Madrid pierde el 61% de su producción cada día de confinamiento por el coronavirus
  1. Economía
Según los cálculos del Ayuntamiento de Madrid

Madrid pierde el 61% de su producción cada día de confinamiento por el coronavirus

Cada día de confinamiento tiene un coste superior a los 400 millones de euros para la ciudad, lo que significa que por cada tres días, pierde casi dos de producción

placeholder Foto: Vista de la Gran Vía de Madri totalmente vacía. (EFE)
Vista de la Gran Vía de Madri totalmente vacía. (EFE)

La crisis económica derivada del coronavirus y las medidas para contener su propagación será la más profunda que haya conocido España desde la Guerra Civil. Sin embargo, la diferencia es que esta crisis es provocada por las autoridades, ya que el confinamiento es ahora la única receta contra el virus. El Ayuntamiento de Madrid ha realizado un cálculo del coste del estado de alarma sobre la economía de la ciudad. Según sus estimaciones iniciales, cada día de confinamiento la ciudad apenas genera un 39% de su producción habitual, lo que supone un hundimiento del 61%.

Esto significa que cada día de confinamiento tiene un coste de 402 millones de euros para la ciudad de Madrid. Un mes y medio de parálisis, que es la duración mínima del estado de alarma (hasta el próximo 26 de abril) tendrá un impacto equivalente a perder un mes de PIB. Unas cifras que realmente superan cualquier crisis de la historia y que solo pueden producirse en una situación tan excepcional como la actual.

Foto: Una oficina de empleo en Madrid. (EFE)

Así figura en un informe elaborado por la Dirección General de Economía del Ayuntamiento de Madrid al que ha tenido acceso este periódico. El cálculo de la magnitud de la crisis se ha realizado a partir de las tablas de producción de la ciudad ('input-output') desagregadas por actividades empleando los indicadores publicados y los datos de confianza recogidos por el ayuntamiento. El impacto de las medidas es muy desigual en función de los sectores, de ahí que la composición del PIB y del tejido productivo vaya a ser clave en el impacto económico del coronavirus y la posterior recuperación económica.

La caída de la producción se ha producido en dos fases que se están produciendo ya de forma simultánea. En primer lugar, las medidas del estado de alarma obligan al cierre inmediato de muchas actividades, lo que tiene un coste directo que el ayuntamiento estima en un 42% de la producción habitual. Esto es, en torno al 70% del impacto económico será consecuencia directa del cierre de negocios.

[España tendrá el déficit más alto de Europa]

En segundo lugar, estas medidas de confinamiento generan un ‘efecto dominó’ sobre otras actividades como consecuencia del hundimiento de la oferta y la demanda. Por ejemplo, los ajustes de empleo en las empresas obligadas a cerrar afectan a la renta de los hogares, lo que les lleva a reducir su demanda. Este efecto colateral de las políticas contra la expansión del virus estaría generando en torno al 30% de la caída de la actividad. Los dos efectos juntos provocan la caída de la producción del 61%.

En términos de empleo, el impacto negativo es incluso superior. El motivo no es otro que el coronavirus está afectando más los sectores menos productivos, principalmente los servicios presenciales, como alojamientos, restauración, comercio minorista, eventos culturales y deportivos, etc. Todas estas actividades son muy intensivas en mano de obra, mientras que otras más productivas siguen funcionando, por ejemplo, los servicios de alto valor añadido que hacen teletrabajo, o la industria.

Foto: Javier Fernández-Lasquetty.

Esto explica por qué cada punto de PIB destruido tiene un impacto mayor sobre el empleo. Según los cálculos del Ayuntamiento de Madrid, el volumen de empleo que está activo actualmente es de apenas el 33%, esto es, algo menos de un tercio del que habría en una situación normal. Este dato está medido en términos de empleo a tiempo completo, lo que significa que podría estar repartido entre varios trabajadores con un ajuste en su jornada laboral.

Esta cifra incluye también a personas afectadas por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Aunque estos trabajadores no están en el paro, ya que siguen contratados por su empresa, no están produciendo, o no lo hacen al ritmo habitual, por tener su jornada reducida. Esto es, los cálculos del ayuntamiento no significan que se haya destruido el 67% del empleo, sino que no se están realizando esas horas, ya sea por despidos o por ajustes de ERTE.

[El zarpazo económico del virus se ceba en los jóvenes]

En definitiva, la ciudad de Madrid está realizando estos días en torno al 33% de las horas de trabajo habituales. Esta cifra muestra la magnitud del parón económico durante estas semanas, y que se prolongará al menos hasta el 26 de abril. En cualquier caso, esta cifra está por encima de las que registró Wuhan, epicentro de la pandemia del coronavirus, donde la movilidad llegó a reducirse a poco más del 10%.

Según las proyecciones que realiza el ayuntamiento, la prolongación del estado de alarma hasta mediados de mayo provocará una caída del PIB anual del 9,4%. Una cifra que se sitúa en la franja alta de las previsiones realizadas en las últimos días. Por ejemplo, el FMI estima una caída del PIB para el conjunto de España del 8%, y la Comunidad de Madrid prevé un descenso de la actividad de entre el 6% y el 10%.

Coronavirus Ayuntamiento de Madrid Crisis PIB Madrid
El redactor recomienda