Por debajo de los registros de los noventa

España rompe el mínimo histórico de nacimientos: 170.000 hasta junio

La natalidad se encuentra en caída libre desde 2009 y acumula un descenso del 33%. El número de defunciones fue de 215.000, lo que significa una pérdida natural de población de 45.400 personas

Foto: Imagen de un recién nacido (Efe).
Imagen de un recién nacido (Efe).

El invierno demográfico de España arrecia a medida que pasan los años. En los seis primeros meses de 2019 se registraron únicamente 170.074 nacimientos en España, el dato más bajo de la serie histórica y se sitúa ya por debajo del mínimo histórico, que llevaba vigente desde 1995. Solo en el último año se han perdido nada menos que 11.000 nacimientos, un descenso del 6,2% en un solo año, según los datos publicados por el INE.

Esta fase de hundimiento de la natalidad se inició en el año 2009 con el estallido de la crisis y la pérdida de inmigrantes que volvían a sus países de origen ante la falta de oportunidades en España. En ese momento comenzó una nueva fase descendente del número de nacimientos que acumulan ya una caída superior al 33%. Esto significa que por cada tres niños que nacían en 2008, ahora nacen dos.

La caída de las tasas de fecundidad y el envejecimiento de la población generan la tormenta perfecta contra la natalidad en España. La tasa bruta de natalidad (número de nacimientos por cada 1.000 habitanes) ha caído en el inicio del año por debajo de 8, el dato más bajo de la historia. Si se tiene en cuenta la tasa de natalidad solo de los españoles, el dato es todavía más preocupante: 7,01 nacimientos por cada 1.000 habitantes.

En 1995 este indicador era de 9,15 nacimientos por cada 1.000 habitantes y en 2019 se sitúa ya em 7,94 nacimientos. El envejecimiento de la población condena al país a tener tasas de natalidad muy reducidas lo que genera un círculo vicioso de cara a las próximas décadas. Y no solo eso, también supone una complicación añadida para el sostenimiento del estado de bienestar y el sistema público de pensiones.

Solo en el último año, el número de nacimientos ha caído un 6,2%. Este descenso ha sido generalizado en todas las comunidades autónomas salvo en La Rioja, donde aumentaron un 5,9% (en su caso son datos muy bajos, apenas 1.184 nacimientos, de ahí que los niveles de volatilidad sean superiores y se produzcan estos saltos positivos temporales). Por el contrario, Asturias y Castilla-La Mancha registran los peores datos con una caída de la natalidad de doble dígito, del 12% y 11,1% respectivamente.

Las mujeres cada vez retrasan más la natalidad, lo que también limita su periodo de fertilidad. La edad media de las madres al tener a su primer hijo superó por primera vez en la historia los 31 años. Además, la edad media de la maternidad en 2018 fue de 32,2 años, otro máximo y también el dato más alto de toda la Unión Europea.

Pérdida de población

El número de defunciones en los seis primeros meses del año fue de 215.478 personas, 12.000 menos que en el mismo periodo de 2018, pero en línea con los datos de los últimos años. De esta forma, en 2019 se vuelve a producir una pérdida natural de población, esto es, mayor número de muertes que de nacimientos. En concreto, el saldo vegetativo negativo fue de 45.404 personas, en línea con los 46.420 habitantes que se perdieron en el mismo periodo de 2018.

España suma ya cuatro años consecutivos de pérdida natural de población que solo se compensa con el incremento de la inmigración. Es así como la llegada de población extranjera compensa tanto los datos de natalidad como de población total.

El saldo vegetativo fue negativo en todas las comunidades autónomas salvo en tres: Madrid, Murcia y Baleares. El resto, todas sufrieron más muertes que nacimientos. Los peores datos se registraron en Galicia y Castilla y León, dos de las regiones más envejecidas, y que perdieron más de 8.000 habitantes en los seis primeros meses del año.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios