DESCENSOS EN EL PRIMER SEMESTRE DE 2019

La ralentización económica empieza a lastrar la rentabilidad de las empresas españolas

Según el Banco de España esto se debería al deterioro que la actividad de explotación en un contexto de desaceleración económica, que habrían lastrado hasta un 9,8% esta indicador

Foto: (Efe)
(Efe)

En seis años la rentabilidad de las compañías españolas no ha parado de crecer de forma continua en su carrera por recuperar los niveles previos a la crisis, pero 2019 puede romper con esta tendencia si los datos del primer semestre que ha publicado hoy el Banco de España se mantienen durante el segundo. Según el informe publicado hoy por el supervisor financiero, la rentabilidad de las empresas se habría situado en el 9,7%, por debajo del 10% de 2018, tras subidas anuales ininterrumpidas desde 2012.

El Banco de España ha señalado que la caída en los últimos meses se habría debido, principalmente, al deterioro que la actividad de explotación ha experimentado en este periodo, en un contexto de desaceleración económica. Esto se ha traducido, añade, en descensos generalizados del resultado económico bruto en los principales sectores económicos, excepto en el de energía, que sería el único con un comportamiento "algo más expansivo".

Las empresas no financieras españolas aún no han alcanzado los niveles de rentabilidad anteriores a la crisis iniciada en 2007, de acuerdo con el análisis del Banco de España, que indica que tras la salida de la crisis, entre 2013 y 2017 la rentabilidad de los recursos propios del sector empresarial ha crecido un 9,7% de media, pero todavía está por debajo del alza del 14,5% del periodo precrisis (2003-2007).

De acuerdo con los datos de la Central de Balances Integrada, que dispone de datos hasta 2017 para más de 600.000 empresas no financieras, la rentabilidad creció un 14,5% de media en el periodo 2003-2007 y cayó hasta el 5,2% en 2013. A partir de ese año, la rentabilidad fue creciendo progresivamente, en línea con la recuperación del entorno macroeconómico, y se situó en 2017 --último año disponible-- en un 9,7%.

Energía y comunicaciones siguen bajando

En cuanto a la mejora de la rentabilidad entre los años 2013 y 2017, apunta que dicha recuperación ha sido desigual entre los distintos sectores. Así, en las ramas de industria, comercio y hostelería, y transporte y almacenamiento los niveles de rentabilidad en 2017 eran ya similares o superiores a los del periodo 2013-2017; sin embargo la construcción, cuya rentabilidad llegó a ser negativa en 2013, se encontraba en 2017 aún "muy lejos" de su rentabilidad precrisis.

Asimismo, destaca la "peculiar evolución" de los sectores de energía y de información y comunicaciones, que experimentaron fuertes descensos en su rentabilidad hasta 2013, no solo como consecuencia de la crisis, sino también por el impacto derivado de la creciente competencia que se fue introduciendo en ambas ramas. Ello siguió afectando a estas actividades durante la fase de recuperación e hizo que, a diferencia de lo ocurrido en el resto de sectores, sus niveles medios de rentabilidad continuaran descendiendo hasta 2017, aunque de forma mucho más moderada.

Más empresas rentables pero más modestas

Atendiendo al nivel de rentabilidad de las empresas, el Banco de España apunta que, en comparación con la situación previa a la crisis, en 2017 hay más empresas en niveles de rentabilidad positiva (pero moderada), pero, en cambio, se ha reducido el porcentaje de compañías con rentabilidades elevadas (superiores al 10%) con respecto al que había en 2007.

El hecho de que haya un porcentaje muy significativo de empresas con niveles de rentabilidad relativamente reducidos (aunque positivos) sugiere, según el organismo dirigido por Pablo Hernández de Cos, que la sensibilidad de una "proporción significativa" de compañías ante un eventual 'shock' negativo en el entorno macrofinanciero podría ser "considerable".

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios