Sánchez establece el estado de alarma

El Gobierno podrá intervenir hospitales privados y fábricas para combatir el Covid-19

El Ministerio de Sanidad podrá tomar el control de los centros de producción para garantizar el suministro de bienes y servicios, en especial los relacionados con la salud y la alimentación

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

El Gobierno ha aprobado este sábado, en un Consejo de Ministros extraordinario, el Real Decreto que declara el estado de alarma en España por la expansión del coronavirus. El Ejecutivo ha pasado a la acción ya con medidas contundentes destinadas a apuntalar el sistema sanitario, frenar la propagación del virus y garantizar el suministro de los bienes y servicios básicos a la población. El decreto aprobado por el Gobierno da poderes al Ministerio de Sanidad para intervenir y ocupar los hospitales y centros de salud de la sanidad privada y la red de farmacias, así como para tomar el control de sus plantillas y de los medicamentos disponibles. Todas las medidas entrarán en vigor a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Ante la saturación del Sistema Nacional de Salud por el aumento del número de infectados, el Ejecutivo ha decretado que tomará el control de la red privada de sanidad cuando sea necesario para garantizar la protección de la salud pública. "Todos los medios sanitarios civiles y militares, públicos y privados, se ponen a disposición del Ministerio de Sanidad", ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su comparecencia posterior al Consejo de Ministros. En regiones como Madrid, una de las más afectadas de España por el Covid-19, el uso de los centros privados puede ser clave a partir de las próximas horas.

El Ministerio de Sanidad también podrá imponer prestaciones personales obligatorias, tal y como determina la normativa del estado de alarma. Esto significa que el Ejecutivo podrá exigir trabajos a los españoles, lo que le permitirá contar también con las plantillas de los centros sanitarios privados, cuando lo considere necesario. Sanidad también podrá ocupar la red de farmacias, lo que podría ser muy útil en determinadas regiones, dada su capilaridad y su inventario de medicamentos. El ministerio también podrá requisar todos los bienes y medicamentos imprescindibles mientras dure esta situación. Por último, si necesita algún tipo de locales para atender a pacientes, almacenar suministros, etc., también podrá ocuparlos.

[Tras la alarma, la excepción y el sitio: las etapas de la ley frente a la pandemia]

Además de la intervención de la red de salud, el Ministerio de Sanidad también podrá tomar el control de las fábricas y centros de producción situados dentro del territorio nacional. El objetivo es garantizar la producción de los bienes necesarios para combatir el coronavirus y los suministros básicos que necesitan las familias. Los hospitales ya llevan días alertando de la escasez de instrumental básico para atender a los enfermos y realizar las pruebas del coronavirus, por lo que podría ser prioritario poner en marcha el tejido productivo para fabricar estos bienes.

Además, también se ha generado alarma en algunos territorios por el desabastecimiento de supermercados. Con este real decreto, el Gobierno asegura que se mantendrá la producción de alimentos para que no exista ningún problema de suministro. En el caso de que sea necesario, las autoridades competentes podrán tomar el control de toda la cadena distribución e incluso movilizar a las Fuerzas Armadas para garantizar que los alimentos se distribuyen correctamente.

Los supermercados y las farmacias permanecerán abiertos mientras dure el estado de alarma, así como estancos, gasolineras y bancos, pero el resto de establecimientos tendrán que cerrar. El Gobierno ha ordenado el cierre al público de hoteles, bares y restaurantes, que solo podrán repartir comida a domicilio. Además, también se cerrarán todos los locales y establecimientos de ocio, incluidos museos, cines, teatros, parques de atracciones, etc. También cerrarán todos los espacios deportivos, ya sea aquellos destinados a la práctica de ejercicio, como los de deporte profesional. Por último, quedan suspendidas las fiestas populares, desfiles y verbenas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios