por el covid-19

FAES estima que el PIB caerá hasta un 10% este año y el paro podría llegar al 20%

Critica que las medidas "insuficientes y desacompasadas" del Gobierno generan inseguridad y está en riesgo la recuperación en 'V'

Foto: - El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar
- El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar
Autor
Tiempo de lectura4 min

La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) estima que la economía española podría registrar una caída de entre el 4% y el 10% este año, dependiendo de la duración de la crisis sanitaria y la contundencia de las medidas, en paralelo a un aumento del paro que podría alcanzar el 20%.

Además, critica que las medidas "insuficientes y desacompasadas" del Gobierno generan inseguridad y avisa de que está en riesgo la recuperación en 'V' por la "escasa credibilidad" del Ejecutivo.

Así se desprende de un análisis de la fundación que dirige el expresidente del Gobierno, José María Aznar, realizado por el profesor del IE Business School, Ignacio Muñoz-Alonso, que apunta a una contracción intertrimestral "sin precedentes" en todas las áreas, seguida de una recuperación que se acelerará a medida que se acerque el final del año, cuando se registrarían lecturas "terribles" del resto de indicadores, como desempleo e inflación.

En concreto, el PIB global se contraería un 3,3% empujado por "recesiones profundas" en la eurozona y Estados Unidos, del 4% y del 3%, respectivamente, si bien avisa de que las circunstancias a las que se enfrenta España a la crisis y posterior recesión "no garantizan un patrón de recuperación similar".

Para España augura una caída del PIB de entre el 4% y el 10% y un paro que podría alcanzar el 20%, y advierte de que será "muy difícil" situarse en la parte baja de las previsiones por distintos motivos.

Entre ellos, cita el aumento del déficit por primera vez desde 2012 hasta el 2,7% del PIB el año pasado y la "ausencia de criterios rigurosos", que puede conducir la deuda pública hasta el 100% o 115% del PIB a corto plazo.

Además, añade que la destrucción de las más de 120.000 empresas antes de finalizar el primer mes de confinamiento "no da motivos para anticipar una pronta recuperación de los ingresos fiscales a corto plazo".

Medidas "insuficientes y desacompesadas"

A su vez, critica que las medidas de estímulo de la demanda y mantenimiento del empleo son "claramente insuficientes y desacompasadas", ya que "frente a la grandilocuencia" de las cifras anunciadas, hasta un 20% del PIB, la realidad es que las verdaderas cifras comprometidas son muy inferiores e insuficientes y que España se encuentra a la cola del esfuerzo realizado por otros países europeos".

En este sentido, señala que los 100.000 millones de euros concedidos en avales a autónomos y empresas a través del ICO, se quedan de momento en 20.000, que, en la mayor parte de los casos, cubren solo hasta el 25% de los ingresos anuales de los solicitantes, y la garantía del 80% de los préstamos "dificultará su concesión y su traslado a la economía productiva".

Por otro lado, subraya que existe una "cierta confusión" entre la prioridad de las medidas demantenimiento de la capacidad productiva y las de estímulo de la demanda, "estériles en un momento de confinamiento como el actual".

"El conjunto variopinto de medidas sucesivamente anunciadas desde el 13 de marzo, aparte de ser inocuas en muchos casos, crean inseguridad por las dificultades de interpretación y solapamiento entre ellas, y hacen recaer una parte muy importante del esfuerzo sobre el sector de empresas y particulares, que, seguramente y a tenor de lo dispuesto, acabarían asumiendo la porción más importante del esfuerzo anunciado de hasta el 20% del PIB", denuncia.

Igualmente, avisa de que la posibilidad de pasar de una recuperación larga y profunda en forma de 'L' o de 'U' hacia otra rápida e intensa en forma de 'V' se ve "seriamente comprometida" por la "escasa credibilidad del Gobierno actual frente al resto de las fuerzas parlamentarias y de la opinión pública en general, así como en el campo de negociación europea".

Según FAES, a diario hay "filtraciones contrastadas que ponen de manifiesto las dificultades del Gobierno para adoptar una línea de acción compartida entre todos los miembros de la actual coalición, con sectores importantes más preocupados con la señalización ideológica de las medidas que con su alcance económico".

Respecto al ámbito europeo, lamenta que "no ayuda el desgaste de un Gobierno que dilapidó mucho de su crédito político forzando durante los últimos dos años la flexibilización de los límites de la disciplina fiscal, alineándose junto con otros pocos casos notorios en los márgenes de la corriente principal de la ortodoxia fiscal europea".

"Nos sorprende la dureza de nuestros socios del norte de Europa y su negativa a compartir el esfuerzo que los tiempos requieren. Actitud cicatera quizá, pero tampoco ha de sorprender la respuesta dada a quienes durante los buenos tiempos piden saltarse los límites y durante los malos piden la ayuda de los demás", añade.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios