El Gobierno prepara nuevas medidas para aliviar el pago de impuestos a las empresas
  1. Economía
Por la crisis del coronavirus

El Gobierno prepara nuevas medidas para aliviar el pago de impuestos a las empresas

El Ejecutivo estudia cambios en el impuesto sobre sociedades para que los pagos fraccionados se calculen sobre resultados reales y no sobre beneficios del pasado

placeholder Foto: La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. (EFE)
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. (EFE)

Tras la moratoria de impuestos de un mes a las pequeñas empresas y autónomos, el Ejecutivo estudia ahora medidas en el impuesto sobre sociedades para las empresas medianas, tal y como habían reclamado la CEOE y los asesores fiscales. Aunque, en su caso, no se tratará de moratorias, sino que las medidas que estudia el Gobierno van dirigidas a ajustar el pago del tributo a los resultados reales. El impuesto sobre sociedades tiene una ‘trampa’ para muchas de estas empresas, ya que para realizar los pagos fraccionados se utiliza la base imponible del ejercicio cerrado.

Esto significa que muchas empresas han tenido que pagar un adelanto importante del impuesto sobre sociedades incluso estando en pérdidas. Los asesores fiscales llevan semanas alertando de esta situación y el Gobierno está estudiando cómo corregirla. La solución más sencilla es permitir que, de forma temporal, las empresas utilicen como base imponible los resultados reales obtenidos este año y no los de ejercicios ya cerrados. Este sistema de realizar el pago fraccionado en función de resultados de años anteriores sirve para ayudar a las empresas pequeñas para que no tengan que calcular, tres veces al año, su resultado contable. Sin embargo, este sistema es ahora un problema para muchas pymes, por lo que el Gobierno está estudiando que se puedan cambiar de sistema de forma temporal y excepcional, tal y como ha confirmado este periódico de fuentes gubernamentales.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una videoconferencia. (EFE)

Esta es la opción que está actualmente sobre la mesa del Ejecutivo, a falta de la discusión definitiva del Consejo de Ministros. Para las pequeñas empresas, esta medida todavía llega a tiempo, pero para las medianas, es un poco tarde. En concreto, en el caso de las pequeñas (de facturación inferior a 600.000 euros anuales), todavía no han realizado el primer pago fraccionado del año, ya que el Gobierno concedió una moratoria de un mes. Estas empresas podrán decidir, hasta el 20 de mayo, cambiar el sistema de cálculo de la base imponible.

En el caso de empresas de mayor tamaño, el primer pago fraccionado ya está abonado. Lo que está estudiando el Gobierno es permitir el cambio de la estimación de la base imponible para el segundo pago fraccionado, que se abona en el mes de octubre. Esta medida no se aplicaría a todas las empresas, sino que se excluirían las grandes y los grupos.

Para las pequeñas empresas, el cambio en el primer pago fraccionado todavía llega a tiempo, pero para las medianas y grandes, es demasiado tarde

Este cambio en el impuesto sobre sociedades no significa una rebaja fiscal, ya que cuando las empresas liquiden el resultado de 2020 —en 2021—, tendrán que ponerse al día con la Agencia Tributaria. Sin embargo, lo más probable es que sus beneficios se vayan a reducir significativamente a lo largo del año, de modo que, si tienen que hacer pagos fraccionados, estarán adelantando a Hacienda una cuantía que después les será devuelta. De ahí que esta medida vaya encaminada a que los pagos fraccionados se ajusten al resultado real. Una vez superada la crisis del coronavirus, estas empresas podrán volver al sistema anterior y calcular sus pagos fraccionados utilizando la base imponible de los ejercicios ya cerrados.

Foto: Vista de la Gran Vía de Madri totalmente vacía. (EFE)

El Consejo de Ministros aprobó la semana pasada que los autónomos y pymes pudiesen cambiar su sistema de tributación del impuesto sobre sociedades de forma temporal, para pasar de la estimación objetiva (módulos) a la directa. Una medida pensada también para evitar que tengan que pagar impuestos por una actividad que no han realizado. El Ejecutivo estudia ahora ampliar este cambio a los trabajadores que declaren actividades económicas en el IRPF. Todos ellos podrán realizar la declaración del tributo hasta el 20 de mayo, como consecuencia de la moratoria de un mes aprobada y, en este tiempo, podrían solicitar el cambio de sistema de estimación de la base imponible.

[Sanidad planea eliminar el IVA de mascarillas]

El Gobierno también estudia un cambio en el sistema de módulos para la declaración del IVA y el IRPF para estos trabajadores que no quieran cambiarse al sistema de estimación directa. En concreto, el Ejecutivo está valorando que los días del estado de alarma se resten del periodo de estimación, de modo que se podría ajustar algo más el pago fraccionado al resultado obtenido por el trabajador.

La Agencia Tributaria también se está encontrando con que hay empresas que están pagando con retraso sus deudas tributarias porque los avales del ICO están tardando varios días en hacerse efectivos. En el caso de empresas que no puedan pagar hasta percibir esta financiación, el Gobierno está estudiando que se conceda una prórroga en los procedimientos tributarios hasta que se abone el préstamo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Impuestos Hacienda Autónomos IVA IRPF
El redactor recomienda