El sector del automóvil empeora su previsión para 2020: las ventas caerán el 45%
  1. Economía
Pide ayudas para el sector

El sector del automóvil empeora su previsión para 2020: las ventas caerán el 45%

La patronal de fabricantes (Anfac) y la de concesionarios (Faconauto) estiman que en base a los datos conocidos, las ventas de vehículos en España se reducirán hasta los 700.000 vehículos este año

Foto: Vehículos recién salidos de fábrica en una factoría. (EFE)
Vehículos recién salidos de fábrica en una factoría. (EFE)

La patronal de fabricantes de automóviles (Anfac) y la asociación de concesionarios (Faconauto) ha empeorado sus previsiones de venta de vehículos en España tras conocer el plan de desescalada del Gobierno. Según sus estimaciones, las matriculaciones se reducirán entre un 40% y un 45% hasta los 700.000 vehículos en el conjunto del año frente a los 1,25 millones de 2019.

Esta previsión se hace en base a una caída de entre el 5% y el 6% del PIB. Esto significa que entre abril y diciembre a penas se van a matricular 480.000 coches, ya que hasta marzo se vendieron casi 220.000 vehículos. Por ello, el sector está solicitando ayudas para estimular la demanda.

"Duro golpe" para la industria

Tal como han indicado ambas asociaciones en un comunicado conjunto, la propagación del Covid-19 por todo el mundo ha supuesto un "duro golpe" para la industria automovilística, obligando a paralizar fábricas de producción y a cerrar concesionarios, por lo que las previsiones que se manejaban hasta ahora de cara a este año "han quedado obsoletas".

Así, ahora Anfac y Faconauto prevén que el mercado de turismos español caiga entre un 40% y un 45% durante todo el ejercicio, con unos volúmenes cercanos a las 700.000 unidades, muy por debajo de los 1,25 millones de turismos vendidos en 2019.

Este escenario tiene en cuenta un periodo de estado de alarma y confinamiento de dos meses, con una desescalada progresiva desde el mes de mayo, y una caída del Producto Interior Bruto (PIB) de entre el 5% y el 6%.

Foto: Vehículos recién salidos de fábrica en una factoría. (EFE)

Anfac y Faconauto esperan que los dos primeros trimestres posteriores a la finalización del estado de alarma serán "duros" en cuanto a las ventas de vehículos, "por el crecimiento exponencial de la incertidumbre económica", aunque la tendencia es que la situación irá mejorando a partir del verano, "siempre con cifras muy por debajo de las registradas en 2019" y cercanas a las peores estadísticas de la crisis económica de hace una década.

"Es imprescindible tener en cuenta la situación de especial debilidad en la que se encuentra el sector de la automoción, uno de los pilares de la economía y el único sector industrial que lleva parado en seco más de un mes", ha subrayado el director general de Anfac, José López-Tafall, quien ha pedido medias de estímulo "coyunturales" a la demanda de vehículos.

Por su parte, la vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, Marta Blázquez, ha subrayado que es necesario reactivar la demanda interna, por lo que se precisará de un plan "firme y generoso" que impacte sobre las economías familias y de los autónomos.

"No podemos permitirnos estas previsiones, porque somos un pilar básico de la economía y del tejido empresarial. No olvidemos que, en todas las comunidades autónomas y provincias, la actividad de los concesionarios tiene un peso determinante en su economía y en generación de empleo", ha destacado Blázquez.

PIB ANFAC Venta de coches