El paro bajó en 7.806 personas

El empleo reacciona: febrero dejó 85.735 afiliados más, el mejor dato desde 2015

El ritmo interanual de la afiliación repuntó hasta el 1,9% tras un mes de intensa creción de empleo en la hostelería, la construcción y la educación. El sector agrario siguió perdiendo empleo

Foto: Imagen de una oficina de empleo en Madrid. (Efe)
Imagen de una oficina de empleo en Madrid. (Efe)

Después de un mes de enero muy negativo para el empleo, febrero mostró su mejor cara. La afiliación a la Seguridad Social aumentó en 85.735 personas, lo que supone el mejor mes de febrero para el empleo desde 2015 y el segundo mejor desde los años de la burbuja inmobiliaria. La contratación repuntó a lo largo del mes y permitió acelerar el ritmo interanual de creación de empleo hasta el 1,92%, después de que en enero sufriera un brusco parón hasta el 1,83%. Eso sí a pesar del repunte, el ritmo del empleo no consiguió recuperar el 2%, según los datos difundidos este martes por la Seguridad Social.

Las cifras de febrero todavía no muestran un impacto económico del coronavirus. Los sectores que tiraron del carro volvieron a ser los de la hostelería, la construcción y la educación. El caso de la construcción, que aportó más de 26.000 nuevos cotizantes, es especialmente positivo, ya que el cierre de 2019 fue especialmente preocupante. En total, el número de cotizantes superó los 19,25 millones, el mejor febrero de la serie histórica.

En términos desestacionalizados, el número de afiliados aumentó en 56.157 personas, lo que supone el mayor ritmo de creación de empleo mensual desde octubre de 2018. Un dato optimista que es el mejor reflejo de cómo la confianza de los agentes económicos se estaba recuperando en el inicio del año justo antes de que el coronavirus empezara a propagarse por Europa. Esto significa que los buenos datos de febrero podrían verse truncados en las próximas semanas si el brote de la enfermedad sigue avanzando.

En términos interanuales, el número total de afiliados aumentó en 362.000 personas, lo que supone un leve repunte de 16.600 personas respecto a enero. Sin embargo, apenas supone un pequeño rebote respecto al frenazo sufrido por el empleo desde la pasada primavera. Los datos de enero fueron especialmente negativos, por lo que esta mejoría podría tratarse únicamente de una normalización del mercado laboral.

El sector agrario, por su parte, sí que sufrió las consecuencias de un mes de febrero de movilizaciones y los resultados se vieron reflejados en los datos de afiliación. El número de cotizantes al Sistema Especial Agrario (integrado en el Régimen General desde 2012) se redujo en 15.809 personas respecto al mes de enero, lo que supone un descenso del 2,07%. En total, el sector primario perdió a 12.678 cotizantes, lo que se suma a los 17.134 perdidos en enero.

[La inversión directa extranjera se hundió en 2019]

La afiliación aumentó en todas las comunidades autónomas respecto al mes de enero. Destacó por encima de todas Cataluña, que incorporó a más de 21.100 cotizantes, seguida de Baleares y Madrid, con 12.700 y 10.600 afiliados más.

La aceleración del empleo también permitió reducir el número de desempleoados registrados en las oficinas de empleo en 7.806 personas, lo que supone el mejor febrero para el desempleo desde 2017. En total, el número de parados se redujo hasta 3.246.047 personas, casi 43.000 personas menos que hace un año. El paro se redujo en casi todas las comunidades autónomas salvo en Madrid y Cataluña, donde aumentó en 2.150 y 1.500 personas respectivamente, lo que podría reflejar el aumento de la población activa que están experimentando estas regiones.

La mejora del mes de febrero permitió acelerar el ritmo anual de caída del paro. En total, en el último año se ha reducido el número de desempleados en casi 43.000 personas, 11.000 personas mejor que en enero. Sin embargo, el ritmo de ajuste del paro sigue siendo muy reducido, principalmente como consecuencia del aumento de la población activa por la inmigración. Esto significa que cualquier cambio brusco en la creación de empleo o en la llegada de inmigrantes, podría provocar un aumento del número de desempleados.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios