Las facturas del hogar no dejan de crecer

Coches, mascotas y copas: así hemos aumentado el consumo en la recuperación

Las familias han vuelto a darse algunos caprichos con la recuperación. Sin embargo, hay dos partidas que siguen ahogando: los alquileres y las facturas del hogar

Foto: (iStock)
(iStock)
Adelantado en

Entre 2007 y 2013 las familias españolas redujeron su consumo un 13% (un 23% en términos reales, esto es, descontada la inflación), lo que da buena muestra de hasta qué punto se apretaron el cinturón como consecuencia de las penurias de esos años. El consumo tocó suelo en 2013 y desde entonces ha repuntado gracias a la recuperación del empleo y los salarios.

Desde 2013 hasta 2018 el consumo aumentó un 15%, lo que hace que el gasto total esté en línea con el que había antes de la crisis (todavía no lo es en términos constantes, lo que significa que gastan más pero obtienen menos bienes y servicios). En total, el gasto por persona ha aumentado en 1.261 euros al año (sin incluir los alquileres imputados a la vivienda en propiedad), y el gasto total supera ya los 9.600 euros por persona.

En estos años de recuperación, los hogares han aprovechado para satisfacer la demanda embalsada durante la crisis. Y lo han hecho en una doble dirección. La primera: han repuesto los bienes de consumo duradero que son más caros. Y, la segunda: se han dado algunos caprichos. —A partir de aquí se ofrecen los datos en términos corrientes, salvo los casos en los que se indique lo contrario, ya que así se conoce el reparto del gasto total. Los datos proceden de la encuesta de presupuestos familiares que acaba de revisar Eurostat, por lo que excluyen el consumo de los turistas foráneos—.

Si algo han hecho los residentes en España en estos años es salir: de bares, restaurantes y en turismo. En total, han dedicado 278 euros más por persona a estos servicios, lo que supone un incremento del 31%, hasta los 1.186 euros por persona y año. Sin embargo, a pesar de esta subida, todavía gastan menos que en 2007, en concreto, un 3% menos.

[La clave del crecimiento de la economía española está en el reparto de la renta]

Además de salir y viajar, los españoles han aprovechado la recuperación para cambiar de coche. El parque de automóviles envejeció rápidamente durante la crisis y en los últimos años ha vuelto a rejuvenecer. En total, el gasto en vehículos (incluye reparación) ha aumentado en 270 euros al año por persona, un incremento del 49%, esto es, el mayor incremento porcentual. Sin embargo, también esta partida sigue siendo inferior a la que había antes de la crisis, en concreto, es casi un 20% inferior.

Los hogares no solo tenían demanda embalsada de coches, también de bienes del hogar y de inversión en vivienda. La recuperación permitió reactivar los sectores de muebles y electrodomésticos, que, junto al coche, suponen el mayor desembolso corriente de las familias. El gasto en muebles ha aumentado en casi 100 euros desde 2013, un aumento del 22% y el de aparatos electrónicos se ha incrementado en 62 euros anuales, un 15,7% más. En total, esta demanda embalsada de coches, muebles y aparatos electrónicos se ha llevado más de un tercio del nuevo consumo de los hogares.

Si se analiza el aumento del gasto en porcentaje, destaca la fuerte subida en mascotas y flores, que se ha disparado un 40% en estos años. Esta partida no solo incluye el precio de compra, sino también el gasto en veterinarios y medicamentos para los animales. Sin duda, muestra el auge de un sector que apenas sufrió durante la crisis y que vive un momento dulce. En total, los españoles se gastan cada año más de 102 euros per cápita en mascotas y plantas para el hogar, un 34% más que en el pico de la burbuja.

Otra de las partidas que ha crecido de forma significativa es la de juguetes y juegos para el hogar, que ha crecido un 36% durante la recuperación. Sin embargo, el gasto en estos bienes está todavía un 8% por debajo del que había antes de la crisis.

Otras dos partidas que destacan son la de consumo de bebidas alcohólicas y tabaco. Mientras que el consumo de alcohol ha crecido de forma constante durante la crisis y después de ella, el de tabaco ha caído de forma constante. En total, el gasto per cápita en bebidas ha superado los 79 euros al año (excluye el gasto en bares) y acumula una subida del 20% desde 2007. Por el contrario, el gasto en tabaco ha caído un 16% hasta situarse por debajo de los 130 euros por persona al año.

Las facturas ahogan

Si hay algo que está ahogando a las familias, ese es el gasto en alquileres y en las facturas del hogar: luz, agua y gas y tasas por servicios públicos. El gasto en alquileres es el que más ha crecido desde 2007, hasta el punto de que se ha disparado casi un 60%. Esta estadística está muy influida por el aumento del parque de vivienda en alquiler, ya que durante la crisis los españoles no podían comprar una casa. En total, el gasto medio en alquileres superó en 2018 los 415 euros per cápita.

En el caso de las facturas del hogar (incluye tasas, como las basuras), suponen la tercera partida que más ha aumentado, con una subida del 38% acumulada desde 2007. Y eso a pesar de la caída del precio del petróleo en los últimos años. Las facturas siguen ahogando a los españoles, ya que suponen un desembolso de 902 euros al año por persona, 250 euros más que antes de la crisis.

De hecho, la principal vía de ahorro que han tenido las familias durante esta recuperación es la caída del precio de los combustibles de automoción. En concreto, el gasto en gasolinas y gasóleos ha caído en 21 euros anuales por persona, un descenso del 4% desde 2013.

[La trampa de la precariedad atrapa a los españoles]

El gasto de los hogares también recoge el 'boom' de la escuela concertada, que ha supuesto un importante desembolso para las familias. En total, el gasto en educación ha subido un 56% desde 2007 y un 18% desde 2013, hasta superar los 185 euros per cápita.

Los hogares también gastan más en transporte público, con una subida del 31% desde 2013 y del 34% acumulada desde 2007. Este incremento responde, en buena medida, al aumento del turismo y a la subida del precio de los billetes públicos.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios