Según un estudio de Bain y EY

La hostelería perderá 300M y 1.200 empleos por cada día que se alargue el cierre total

El sector, que aporta el 6,2% del PIB en España, se juega alrededor de 10.000 millones y unos 40.000 empleos, que dependerán de la solvencia del plan de desescalada del Gobierno

Foto: Sillas y mesas recogidas en una terraza de uno de los bares y restaurantes que permanecen cerrados en Valencia. (EFE)
Sillas y mesas recogidas en una terraza de uno de los bares y restaurantes que permanecen cerrados en Valencia. (EFE)
Adelantado en

La hostelería vive una situación dramática como consecuencia del coronavirus. El cierre decretado el pasado 14 de marzo ha dejado sin ingresos un sector que genera el 6,2% del PIB en España, lo que se traducirá en una fuerte reducción de ingresos y de empleos a final de año.

Sin embargo, la intensidad del golpe dependerá en gran medida del tiempo total que se necesite mantener el confinamiento de toda la población para hacer frente a la emergencia sanitaria.

Según estimaciones de un estudio elaborado por las consultoras EY y Bain & Company, la hostelería perderá casi 300 millones de euros de facturación y generará cerca de 1.200 empleos menos respecto a un escenario sin pandemia por cada día que se prolongue el cierre total del comercio a partir del 26 de abril, tiempo que el Gobierno de España tiene previsto que dure el estado de alarma que se inició la segunda semana de marzo.

El informe estima que si para entonces se inicia un periodo de apertura restringida, que contempla dos meses de apertura parcial, limitada al 50% y con un 80% de establecimientos abiertos, la caída de la facturación anual sería de al menos el 30% (unos 40.000 millones de euros menos en todo 2020) y la bajada de empleo, en promedio anual, de unos 310.000 puestos de trabajo.

No obstante, este es el escenario más optimista, con un confinamiento total de 43 días seguido de dos meses de reactivación progresiva que sigue a otros dos meses donde la demanda será más débil por el miedo de la población, para concluir el año en una nueva realidad en la que la actividad hostelera se reducirá alrededor de un 20% sobre la situación precrisis.

Pero los expertos que han elaborado el documento advierten de que países que acumulan más experiencia con la pandemia como Italia y China han establecido periodos más amplios. Así, la región de Wuhan ha aislado a la población durante 77 días e Italia prevé recuperar parte de la actividad el 4 de mayo, tras 55 días de parón, y además no descarta extender el confinamiento hasta el 16 de mayo, es decir, elevarlo a 67 jornadas.

En un escenario en el que España tenga que ampliar el cierre total del comercio como en Wuhan, lo que vendría a ser parar toda la hostelería durante el mes de mayo, el coste económico se dispara. En ese caso, la facturación anual caería hasta un 42% (52.000 millones menos que un año normal) y la destrucción de empleo escalaría hasta los 350.000 puestos.

Es decir, que la hostelería se juega 10.000 millones de facturación y 40.000 empleos entre que la desescalada empiece tras 43 días de cierre total o arranque en el peor de los supuestos contemplados, a los 77 días.

Todo lo anterior tendrá un fuerte impacto para las arcas públicas. El estudio detalla que si se alarga el cierre como en Wuhan, se perderán hasta 5.200 millones de recaudación por IVA y el coste asociado al desempleo para la Seguridad Social se disparará hasta los 3.600 millones de euros, todo un 'shock' que abundará en el déficit público.

Por ello, ahora lo fundamental es lograr la mayor eficacia sanitaria contra el virus, que permitiría anticipar el regreso a la actividad económica y por consiguiente aliviar el daño económico que viene. El Gobierno, por ahora, se limita a decir que está estudiando todas las posibilidades de la desescalada y que está trabajando en la misma con diversos grupos de trabajo enfocados en la reactivación de la economía.

El momento del inicio de la desescalada es crucial para la economía. EY y Bain & Company alertan de que la hostelería, entendida esta como el conjunto de bares, 'caterings', restaurantes, hoteles, apartamentos y otros alojamientos, necesitará entre 6.000 y 16.000 millones dependiendo del momento del reinicio de la actividad. Todo ello para un sector, según advierten, cuya posición de tesorería es más débil que la media nacional, con lo que si las inyecciones de liquidez no funcionan con celeridad, la destrucción de tejido productivo será cada vez más estructural y menos coyuntural.

El estudio pone de manifiesto que la hostelería es un sector clave para la economía española, muy dependiente de este ramo. España es el país de todo su entorno que más depende de este ramo, que aporta un 6,2% al PIB y da trabajo a 1,7 millones de personas en todo el territorio nacional.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios