En plena ralentización

Sánchez considera que un Brexit duro es "el mayor riesgo" económico para España

El presidente del Gobierno en funciones ha señalado a la salida de Reino Unido sin acuerdo como la gran amenaza para la buena salud de las finanzas españolas a corto plazo

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la sede de las Naciones Unidas. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la sede de las Naciones Unidas. (EFE)

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha señalado a un eventual Brexit sin acuerdo como la gran amenaza para la buena marcha de la economía española "a corto plazo".

Así lo ha afirmado en un foro organizado por Bloomberg en Nueva York, donde ha acudido para el encuentro de las Naciones Unidas. "A corto plazo, un Brexit duro, un Brexit sin acuerdo, es el mayor riesgo, no solo para España si no para la economía mundial", ha asegurado el líder socialista.

Las palabras de Sánchez llegan horas después de que el Banco de España haya rebajado las previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del próximo año desde el 2,4% hasta el 2%. Pese al frenazo de la economía, las proyecciones apuntan a que España estará a la cabeza de crecimiento en una Eurozona en la que ya se ha notado la ralentización y en la que Alemania e Italia coquetean con la recesión.

La posibilidad de que se materialice un Brexit sin acuerdo el próximo 31 de octubre, como es la intención del premier británico, Boris Johnson, afectaría a España de manera directa, no en vano en nuestro país está la mayor colonia de ciudadanos de Reino Unido y los vínculos de las empresas españolas con el país son muy importantes.

Pedro Sánchez, en la sede de la ONU en Nueva York. (EFE)
Pedro Sánchez, en la sede de la ONU en Nueva York. (EFE)

Tras seis años de crecimiento, la economía española todavía tiene muchos desafíos sin afrontar, empezando por una tasa de paro que, instalada en el 14%, es la segunda mayor de toda la Unión Europea solo por detrás de Grecia.

Por si fuera poco con las amenazas llegadas desde más allá de las fronteras españolas, a nivel interno la situación de inestabilidad política no está ayudando a que la economía mantenga el crecimiento con la convocatoria de las cuartas elecciones generales en otros tantos años.

Empeora la demanda interna

El informe presentado por el Banco de España en el que se confirmaba la ralentización de la economía mostraba una métrica preocupante: la demanda interna. La proyección de expansión para el año en curso se situaba en el 1,4%, frente al 2,3% proyectado el pasado mes de junio.

Este fuerte desaceleración se debe en exclusiva al consumo privado, para el que se estima un aumento del 1% a lo largo del año, ocho décimas menos, mientras que para el consumo público sí que se mantiene en el 1,8%.

Por su parte, el director general del Banco de España, Óscar Arce, recordó que la previsión del déficit no se ha movido del 2,4%, pero que la confianza es débil dado que habrá que esperar a la revisión del dato de 2018 por parte del INE. "Es imposible prever el déficit", dice, dando por hecho que el eventual gobierno que salga de las urnas el próximo 10 de noviembre va a conformarse con los presupuestos prorrogados una vez más en 2020.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios