cumbre del presupuesto de la ue

España se pone la meta imposible de los recortes cero en los fondos agrícolas de la UE

Sánchez ha participado en una larga noche de conversaciones en Bruselas con un objetivo imposible: evitar cualquier recorte en la PAC el próximo presupuesto europeo

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a la canciller Angela Merkel a su llegada a la cumbre. (Reuters)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a la canciller Angela Merkel a su llegada a la cumbre. (Reuters)

Las primeras horas de la ‘macrocumbre’ europea para acordar el futuro marco financiero plurianual (MFP) de la UE, que correrá del año 2021 a 2027, se han dedicado fundamentalmente a la impostura. A hacerse los duros y defender el fuerte particular de los intereses nacionales de cada Estado miembro.

El objetivo autoimpuesto por el Gobierno de España es enormemente exigente: “Estamos trabajando para que el recorte para nuestra agricultura sea del 0%. Estamos trabajando para que no haya recortes”, ha asegurado una fuente diplomática española. “No vamos a consentir que eso se reduzca de ninguna manera”, ha explicado la fuente a las pocas horas de comenzar la cumbre.

España se pone la meta imposible de los recortes cero en los fondos agrícolas de la UE

La realidad es bien distinta: la propuesta sobre la que ahora trabajan los líderes europeos, que representa el 1,074% de la renta nacional bruta (RNB) de los Veintisiete, establece un tijeretazo del 14% a la política agraria común (PAC), o lo que es lo mismo, los campos europeos perderán 52.000 millones de euros tanto en pagos directos como en ayudas al desarrollo rural durante el próximo ciclo presupuestario.

La postura española, aparentemente inflexible, busca lo que buscan todas las capitales: no mostrarse débiles para evitar que el primer tajo se lo lleven las partidas que más les afectan. “Todo el mundo está muy centrado en su situación doméstica”, explica una alta fuente europea, que califica de “densas” las conversaciones.

Y eso es justo lo que le pasa a España: sus intereses, la protección de la PAC y de la política de cohesión, destinada a ayudar con fondos europeos a las regiones menos desarrolladas, están especialmente impulsados por la crisis que vive el campo español, con los agricultores de todo el país tomando las calles.

A su entrada en el Consejo Europeo, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, calificó de “altamente decepcionante” la propuesta de Michel, que llega después de que todos los países, incluida España, rechazaran de lleno un borrador de la presidencia finlandesa que dejaba el presupuesto en el 1,07% del RNB. Incluso esa propuesta, explican fuentes españolas, era mejor que la actual.

España está especialmente preocupada por los tijeretazos al Pilar I de la PAC, el destinado a los pagos directos a los agricultores, el que más impacto puede tener sobre la crisis que ahoga al campo español. Es, en concreto, el que menos recorte ha sufrido dentro de la mala situación: solo recibe un tijeretazo del 10% frente al 25% del Pilar II, el destinado a desarrollo rural.

El ministro francés de Agricultura, Didier Guillaume, ha asegurado esta mañana en la radio francesa que Emmanuel Macron había logrado una "gran victoria" frenando el recorte de la PAC con un supuesto acuerdo que dejaba la partida agraria en los 375.000 millones. Sin embargo no ha habido todavía negociación entre todos, y las propies fuentes diplomáticas francesas han rebajado las expectativas creadas por el ministro.

Los ‘frugales’, Países Bajos, Dinamarca, Suecia y Austria, a quienes se suma Alemania, que defienden un presupuesto mucho menor, de cerca del 1% del RNB y que se redirijan los fondos de PAC y cohesión a nuevas prioridades como medio ambiente o gestión migratoria, consideran que, de hecho, si un pilar tiene que ser más recortado, ese es el primero, porque señalan que es el que más choca con la agenda de transición ecológica. Una fuente diplomática española defiende que es imposible lograr una economía verde sin involucrar a los agricultores.

España ha llegado a esta cumbre sin una red de alianzas demasiado consistente. Francia y Portugal apoyan también el mantenimiento de la PAC, pero ni siquiera están completamente alineados, lo que debilita bastante sus posiciones frente al grupo de los ‘frugales’, mucho más apiñados y con las ideas claras.

Michel ha dedicado toda la madrugada a reunirse con los distintos líderes, y España anunció que dejaría clara su posición, que es que no son aceptables ningún tipo de recortes. Al presidente del Consejo Europeo no le quedará otra opción que meter tijera. El objetivo español ahora es que el recorte no sea demasiado grande y que, en el mejor de los escenarios, se pueda revertir la cifra actual del 14%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios