Es noticia
Menú
La UE se adentra en una madrugada de lucha fratricida por sus futuros presupuestos
  1. Economía
PRIMERA NOCHE DE LA MACROCUMBRE

La UE se adentra en una madrugada de lucha fratricida por sus futuros presupuestos

Los líderes europeos se enzarzan en una larga noche de conversaciones bilaterales en la búsqueda de un encuentro entre profundas divisiones y tensiones

Foto: Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. (Reuters)
Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. (Reuters)

La ‘macrocumbre’ europea para intentar llegar a un acuerdo respecto al futuro Marco Financiero Plurianual (MFP), que debe cubrir los ejercicios del 2021 al 2027, ha entrado ya en su primera madrugada tras una primera jornada de conversaciones. Ahora los líderes negocian entre ellos y buscan posibles alianzas en una cumbre que parece condenada al fracaso y a una nueva convocatoria en algunas semanas.

La propuesta que hay ahora mismo encima de la mesa, que deja el MFP en el 1,074% de la renta nacional brutal (RNB) y da importantes tijeretazos a la Política Agraria Común (PAC) de hasta el 14% y a la Política de Cohesión hasta el 12%, tienen descontentos prácticamente a todos. España y los ‘Amigos de la Cohesión’, entre los que están Portugal, Italia, Grecia o los del este, consideran que se queda corta, mientras que los ‘frugales’, Países Bajos, Dinamarca, Suecia y Austria, señalan que es demasiado grande, y apuestan por unas cuentas del 1% del RNB con mayores recortes en PAC y Cohesión.

placeholder Tractores en una protesta contra la situación en el campo. (EFE)
Tractores en una protesta contra la situación en el campo. (EFE)

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo y antiguo primer ministro belga, tenía buena fama porque ser líder de un país como Bélgica es difícil: tener que tejer acuerdos entre múltiples partidos que se odian entre ellos es una buena carta de presentación para lidiar con las dinámicas internas del Consejo Europeo.

Y la cosa puede salir o muy bien o muy mal. Pero Michel está aplicando la técnica belga. Bilaterales una y otra vez, hasta la saciedad, el tiempo que haga falta. Es la cultura belga. Y esta madrugada estará dominada por ese espíritu de negociación insaciable, aunque aparentemente no vaya a ningún sitio. Michel sabe, o al menos cree, que uno de los caminos más efectivos hacia el acuerdo es el cansancio. Pero es difícil saber si eso se aplica igual a la UE que a Bélgica.

Foto: Pedro Sánchez a su llegada a la cumbre europea. (EFE)

“Este mecanismo puede servir para la política belga pero no para un Consejo Europeo”, ha advertido una fuente diplomática, que señala que solo el 20% de los Estados miembros creen que sea posible lograr un acuerdo en este cónclave. Todos apuestan por un nuevo encuentro dentro de algunas semanas.

La situación es mala porque las posturas son muy diferentes. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, ha calificado la propuesta de Michel de “altamente decepcionante”, mientras que su homóloga finlandesa, Sanna Marin, que ni siquiera se encuentra entre los más duros, ha explicado que se va “por el mal camino”, con un monto demasiado alto.

Los ‘frugales’ han llegado a la cumbre sin esconderse, sin intención de hacerse pasar por lo que no son. Su actitud es altiva, bordea por el exterior los límites de lo correcto hacia el resto de los líderes. Mark Rutte, primer ministro holandés, llegó a la cumbre explicando que había llegado con la última biografía publicada de Chopin y una manzana para comer algo entre horas porque, aseguraba, algo tendría que hacer.

placeholder Rutte charla con la canciller Angela Merkel. (EFE)
Rutte charla con la canciller Angela Merkel. (EFE)

Xavier Bettel, primer ministro Luxemburgués, cuyo país es el que más contribuye respecto a su renta nacional bruta, ha llamado la atención a los países más ricos, y ha pedido que se cambie de actitud para evitar que la cumbre acabe convertida en un bazar en el que se regatea hasta el último euro.

España se muestra inflexible por ahora. “No vamos a consentir que eso (la PAC) se reduzca de ninguna forma”, ha asegurado una fuente diplomática, a pesar de que en cualquier caso estas partidas tradicionales van a tener que afrontar recortes, como llevan haciendo desde hace tiempo.

Otro de los puntos de conflicto son los rebates, correcciones que se hacen al presupuesto para compensar a los países que más contribuyen. El primero lo obtuvo el Reino Unido en 1985. En esta última etapa, entre 2014 y 2018, Londres recibía de vuelta unos 5.600 millones de euros al año.

Para el resto de Estados miembros, a diferencia de lo que era para el caso británico, los rebates se hacen sobre la marcha, en cada MFP. Por ejemplo, Dinamarca se ha beneficiado de una rebaja de 130 millones al año, Países Bajos de 695 millones y Suecia unos 185 millones anuales. Además, algunos países, como Alemania o Suecia, se benefician de una rebaja en las contribuciones del IVA.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. (EFE)

España, junto a otros Estados miembros, consideran que es inaceptable, y que era una situación generada por el desequilibrio que creaba el rebate original del Reino Unido. “Se tienen que ir desde el día uno del próximo presupuesto”, asegura una fuente diplomática española. “¿Qué hay que negociar?”, se preguntaba otra fuente española. Y la respuesta era clara: “Que se supriman el día uno y medio”.

En realidad España sabe que es parte de “la ecuación”, y están dispuestos a dar rebates a los países más ricos a cambio de que cedan en su bloqueo a que el presupuesto sea más alto de lo que se propone ahora mismo.

Fuentes europeas señalan que todas las partes están instaladas en el “no” al mismo tiempo que Michel mantiene bilateral tras bilateral con cada uno de los líderes, con la idea de poder, en el mejor de los casos, poner una nueva propuesta encima de la mesa que sea aceptable para más miembros.

En realidad, el secreto está, como admiten varias fuentes, en que todo el mundo esté más o menos igual de insatisfecho. En ese caso, Michel y su equipo habrán conseguido un compromiso, el único acuerdo posible.

La ‘macrocumbre’ europea para intentar llegar a un acuerdo respecto al futuro Marco Financiero Plurianual (MFP), que debe cubrir los ejercicios del 2021 al 2027, ha entrado ya en su primera madrugada tras una primera jornada de conversaciones. Ahora los líderes negocian entre ellos y buscan posibles alianzas en una cumbre que parece condenada al fracaso y a una nueva convocatoria en algunas semanas.

Consejo Europeo Bélgica Austria IVA Reino Unido
El redactor recomienda