SOLO AFECTARÍA AL 6% DE LA POBLACIÓN

S&P ve margen para subir el SMI en España "sin perjudicar la evolución del empleo"

El SMI en España era muy inferior al de otros países y aún está lejos del 60% del salario medio, ha expuesto Marko Mrsnik, director de ratings soberanos

Foto: Sector hostelero (Efe)
Sector hostelero (Efe)

La agencia de calificación crediticia S&P Global Ratings considera que España cuenta aún con margen para subir el salario mínimo, puesto que aún está lejos del 60% del salario medio, incluso después del alza del 22% realizada el año pasado.

"El SMI en España era muy inferior al de otros países y aún está lejos del 60% del salario medio", ha expuesto Marko Mrsnik, director de ratings soberanos de S&P Global Ratings, para quien todavía existe potencial de subirlo "sin perjudicar la evolución del empleo en España".

El analista de S&P ha defendido que durante varios años en España se han registrado importantes incrementos de los beneficios empresariales y ha subrayado la necesidad de tener en cuenta la realidad social del país.

En este sentido, Mrsnik ha recordado que los recortes salariales acometidos en España han contribuido a mejorar la competitividad de la economía, algo que se ha visto intensificado gracias a la bajada de los costes financieros de las empresas como consecuencia de los bajos tipos de interés, lo que ha impulsado al alza los beneficios empresariales.

"El SMI no había subido durante años hasta la subida del pasado ejercicio, así que hay margen todavía", ha señalado, aunque ha apuntado que quizá este espacio no sea tanto como para llevar a cabo más subidas sustanciales del SMI en poco tiempo.

En cualquier caso, el analista de S&P considera que la subida del SMI afectaría directamente a un porcentaje muy pequeño de los trabajadores, ya que solo cobran el salario mínimo entre el 5% y el 6% del total.

Esperamos que, tras la subida en el sector público, también suban (los sueldos) en el sector privado

Por otro lado, el experto ha explicado que las subidas de salarios y la creación de empleo continuarán siendo los principales motores de crecimiento de la economía española en 2020 y 2021. "Esperamos que, tras la subida en el sector público, también suban (los sueldos) en el sector privado", ha añadido.

De este modo, la calificadora de riesgos prevé que la tasa de paro de España se situará este año en el 13,2% y el año próximo bajará al 12%, lo que sigue siendo un desempleo demasiado elevado y caracterizado por la alta temporalidad, su amplia incidencia entre los jóvenes y un elevado porcentaje de parados de larga duración.

Derogación reforma laboral

No obstante, sobre lo que sí ha alertado la agencia es sobre la derogación completa de la reforma laboral para regresar a un escenario semejante al de 2009 o 2010 y ha asegurado que de ocurrir perjudicaría al rating de España.

"Si la derogación de la reforma laboral nos devuelve a la estructura de 2009 o 2010, sería negativo, pero si se mejorase la precariedad laboral, se reduce el paro juvenil o de larga duración podría resultar positivo al mejorar el potencial de crecimiento de la economía", ha señalado Mrsnik.

"Si quiere decir volver a la situación de antes, con una derogación completa, sería perjudicial para el rating, pero si se trata de aportar soluciones a los problemas estructurales del mercado de trabajo, que son muy importantes, esto sería algo positivo, porque devolvería la confianza al consumidor y también subiría el potencial de crecimiento, que actualmente se calcula en torno al 1,5%", ha añadido el analista.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios