REUNIÓN DEL BCE ESTE JUEVES

Los gobiernos aceleran la respuesta económica al COVID a la espera del BCE

El Gobierno alemán asumirá un 60% del sueldo neto que dejen de percibir los empleados de las empresas que deban recurrir a la reducción de la jornada laboral por el coronavirus

Foto: La canciller alemana, Angela Merkel. (Reuters)
La canciller alemana, Angela Merkel. (Reuters)

Los gobiernos de la Unión Europea abren velas contra el coronavirus. Mientras en Alemania la coalición de Ángela Merkel ha anunciado que asumirá parte de los ajustes de las empresas por la enfermedad, en Francia el ministro de Finanzas ha admitido un recorte de las perspectivas económicas por la expansión del COVID-19. A su vez, la Unión Europea ha confirmado que el gasto público de Italia para atajar el coronavirus estará excluido del déficit.

El Banco Central Europeo (BCE), a su vez, anunciará su decisión (o ausencia de esta) este mismo jueves —a penas una semana después de que la Reserva Federal de EEUU rebajase el precio del dinero de forma extraordinaria—. Con los tipos de depósito en negativo y un programa de expansión cuantitativa sin fecha de caducidad, los analistas dudan del margen de maniobra de la institución presidida por Christine Lagarde. El contexto de los mercados financieros no ayuda: mientras las bolsas europeas ahondan los mínimos con desplomes del 7% este lunes, el bono alemán alcanza mínimos históricos al cotizar en casi un -0,9%.

Tras una reunión que se extendió hasta altas horas de la noche, el Gobierno alemán acordó una serie de ayudas para paliar los efectos del coronavirus en las empresas, ante las previsibles consecuencias de la epidemia en el ámbito económico. La Oficina Federal de Empleo asumirá así un 60% del sueldo neto que dejen de percibir los empleados de las empresas que deban recurrir a la reducción de la jornada laboral como consecuencia del coronavirus. Por otro lado, el gobierno también ha dicho que aumentará la inversión en 3.100 millones de euros por año entre 2021 y 2024, una subida que alcanza un total de 12.400 millones de euros que serán financiados con el superávit presupuestario de 2019.

En España ya ha habido polémicas al respecto de cómo abordar el coste de las empresas por las medidas de precaución contra la epidemia. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, dijo el viernes que muchas empresas, en el actual momento, no podrán asumir el coste que supone pagar a los trabajadores que se puedan poner de baja por aislamiento ante la epidemia del COVID-19. "Nada tiene que ver que paguemos por una incapacidad temporal, una enfermedad, que porque alguien diga que se vaya a casa, aunque no esté enfermo", indicó.

Francia, a su vez, ha revisado a la baja este lunes su previsión de crecimiento económico como consecuencia del coronavirus, con dos décimas menos para este trimestre, hasta el 0,1%, y la perspectiva de que en el conjunto del año el incremento se pueda situar por debajo del 1%. "El impacto será severo sobre el crecimiento francés en 2020, de varias décimas de PIB", indicó en la emisora "France Inter" el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, sin precisar la cifra.

El Banco de Francia avanzó hoy que la economía gala crecerá un 0,1% en este primer trimestre, dos décimas menos de lo anticipado el mes pasado. Para el conjunto del año, el Ejecutivo esperaba hasta ahora un avance del 1,3%.

Por su parte, la Comisión Europea ha confirmado que el gasto extraordinario que apruebe el Gobierno italiano para contrarrestar el impacto económico del brote de coronavirus será excluido del cálculo del déficit estructural, y por tanto, no será tenido en cuenta cuando las autoridades comunitarias evalúen el cumplimiento de los objetivos fiscales del país transalpino. Así ha quedado constatado en una carta del vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, al ministro de Finanzas italiano, Roberto Gualtieri.

La confirmación de Bruselas a Roma llega pocos días después de la reunión del Eurogrupo por teleconferencia del pasado miércoles en la que las autoridades comunitarias ya sugirieron que se daría margen a las capitales de la moneda única si decidían adoptar medidas fiscales para tratar de minimizar el impacto económico de la epidemia.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios