El sistema se tambialea

La Seguridad Social paga a los jubilados una pensión un 28% superior a lo que cotizaron

El desequilibrio actuarial de las pensiones tensiona la sostenibilidad del sistema. Para paliar este desajuste, sería necesario lograr un crecimiento del PIB real superior al 5%

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El sistema de pensiones español tiene un desequilibrio estructural derivado del envejecimiento de la población que es bien conocido. Sin embargo, no es tan popular el problema interno que tiene debido al desequilibrio entre las aportaciones de los trabajadores y lo que perciben posteriormente con su pensión. Si un trabajador termina recibiendo más de lo que aportó (incluyendo la rentabilidad del capital), entonces el sistema entra en un desequilibrio que solo se puede corregir si aumenta la base. Un Esquema Ponzi de libro.

El Instituto de Actuarios Españoles ha elaborado un análisis sobre la relación actuarial entre las aportaciones y las prestaciones para arrojar una visión técnica de la situación del sistema público de pensiones. Y su conclusión es contundente: “La sostenibilidad actuarial del sistema de pensiones español en la actualidad está muy cerca de poder ser considerada como muy mala. Esto significa que, si alguna vez existió un principio actuarial para definir las relaciones más significativas del sistema de pensiones, actualmente ha desaparecido”, alerta el informe.

Actualmente, cada pensión de jubilación cuesta un 28% más de lo que aportaron esos trabajadores (todo ello en términos reales, esto es, descontada la inflación). O lo que es lo mismo, por cada 100 euros de cotización, el pensionista recibirá 128 euros. Esto significa que existe un gran desequilibrio entre las cotizaciones y la jubilación. El aumento de la esperanza de vida está detrás de este desajuste. Los jubilados cobran su pensión por más tiempo. Sin embargo, aunque van a percibir más pensión, no cotizan más tiempo, porque la duración de las carreras de cotización está prácticamente estancada.

[El Gobierno prevé reducir el déficit de la Seguridad Social en 260 millones en 2019]

Se genera así un desequilibrio que lleva a la existencia de un déficit actuarial equivalente al 28% de las aportaciones. Según las estimaciones del Instituto de Actuarios Españoles, sería necesaria una rentabilidad (TIR) del capital equivalente al 3,81% anual para que las pensiones pudiesen financiarse, un ritmo muy superior al crecimiento potencial de la economía, que es quien marcaría la rentabilidad real del capital. “En la actualidad, este valor de referencia habría que situarlo cerca del 2%, con lo cual la distancia hasta poder conseguir el equilibrio actuarial sería significativamente mucho mayor”, explica el estudio.

Más del 75% de los compromisos del sistema público de pensiones podrían quedar sin cubrir por los ingresos de cotizaciones

Estos datos muestran, de forma precisa, que las pensiones de jubilación que está pagando España no se autofinancian. O lo que es lo mismo, los jubilados ganan más de lo que aportaron. Si este desequilibrio se une al desajuste de la pirámide poblacional, que en los próximos años se ensanchará por la cúspide, el sistema de pensiones tendrá una situación financiera muy delicada.

El Instituto de Actuarios estima que actualmente existe un ratio de solvencia del 65,7%, o lo que es lo mismo, un 34,3% de los compromisos asumidos por la Seguridad Social no tienen cobertura de activos (suma de aportaciones + rentabilidad del capital). A medida que se acumulen desequilibrios, el resultado será que la ratio de solvencia caerá hasta situarse en el 25%, lo que significa que “más del 75% de los compromisos del sistema público de pensiones podrían quedar sin cubrir” por cotizaciones sociales.

De ahí que el futuro del sistema de pensiones tenga un futuro complicado por delante. Una de las soluciones en las que coinciden cada vez más partidos políticos es en que hay que financiar con impuestos una parte de las pensiones porque las cotizaciones no generarán ingresos suficientes para cubrirlas. El otro camino que exploró España es el de reducir las pensiones reales con una revalorización inferior a la inflación, pero los jubilados se movilizaron para no perder su status actual y finalmente lograron torcer el brazo a todos los partidos políticos.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
90 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios