SEGÚN UN ESTUDIO DE BAKER MCKENZIE

La inversión china se olvida de España... cae un 95% en 2019

Los flujos hacia España no han sido inmunes a una serie de factores que han afectado a la inversión china en todo el mundo como pueda ser las restricciones de capital

Foto: El embajador de China en España, Zhu Bangzao,
El embajador de China en España, Zhu Bangzao,

2019 no ha sido un buen año para la inversión china en España. Según el último estudio realizado por el despacho de abogados Baker McKenzie, esta se redujo un 95% en hasta apenas 80 millones de dólares. Una cifra modesta si se compara con los 1.170 millones de dólares que invirtieron en nuestro país justo un año antes.

Y es que los flujos hacia España no han sido inmunes a una serie de factores que han afectado a la inversión china en todo el mundo como pueda ser las restricciones de capital por parte del gobierno de Pekín, el fortalecimiento de las regulaciones tanto en EEUU como en Europa, la desaceleración económica o la disminución de la liquidez en el país asiático. Además, el contexto de tensiones comerciales entre la fábrica del mundo y occidente no han ayudado tampoco.

Así, la a inversión china en Europa también se redujo aún más que en 2018, completando operaciones por valor de 13.400 millones de dólares en 2019, lo que representa el nivel más bajo desde 2013. Los principales países receptores de inversión china en Europa en 2019 fueron Finlandia (adquisición de Anta por Amer), Reino Unido (inversión adicional de Jiangsu Shagang en Global Switch), Suecia (adquisición de Evergrande de una participación del 51% en NEVS), Alemania e Italia. Finlandia registró el mayor crecimiento interanual en 2019. Mientras tanto, la inversión china en Francia descendió de 1.800 millones de dólares en 2018 a menos de 100 millones de dólares en 2019. La inversión china en Alemania también disminuyó de 2.500 millones de dólares en 2018 a solo 700 millones de dólares en 2019.

A nivel mundial, las fusiones y adquisiciones chinas anunciadas en 2019 totalizaron 57.000 millones de dólares, un 29% menos que los 80.000 millones de 2018, mostrando el nivel más bajo en seis años. Según el informe de Baker McKenzie, esta importante desaceleración en las fusiones y adquisiciones en el exterior de China forma parte de un contexto global de descenso de operaciones de M&A. Con la excepción de América Latina, todas las regiones del mundo experimentaron una relevante disminución de la actividad inversora china en 2019 en comparación con 2018. La inversión china en Europa descendió en un 40% y en Norteamérica un 27% en 2019 alcanzando un total de 18.900 millones de dólares, la cifra más baja desde 2010 y un 83% menos que los máximos marcados en 2017 donde las compañías chinas invirtieron 107.000 millones de dólares.

Con todo, las perspectivas para 2020 son optimistas. Según las estimaciones del despacho internacional, operaciones como la anunciada a finales de diciembre en
relación con la toma de una importante participación por parte de la compañía china China Railway en una compañía española del sector infraestructuras (Aldesa) valorada en 250 millones de euros, lo que muestra que las empresas españolas siguen siendo atractivas para el inversor chino.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios