TRAS UNA SEMANA FATÍDICA DE RESULTADOS MACRO

El ministro de Finanzas alemán presume de músculo fiscal ante el supuesto de crisis

El político dijo que crisis financiera de 2008 costó a Alemania unos 50.000 millones: "Tenemos que ser capaces de reunir esa (suma de dinero). Y podemos sumarla. Esa es la buena noticia"

Foto: Olaf Scholz, ministro de Finanzas alemán. (Reuters)
Olaf Scholz, ministro de Finanzas alemán. (Reuters)

Tras una semana fatídica en cuando a datos macroeconómicos, Alemania ya empieza a prepararse para el supuesto de crisis. Según alegó el domingo Olaf Scholz, ministro de Finanzas de Alemania, ha asegurado que el país germano posee toda la solidez fiscal para enfrentar una crisis económica "con toda fuerza", llegando a insinuar que Berlín podría aprobar hasta 50.000 millones de euros en gasto.

Durante una conferencia de prensa del "día de puertas abiertas" del Gobierno, Scholz reconoció que entiende el debate sobre la necesidad de aumentar el gasto financiado con deuda, pero también argumentó que un país debe vivir dentro de sus posibilidades en tiempos de bonanza económica, sobre todo porque así estaría mejor preparado para tomar medidas cuando la situación realmente empeorase.

Se espera que el nivel de deuda alemán caiga hasta cerca del 58% de la producción económica este año, desde el 60,9% del año anterior, situándose por debajo del límite de deuda de la Unión Europea del 60%. Estos niveles le otorgan a Alemania un margen más holgado de cara al futuro. "Si tenemos un nivel de deuda en Alemania en relación con la producción económica que está por debajo del 60%, entonces esta es la solidez que tenemos para enfrentarnos a una crisis con toda la fuerza", comentó Scholz.

Y es que no solo concordó el ministro con la existencia del debate sobre la , si no que también aludió al músculo fiscal de Alemania, presumiendo de ejemplos históricos en los que el Gobierno germano se enfrentó a una recesión. El político dijo que la crisis financiera global en 2008/2009 costó a Alemania unos 50.000 millones de euros, agregando que "tenemos que ser capaces de reunir esa (suma de dinero). Y podemos sumarla. Esa es la buena noticia".

El PIB de Alemania (que a su vez supone más del 20% del PIB de la Eurozona) se contrajo en el segundo trimestre un 0,1%, desatando las alarmas de que, si vuelve a retroceder en el tercer trimestre, la 'locomotora de Europa' entre en recesión técnica. Y es que justo aquella misma semana la confianza económica de la encuesta del ZEW se había hundido a mínimos de 2011, mientras que las exportaciones se anclaban ya en los mínimos de 3 años.
Y es que con los tipos de interés al 0% el Banco Central Europeo (BCE) llegaría a un supuesto de crisis prácticamente seco de munición, teniendo que sacar a relucir otras herramientas monetarias para enfrentar una posible recesión. Ante la mayor inmovilidad del BCE, los expertos apuntan a que las políticas fiscales de cada uno de los países de la Unión Europea serán clave para capear la debilidad económica.
Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios