EL PRECIO DE TU CENA, EN DATOS

Qué día comprar el cordero, el besugo o las gambas para ahorrar al máximo en Navidad

Analizamos el precio de los elementos que nunca faltan en las cenas familiares para que puedas decidir tu menú con criterio y cenar tan bien como siempre... pero mucho más barato

Foto: Evolución del precio de las gambas desde 2014. (Montaje: EC)
Evolución del precio de las gambas desde 2014. (Montaje: EC)

No nos engañemos, tu familia lleva cenando prácticamente lo mismo en Navidades desde hace años. Y por una buena razón.

Solo con mucho ensayo y error se alcanza esa receta ancestral para el cordero asado de la abuela, ese flan de turrón que traen siempre tu hermana y su marido, el crujiente perfecto de la merluza al horno de mamá, el aliño para la ensalada de perdices, el picor ideal de ese queso nunca demasiado añejo, el punto meloso de esas croquetas de cuya composición nunca estamos realmente seguros.

Entonces, si ya sabemos desde el año pasado lo que vamos a comer este, ¿por qué arriesgarnos a sufrir una clavada al ir a comprar los ingredientes?

En El Confidencial hemos recopilado los precios que han alcanzado diez clásicos navideños durante todo el mes de diciembre y desde hace cinco años. De esta forma podemos observar cuánto suben de precio y, sobre todo, cuándo. Con esta información y, quizá, algo de congelador, podrás ahorrarte un dineral y cenar tan bien como siempre en Nochebuena o Nochevieja.

Entrantes

Comenzamos con una buena noticia. El langostino está en su precio más bajo desde 2014, pero tampoco se duerma en los laureles. Si seguimos la tendencia de los dos últimos años, este suculento crustáceo suele alcanzar su precio máximo entre el 24 y el 27 de diciembre. Es decir, que o compras ahora y congelas o mejor espera hasta antes de Nochevieja.

Muchas familias, especialmente en los alrededores del Cantábrico, no conciben una cena navideña sin una bandeja de rabas de calamar. Otras lo consumen relleno y otras con un arroz a la marinera. Da igual, el precio es el mismo para todas. Este año ha comenzado con un precio al alza, aunque es uno de los manjares navideños con tendencia más errática. En los dos últimos ejercicios ha alcanzado su precio máximo en torno al 20 de diciembre para luego descender abruptamente hacia Año Nuevo.

Las gambas, otro clásico navideño, llevan camino de dispararse en el mercado de abastos este año y batir el récord del año pasado. Quienes tuvieron que adquirir gambas el 24 de diciembre de 2018 las pagaron a más de 76 euros por kilo. Si las hubieran comprado solo una semana antes habrían pagado 53 euros.

Pescados

Dos de los obsequios del mar más habituales en las mesas españolas llevan trayectorias muy diferentes. El besugo anda actualmente disparado, con un precio por kilo cinco euros superior a 2018, pero podría estancarse de aquí al día de Nochebuena, donde todos los años confluye en su máximo valor.

La merluza está acercándose también al momento en el que su precio, tras crecer vertiginosamente, comienza a bajar. Aunque es también bastante irregular en su valoración, es uno de esos productos que conviene comprar cuanto más cerca de Nochebuena mejor, pero con esta estrategia siempre hay un riesgo: que se acabe.

Carnes

Habitualmente el plato principal en la mayoría de hogares, la ventaja de las carnes es que tienen un precio mucho más estable que los pescados y mariscos, aunque esto no quiere decir que no aumenten antes de las fechas señaladas. Una opción económica este año es la ternera, bastante más asequible que otras carnes y que además en 2019 está por debajo de su valor habitual en Navidad.

Por el contrario, la popularidad del cochinillo va pareja a su precio, y este ha aumentado más de un euro por kilo con respecto a 2018. Si no lo has adquirido ya, tampoco te preocupes demasiado en hacerlo porque no tiende a subir mucho más de aquí a final de año.

Si lo que se estila en tu hogar es el cordero, tenemos una noticia buena y una mala. La buena es que el cordero lechal, el más apreciado, está más barato de lo que acostumbra a estas alturas del año, por lo que puede ser una buena adquisición siempre y cuando no tardes mucho en comprarlo: suele tocar techo precisamente antes de la cena de Nochebuena.

Por el contrario, el cordero recental, una opción muy apreciada y más socorrida en precio que la anterior (se conoce como cordero lechal al que tiene menos de 45 días y recental al que tiene entre 45 y 100) está más caro que de costumbre, unos seis céntimos por kilo más que el año pasado.

Postres

La fruta navideña por antonomasia es la uva. Afortunadamente el precio de un racimo para Nochevieja no ha arruinado nunca a nadie, aunque puede sufrir importantes variaciones de precio, desde los 1,40 euros hasta más de dos por kilo.

Con las uvas frescas tenemos la misma suerte que con la merluza: cuanto más se acerca el día de su consumo más baratas suelen resultar (la única excepción estos últimos años es 2016) pero cuidado, si tardas mucho en ir a por ellas o no las reservas en la frutería, corres el riesgo de tener que comértelas enlatadas y acabar pagando más de tres euros por ellas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios