En el segundo trimestre del año

El PIB de la eurozona se frena al 0,2% con el menor ritmo del empleo en cuatro años

Con Alemania y Suecia al borde de la recesión e Italia estancada, España y Francia son las únicas que tiran del PIB. Estos datos son previos a la intensificación de la guerra comercial

Foto: Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort (Reuters)
Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort (Reuters)

El PIB de la eurozona creció un 0,2% en el segundo trimestre del año respecto a los tres meses anteriores (datos en volumen encadenado y corregidos de estacionalidad y calendario), según los datos publicados por Eurostat este miércoles. Esto significa que el PIB de la región se frenó en una décima respecto al primer trimestre, cifra que ya venían anticipando los indicadores publicados en las últimas semanas. De esta forma se confirma las malas previsiones para la economía europea que sigue lejos del repunte que se esperaba al inicio del año y evidencia que los problemas son más graves de lo que se esperaba.

Y la situación puede ir a peor en los próximos meses, ya que estos datos corresponden al segundo trimestre del año, esto es, previo al recrudecimiento de la guerra comercial entre EEUU y China. La eurozona, que se ha convertido en el gran exportador del mundo, es la región que más tiene que perder si el comercio global se congela y, de hecho, ya está sufriendo las consecuencias de la crisis entre las dos potencias.

La ralentización del PIB afectó también a la creación de empleo, que es ahora la gran esperanza europea contra la crisis. En el segundo trimestre apenas aumentó la ocupación un 0,2% respecto al trimestre anterior, lo que significa el menor ritmo de creación de empleo en cuatro años. En tasa interanual, el empleo de la eurozona apenas crece ya un 1,1%.

Alemania se ha convertido en la principal preocupación de la economía europea. El 'gran exportador' europeo está sufriendo con dureza las consecuencias de la guerra comercial, hasta el punto de que su economía se contrajo un 0,1% en el segundo trimestre. Alemania ya sufrió una contracción en el cierre de 2018, pero entonces muchos analistas alegaron que se debía a la crisis de sequía que había atravesado el país. Sin embargo, la prolongación de los malos datos empieza a generar preocupación.

[La crisis europea amenaza España: riesgo de recesión para 73.000M en exportaciones]

También Suecia se encuentra al borde de la recesión técnica, después de que su economía se contrajera un 0,1% en el segundo trimestre. Italia, por su parte, se mantiene estancada después de la recesión que vivió en 2018.

Solo España y Francia tiran del PIB europeo en los últimos meses. España creció un 0,5%, más del doble que la eurozona, pero no deja de ser su peor dato en cinco años. Francia, por su parte, creció un 0,2%, una décima menos que en el trimestre precedente.

La crisis europea está afectando ya a España a través del sector exportador. El INE ha publicado este miércoles los datos de cifra de negocios de la industria de junio, qu ecayó un 0,7% en tasa interanual (-5% sin corregir de calendario y estacionalidad). Se trata del peor dato del año y uno de los peores de toda la fase de la recuperación y se debe a los malos resultados de la eurozona. La cifra de negocio procedente de los países del euro se desplomó un 7,4% interanual (no ajustado), mientras que el mercado doméstico cayó un 4,8% y el mercado exterior no euro cayó un 2,5%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios