Pese a la incertidumbre de la economía global

El FMI también sube la previsión de crecimiento para España hasta el 2,3%

Mejora su estimación gracias al ‘frenazo’ de las importaciones de España y al incremento de la inversión empresarial en bienes de equipo, pero advierte de los riesgos de la economía global

Foto: La directora gerente del FMI, Christine Lagarde (Efe)
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde (Efe)

El Fondo Monetario Internacional ha elevado esta mañana en dos décimas su previsión de crecimiento para España, hasta el 2,3%. El organismo asume su error con las últimas revisiones a la baja y en esta ocasión las revierte con esta subida de dos décimas, lo que sitúa su estimación en línea con las previsiones de la Comisión Europea y de la mayor parte de casas de análisis.

Esta revisión es consecuencia de los datos macroeconómicos cosechados en la primera parte del año que señalan un ‘parón’ de las importaciones que limita la aportación negativa de la demanda externa al PIB. La ralentización de las exportaciones no la esperaba ningún analista y responde, en gran medida, a la compra de bienes intermedios para la industria exportadora. Como las exportaciones se han ralentizado, también lo han hecho las importaciones.

En su actualización del informe ‘Perspectivas de la economía mundial’, el FMI señala el buen comportamiento inversor en la primera parte del año, especialmente en lo que se refiere a la Formación Bruta de Capital Fijo, esto es, inversión empresarial en elevar su capacidad productiva. Por el contrario, la inversión en construcción se ralentizó en el inicio del año, en línea con lo esperado.

Con estos mimbres, el organismo liderado por Christine Lagarde ha elevado hasta el 2,3% su previsión de crecimiento para el país y abre la puerta así a que el Gobierno haga lo mismo en las próximas semanas. También el panel de Funcas elevó el lunes su previsión de crecimiento del PIB hasta el 2,3%, una décima más que su anterior previsión.

[El sector exportador prevé destruir empleo por primera vez en la recuperación]

Si se cumplen las estimaciones del FMI, España crecerá este año casi el doble que el conjunto de la eurozona, lo que confirma el elevado dinamismo de la actividad interna. El organismo estima que la economía del euro se irá estabilizando en los próximos trimestres después de un cierre de 2018 complicado y considera que crecerá un 1,3% a lo largo del año y un 1,6% interanual en el último trimestre del año.

En esta ocasión, las peores noticias se las lleva Alemania. El FMI ha recortado en una décima su estimación de crecimiento y se queda en un exiguo 0,7% de crecimiento en el conjunto del año. Solo Italia está en una situación peor, de todas las grandes economías del euro, con un crecimiento del 0,1%.

La principal noticia positiva llega desde EEUU, que está consiguiendo moderar la desaceleración de su economía. El FMI prevé que su PIB crezca un 2,6%, tres décimas por encima de su anterior estimación.

El organismo reconoce que la situación de la economía global no es nada halagüeña. De hecho, ha rebajado en una décima su previsión de crecimiento, hasta el 3,2%. “El crecimiento mundial sigue siendo moderado”, señala en su informe, “la inversión y la demanda de bienes de consumo duraderos han sido moderadas en las economías avanzadas y de mercados emergentes, dado que las empresas y los hogares continúan postergando el gasto a largo plazo”.

La inversión y la demanda de bienes de consumo duraderos han sido moderadasporque empresas y hogares continúan postergando el gasto

Además, los riesgos sobre estas previsiones económicas son a la baja, como consecuencia de las tensiones comerciales, la aversión al riesgo,las presiones desinflacionistas y la incertidumbre que todavía supone el Brexit. Para contrarrestar este efecto negativo, el FMI solicita políticas nacionales y multilaterales encaminadas a afianzar el crecimiento mundial.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios