El MEDE permitiría movilizar 500.000 millones

El Banco de España pide a Europa activar los coronabonos y el fondo de rescate MEDE

El BdE pide a los líderes comunitarios "una actuación más decidida" que incluiría la emisión de bonos con respaldo común (coronabonos), así como la creación de un seguro por desempleo europeo

Foto: La sede del Banco de España sin peatones por las medidas del estado de alarma. (Efe)
La sede del Banco de España sin peatones por las medidas del estado de alarma. (Efe)

Ha llegado el momento de que la eurozona ponga en marcha una "acción más decidida" para amortiguar el desplome de la actividad provocado por la pandemia del coronavirus y las medidas de confinamiento. El Banco de España no ha podido ser más claro (dentro de su lenguaje institucional) en señalar a la Comisión Europea como el actor que se está quedando atrás en la respuesta al parón económico que está sufriendo el continente. El Banco de España considera que Europa tiene que tener listo el fondo para rescates, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), para utilizar los 500.000 millones de euros de los que dispone y ofrecer ayuda financiera a los países que lo necesiten. Además, pide poner en marcha un mecanismo para mutualizar la deuda a través de emisiones con respaldo común, figura bautizada como 'coronabonos', ya que financiarían la lucha contra la pandemia. Por último, reclama un seguro de desempleo común para que exista un mecanismo que genere transferencias automáticas entre regiones para superar los 'shocks' asimétricos.

Así figura en el informe trimestral que ha publicado este miércoles el Banco de España. La institución española manda un mensaje sin paños calientes a las autoridades europeas, después de que hayan sido los gobiernos nacionales y el Banco Central Europeo quienes han puesto en marcha su maquinaria fiscal y monetaria. La eurozona tiene capacidad para movilizar recursos minimizando los costes financieros, de modo que no puede conformarse con las medidas tibias adoptadas hasta la fecha. "Resulta necesaria una acción más decidida", señala el BdE, porque "la actual crisis sanitaria desborda las fronteras nacionales, constituyendo, por tanto, un reto común a todos los países del área del euro y del conjunto de Europa".

La situación económica es tan delicada que el Banco de España ha rechazado realizar las previsiones macroeconómicas que siempre se incluyen en el informe trimestral y tampoco realiza una estimación del crecimiento de los tres primeros meses del año. El motivo es que todavía no se dispone de indicadores económicos que permitan medir la magnitud del impacto. La caída de la actividad ha sido tan abrupta que es imposible hacer una estimación económica "con un mínimo de rigor y precisión", un mensaje que golpea directamente a la cantidad de analistas que están lanzando previsiones económicas sin disponer de datos que apoyen sus cálculos.

La magnitud del desafío requiere que las autoridades comunitarias contribuyan decididamente a su superación

Eso sí, el BdE anticipa que brote afectará "muy negativamente en el corto plazo" a la actividad económica y el empleo. "La extensión, desde finales de febrero, del brote epidémico surgido inicialmente en China a otras áreas geográficas (y, notablemente, a Europa) ha hecho descarrilar de modo abrupto en apenas un mes la evolución de la economía mundial", señala.

[Covid-19: el ensayo médico del siglo]

Para hacer frente a esta situación tan desafiante, el Banco de España reclama "una acción coordinada y solidaria que haga uso de las herramientas presupuestarias y financieras ya existentes a escala europea", principalmente el MEDE, que es el fondo creado precisamente para responder a las necesidades financieras en las épocas de crisis. Este instrumento permitiría movilizar 500.000 millones de euros, equivalente al 40% del PIB de España, para ayudar a los países con el estímulo fiscal. Lo prioritario en esta crisis es mantener indemne el tejido productivo y la renta de las familias. "Si esta estrategia resulta eficaz para erradicar el contagio, como se desprende de la experiencia de los países donde primero se puso en práctica, por ser también aquellos que comenzaron a sufrir antes los efectos del Covid-19, esos efectos negativos deberían ser predominantemente transitorios", señala el BdE. Hay esperanza, pero las medidas de apoyo a la economía tienen que ser contundentes.

En este contexto, la entidad española también pide a la Comisión Europea que considere algún tipo de mutualización de riesgos "a través de instrumentos de deuda con respaldo común". Estos son los populares 'coronabonos' que están reclamando diversos expertos y que también ha solicitado el Gobierno de España. Se trata de títulos de deuda respaldados por el conjunto de la eurozona que servirían para financiar las necesidades de liquidez derivadas de la pandemia. Esto es, no supondría mutualizar todo el déficit ni la deuda, sino que se limitaría a una parte de la factura de la crisis del coronavirus.

Por último, el BdE solicita a Europa la puesta en marcha de un mecanismo de protección social compartido, como es el seguro de desempleo comunitario. Este fondo permitiría complementar las prestaciones nacionales de desempleo y supondrían una transferencia de rentas automáticas hacia las regiones golpeadas por la crisis. Este instrumento de mutualización sí tendría un carácter estructural, por lo que su implantación es mucho más complicada.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios