LA INCERTIDUMBRE GOLPEA DURO

La incertidumbre del Brexit dispara la quiebra de empresas británicas

Se supone que las prórrogas a la salida de Reino Unido de la Unión Europea son para alcanzar un mejor acuerdo, pero las cifras apuntan a que la situación empieza a desbordarse

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El Brexit ni siquiera se ha producido todavía y ya está haciendo estragos. Reino Unido encabeza el ‘ranking’ de insolvencias empresariales esperadas a cierre de 2019, así como las que se anticipan para 2020, según el índice elaborado por Crédito y Caución. Pese a que el crecimiento del número de quiebras se está dando a nivel global, la posición de Reino Unido es aún peor por la situación económica producida por su salida de la Unión Europea, en una situación de incertidumbre que se ve agravada por las prórrogas al proceso de retirada.

Se espera que el número de empresas de Europa Occidental que entren en quiebra este 2019 aumente en un 2,7%, informa el estudio, y en un 0,7% en 2020, debido a un crecimiento económico más bajo, la escalada de la guerra comercial entre EEUU y China, y el lastre de la incertidumbre que rodea el Brexit y la política italiana. En este contexto, Reino Unido lidera el 'ranking' no solo a nivel del Viejo Continente sino también respecto al resto del mundo.

“La tendencia al alza registrada en cuanto a fracaso empresarial en 2018 ha continuado en el primer semestre de 2019, registrando una subida interanual del 8,9%”, concluye el estudio. Con todo, desde Crédito y Caución creen que la prórroga del Brexit ha supuesto un golpe duro para la solvencia de las compañías británicas: “La extensión de la salida de Reino Unido de la Unión Europea al 31 de octubre retrasa la recuperación de la libra, mantiene la inflación elevada y prolonga el lastre de la incertidumbre sobre la inversión corporativa”.

En este sentido, de hecho, los analistas creen que habrá otra prórroga, esta vez para el primer semestre de 2020. “Es igual de probable que una extensión del plazo lleve a unas elecciones generales, las cuales extenderían el periodo de incertidumbre y presionarían al alza la cifra de fracasos empresariales”, reza el estudio.

Mal de muchos

Por si le sirve de consuelo a Reino Unido, el problema también se produce a nivel mundial. Se espera que el total a nivel mundial de insolvencias aumente por primera vez desde la crisis financiera este 2019. “La incertidumbre comercial es la principal razón detrás de la caída en confianza empresarial y crecimiento de la inversión, aumentando los riesgos financieros”, explican los analistas de Crédito y Caución, que ahora prevé un incremento de las quiebras corporativas del 2,8% (0,8 puntos porcentuales por encima de lo esperado el semestre pasado). “Esta revisión al alza viene impulsada principalmente por unos desarrollos peor de los esperados en Norteamérica, de la cual se espera ahora que supere a Europa Occidental en cuanto a crecimiento de la insolvencia”, matizan desde la firma, explicando esta tendencia con el golpe de la guerra comercial.

“De cara a 2020, una política monetaria más laxa en los mercados desarrollados, especialmente EEUU, debería apoyar el crecimiento económico y la actividad corporativa”, explican los analistas de Crédito y Caución. “Se espera que el PIB global se acelere levemente hasta el 2,7%, pero esto depende de que se resuelvan las tensiones comerciales”. “Sin que se aviste todavía el fin de las tensiones comerciales, las inversiones continuarán atenuándose y los riesgos financieros, en auge”, avisan los analistas. “Asimismo, se espera que las insolvencias vuelvan a subir”.

'Spain is different'

El caso de España es de mejora —habrá menos quiebras en 2019, aunque esta tendencia se estancará en 2020—. ¿La razón? El presente se compara con la deplorable situación del pasado. “El buen, pero cada vez menor, crecimiento [económico] ha derivado en una recuperación lenta respecto a los altos niveles de insolvencia del pasado”, explican los economistas del estudio. “Pese a unos prospectos económicos cada vez más flojos, con riesgos externos importantes y una inversión cada vez menos dinámica, el nivel de insolvencias continúa cinco veces por encima que antes de la crisis, lo que ofrece un margen muy amplio para que esta cifra caiga”, concluye el estudio.

Y es que, poniendo como base 100 en el año 2007, España tiene hoy en día unos niveles de quiebra del 495 —es decir, por cada empresa que quebraba antes de la crisis, hoy entran en bancarrota cinco—. Un 'mal dato' que se convierte en positivo si se compara con los niveles de 866% alcanzados en 2013. La cifra lleva declinando lentamente desde entonces —estancándose a veces—. Aun así, todavía hay mucho camino por andar.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios