Hasta ahora eran gestionadas por Hacienda

Los funcionarios, preocupados por sus pensiones futuras tras el traspaso de gestión

El sindicato explica que el Gobierno ha utilizado el Real Decreto de medidas laborales y fiscales para paliar los efectos del virus para cambiar "de extranjis" la gestión a la Seguridad Social

Foto: El Ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE)
El Ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE)

CSIF ha mostrado la preocupación de los funcionarios por el futuro de sus pensiones tras el traspaso "sorpresivo" del reconocimiento y la gestión de sus prestaciones a la Seguridad Social, cuando ahora eran gestionadas por el Ministerio de Hacienda.

Según ha apuntado en un comunicado, entre ayer y hoy ha recibido centenares de llamadas de empleados públicos mostrando su preocupación por el futuro del régimen de clases pasivas y la regulación de sus pensiones.

El sindicato explica que el Gobierno ha utilizado el Real Decreto de medidas laborales y fiscales para paliar los efectos del coronavirus para modificar "de extranjis" la gestión de las pensiones de funcionarios, "sin debate parlamentario previo y sin haber consultado a las organizaciones sindicales".

CSIF apunta que la actual modificación legislativa implica un cambio en el reconocimiento y la gestión de las pensiones y alerta de que las modificaciones incluidas en el Real Decreto Ley "parecen encaminadas a finalizar con cualquier atisbo de separación y de autonomía de las clases pasivas del estado de manera sorprendente".

CSIF señala que si prospera el Real Decreto Ley, la gestión de las pensiones de las clases pasivas pasará a estar a cargo del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y el estado transferirá a la Seguridad Social los fondos necesarios para la financiación de estas pensiones.

Por su parte, CCOO ha pedido mejoras en el régimen de clases pasivas y más interlocución con los agentes sociales en el marco del diálogo social para abordarlas. Así, ha remarcado que el cambio de adscripción de Hacienda a Seguridad Social "no supone cambios en prestaciones, jubilación o cuantías".

La organización que lidera Miguel Borra ha solicitado una reunión urgente con los ministerios de Hacienda y Seguridad Social para aclararlo

También ha puesto de relieve que el Estado transferirá el importe necesario para la financiación de todo el gasto por la gestión del sistema de clases pasivas y por tanto no recaerá en las entidades gestoras de la Seguridad Social, de forma que no se pagará con las cotizaciones sociales. "Este importe no solo se refiere al ocasionado por el pago de las prestaciones, sino también a todo el gasto derivado de la gestión del sistema", apunta.

Para CCOO, los cambios que se han efectuado y que se tendrán que realizar para la integración total de la gestión del sistema de clases pasivas por las entidades de la Seguridad Social deben ser para mejorar el servicio y la gestión de las prestaciones.

La organización que lidera Miguel Borra ha solicitado una reunión urgente con los ministerios de Hacienda y de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para aclarar este traspaso de la gestión de las pensiones de funcionarios desde Hacienda al departamento de José Luis Escrivá.

El Régimen de Clases Pasivas es un régimen cerrado en el que, desde el 1 de enero de 2011, no se incorporan nuevas personas. Desde esa fecha, los nuevos funcionarios se añaden al Régimen General de Seguridad Social. Además, este sistema es independiente de los distintos sistemas de mutualismo de la Administración como son Muface, Mugeju e Isfas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios