesario.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios