Prevé que se cree trabajo en mayo

Escrivá considera que el empleo ha tocado suelo y anticipa el inicio de la recuperación

En el primer día del mes de mayo se crearon 85.000 empleos y el número de afectados por ERTE se redujo en 30.000 personas, lo que a juicio del ministro anticipa un cambio en la tendencia del empleo

Foto: El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (Efe)
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (Efe)

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha lanzado el primer mensaje optimista sobre el inicio de la recuperación de la economía española desde el Gobierno. El ministro considera que el mercado laboral ha tocado suelo y prevé el inicio de la recuperación del empleo para el mes de mayo. Así lo ha explicado durante su comparecencia en La Moncloa para explicar los datos de afiliaciones a la Seguridad Social de abril.

"Tengo la sensación de que los mínimos en actividad y en empleo se han producido a finales de abril", ha señalado el ministro, lo que significa que en mayo se empezaría la recuperación del empleo. Escrivá argumenta su previsión con los datos de afiliaciones del primer día laborable de mayo, el lunes 4, día que comenzó la 'fase cero' de la desescalada de las medidas de confinamiento. En ese día se crearon 85.000 empleos, lo que multiplica por más de tres los puestos de trabajo originados el primer día de abril. Es importante tener en cuenta que al inicio de cada mes siempre se crea mucho empleo por la renovación de contratos vencidos el último día del mes anterior, pero en esta ocasión, el aumento de la afiliación ha sido mucho más intenso que en abril.

Además, el número de trabajadores afectados por ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) se redujo en 30.000 personas en el primer día del mes. Esto significa que algunas empresas empezaron a levantar sus expedientes para recuperar mano de obra ante la previsión de reinicio de la actividad económica. Estos dos factores, unidos, llevan al ministro a anticipar que el mercado laboral ya habría tocado suelo y que la recuperación del empleo será progresiva a medida que se levanten las restricciones a la movilidad y a la actividad económica.

Los últimos datos nos invitan a pensar que hay algunos sectores que empiezan a encontrar vías de recuperación

"Los últimos datos nos invitan a pensar que hay algunos sectores que empiezan a encontrar vías de recuperación", ha señalado Escrivá, quien considera que "lo lógico es que lo vayamos viendo en más sectores". El ministro ha puesto como ejemplo dos de los sectores más afectados por la crisis: la hostelería y la construcción. En ambas actividades, los datos de inicio de mes muestran una reactivación de la producción, lo que permitiría recuperar las contrataciones y la vuelta de trabajadores afectados por ERTE.

[Un mercado laboral intervenido que no refleja la realidad del empleo]

Desde el anuncio del estado de alarma hasta el último día de abril se han destruido casi un millón de empleos y casi 3,4 millones de trabajadores se han visto afectados por ERTE. Se trata de un deterioro nunca antes visto en el mercado laboral, lo que indica la profundidad de la crisis provocada por las medidas de confinamiento. Sin embargo, la esperanza de Escrivá y del resto del Gobierno es que el impacto de la crisis se limite a las semanas de restricciones a la movilidad y que la recuperación del empleo sea rápida a medida que se reactiva la economía.

Estas previsiones chocan con la prudencia que han pedido algunos organismos nacionales e internacionales, como es el caso del Banco de España. En su Informe de Estabilidad Financiera, el supervisor pedía a los gobiernos de España y Europa estar preparados para afrontar una crisis larga, ya que existen claros focos de riesgo que podrían agravar la caída de la actividad y del empleo. El primero y más evidente es un rebrote del virus. Pero el segundo es incluso más peligroso: que la caída actual de la producción provoque un deterioro permanente en el tejido productivo o en la confianza de los agentes económicos, lo que provocaría una crisis más duradera.

Las medidas tomadas en esta crisis han protegido mucho mejor el empleo de lo que sucedió en la crisis de 2008-2009

El ministro ha señalado que las medidas de apoyo de los ERTE aprobadas por el Gobierno han permitido estabilizar el mercado laboral, lo que será clave en la salida de la crisis. "Las medidas tomadas en esta crisis han protegido mucho mejor el empleo de lo que sucedió en la crisis de 2008-2009", ha explicado Escrivá, lo que habría permitido limitar la destrucción de puestos de trabajo. El ministro ha realizado la comparativa con la gran recesión posterior a la quiebra de Lehman Brothers. En esa ocasión, la destrucción de empleo duplicó a la caída del PIB, en esta ocasión están igualadas.

La diferencia está en que las empresas han utilizado la figura del ERTE para evitar los despidos. Si se contabilizaran los 3,4 millones de trabajadores con el contrato suspendido o reducido, entonces la destrucción de empleo sí habría sido similar a la de otras crisis. La clave está, por tanto, en si esos trabajadores recuperarán su empleo cuando se levanten las restricciones. En ese caso, los ERTE habrán salvado centenares de miles de empleos. Si no ocurre y estos terminan en el paro, entonces el avance habrá sido muy reducido o inexistente.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios