SEGÚN EL ÚLTIMO ESTUDIO DE METLIFE

Por qué uno de cada cinco norteamericanos huye del banco y guarda el dinero en casa

Un 20% de los encuestados asegura que ya no confía en los bancos para dejar sus ahorros por miedo a la posible desaceleración que puede llegar en los próximos años

Foto: Por qué el 20% de norteamericanos huye del banco y guarda el dinero en casa. (Unsplash)
Por qué el 20% de norteamericanos huye del banco y guarda el dinero en casa. (Unsplash)

Quedan pocos días para acabar el mes y tu empresa te acaba de ingresar la nómina. Es el momento de acudir a banco y sacar todo el dinero que te han pagado. ¿El motivo? Prefieres tenerlo guardado bajo el colchón que en una entidad financiera. Puede sonar a broma o, incluso, a tiempos pasados, pero lo cierto es que es una realidad que se está produciendo a día de hoy: en Estados Unidos, una de cada cinco personas ya opta por esta forma de guardar sus ahorros.

Así lo sugiere el último estudio llevado a cabo por MetLife, la mayor empresa de seguros del país norteamericano, en el que se confirma que el 20% de los encuestados ha decidido huir de los bancos para guardar sus ahorros dentro de casa. El miedo a una hipotética recesión ha provocado que una importante parte de la población norteamericana haya comenzado a guardar su dinero dentro de casa, alejándolo de las tradicionales entidades bancarias.

Este estudio también asegura que el 41% de las personas que tienen sus ahorros invertidos en diferentes planes ahora los revisa de manera más habitual, con el objetivo de comprobar que se están cumpliendo las condiciones pactadas previamente. Y, además, asegura que el 40% de los encuestados ha comenzado a cerrar el grifo del gasto, ahorrando más dinero ante la perspectiva de que en los próximos años puedan venir tiempos difíciles, según MetLife.

Sin embargo, muchos expertos consideran que guardar el dinero en casa no es tan buena idea como se podría pensar. El planteamiento es sencillo: si yo guardo mi dinero, sé lo que está pasando en cada instante con él, dónde está y, si lo necesito, solo tengo que acudir a él, sin miedo a que al ir a una entidad me pueda encontrar sin la liquidez que necesite en un momento determinado. Sin embargo, advierten de que tenerlo en casa podría no ser la mejor opción.

En primer lugar, aseguran que si un importante número de habitantes siguiera el mismo camino al mismo tiempo, se podría dar un proceso inflacionista que, a la postre, terminaría restando valor al dinero. Otro de los motivos que esgrimen es que, dejándolo en casa, no se obtienen los réditos bancarios que se conseguirían en caso de tener el dinero en cuentas de ahorro, en las que se pueden lograr una serie de intereses solo por mantener el dinero en el banco.

(Pixabay)
(Pixabay)

El tercer argumento que esgrimen es el de la seguridad. Tener el dinero bajo el colchón es, evidentemente, menos seguro que tenerlo en una entidad bancaria, pues existe el riesgo de que se pueda dañar, destruir o perderse. El simple paso del tiempo, un incendio o un robo pueden hacer que se pierdan buena parte de los ahorros, algo que en el banco no nos ocurriría, al estar protegido. Y, en caso de suceder, se subsanaría por parte de la entidad.

Pero la población muestra cada vez más desconfianza a la hora de dejar que sus ingresos los gestionen terceras personas, lo que provoca que en muchos casos se decida por guardarlos en casa para tener mayor control sobre el dinero. Sea como fuere, lo cierto es que la desconfianza económica ha llegado: el miedo a una posible recesión a corto plazo ha provocado que la población de la mayor economía del mundo no confíe en los bancos. ¿Síntoma de lo que está por venir?

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios