EN JUNIO

España lidera las ventas de cerveza (+6%) pese al batacazo en casi toda Europa

Las cerveceras con mayor presencia en Reino Unido, Alemania o Italia sufren una notable caída del consumo en junio. La situación es opuesta en nuestro país, según los datos de Nielsen

Foto: El consumo de cerveza se desploma en Reino Unido. (EFE)
El consumo de cerveza se desploma en Reino Unido. (EFE)

Las cerveceras europeas empiezan el verano con el pie izquierdo. Las ventas de cerveza caen un 1,7% en volumen y un 0,1% en valor en la Unión Europea (de media), o así se desprende del último informe elaborado por Bank Of America (BofA) Merril Lynch. Reino Unido (-5,4% en valor), Italia (-3,2%) y Alemania (+0,3%) son los tres mercados más flojos, una circunstancia que los autores vinculan en parte al mal tiempo.

La otra cara de la moneda está en España. Llevamos la delantera en ventas con un aumento del 6% en valor, impulsado por la subida de precios (+4,4%) en el período analizado. Los datos se corresponden a las cuatro semanas previas al 19 de junio, están basados en las estadísticas de la consultora Nielsen y confirman una tendencia al alza: el sector cervecero patrio firmó una primavera extraordinaria y va camino de repetir los éxitos en verano.

En términos de volumen, nuestro país vuelve a liderar las ventas con un crecimiento del 1,5%. Nada que ver con el desplome en Reino Unido (-6,7%), Italia (-4,5%), Francia (-2,2%), Alemania (-0,9%) o la UE en su conjunto (-1,7%), incapaz de suavizar la caída del 10,8% en mayo.

Carlsberg vendió un 10,2% menos en junio, una caída aún mayor que la de Diageo (-6,9%) o Heineken (-2,4%)

Las compañías cerveceras ya sufren las consecuencias. La danesa Carlsberg, con fuerte presencia en Reino Unido, vendió un 10,2% menos en volumen a nivel europeo pero tuvo un repunte del 8,5% en España. Tampoco ha sido un buen mes para el británico Diageo (fabricante de Guinness), con un descenso del 6,9%.

Por su parte, Heineken bajó sus ventas un 2,4% en el período analizado. El grupo holandés solo ha crecido en España y Francia, con un declive del 3,8% para la marca que lleva su nombre. Su enseña Desperados aguanta mejor el tipo (-0,1%), a diferencia de su 'hermana' Amstel, que se ha pegado un auténtico batacazo (-10,9%) a las puertas del verano.

Subidón de Mahou

A diferencia de la mayoría de sus competidoras, la marca Mahou disparó sus ventas en volumen un 13,7% aunque mantiene sus precios en un nivel estable (+0,2%). El director del grupo cervecero español, Alberto Rodríguez-Toquero, destacó el buen comportamiento del mercado interno pese a la incertidumbre política. El clima tiene mucho que ver, y buena prueba de ello es el descalabro de sus ventas en la primavera de 2018 por las intensas precipitaciones.

El escenario ha mejorado este año, hasta el punto de que los españoles ya toman tantas cañas como antes de la crisis. La mayoría del consumo (67%) se da fuera de casa, en terrazas y restaurantes que consiguieron elevar las ventas un 7,9% en 2018. Esa subida compensa la caída del consumo de cerveza en hogares (-9,5%).

La otra marca estrella del grupo Mahou, San Miguel, también ha crecido en volumen pero a un menor ritmo que su 'hermana' (+1,4%). Otras tres enseñas que han resistido a la caída de ventas en Europa son Leffe (+12,1%), Corona (+15,9%) y Stella Artois (+6%), todas ellas en manos de la multinacional AB InBev. No ha sido el caso de Budweisser (-15,6%), su marca más conocida.

El informe de Merril Lynch no ofrece datos absolutos ni información sobre otras compañías españolas como Estrella Galicia o Damm, pues no se encuentran entre las primeras 20 marcas del ranking a nivel mundial pese a su relevancia en nuestro país.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios