El endeudamiento está en el 133% del PIB

Fin del ajuste: la deuda del sector privado vuelve a crecer por primera vez en 10 años

La deuda del familias y empresas ha aumentado en 3.305 millones de euros en el último año y es la primera subida desde 2009. Una señal más de que España está cerrando su 'output gap'

Foto: Estación de Metro del Banco de España, junto a la sede de la entidad (Reuters).
Estación de Metro del Banco de España, junto a la sede de la entidad (Reuters).

Después de una década con el 'cinturón apretado' para corregir los excesos de la burbuja, el sector privado vuelve a endeudarse. La economía española lleva años de recuperación y los datos de 2019 han sorprendido a todos, incluido el Gobierno. La demanda interna es la clave del fuerte crecimiento del país ne medio de la desaceleración del resto de Europa. Detrás de estos datos no hay secretos: crecen el consumo, los salarios y la inversión... y se acaba el ahorro. El sector privado español ha elevado su deuda por primera vez en diez años, lo que deja de lado el desapalancamiento con el que se han corregido los excesos acumulados durante la burbuja inmobiliaria.

La deuda consolidada de los hogares y las empresas no financieras aumentó en 3.300 millones de euros en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2018, según los datos publicados el lunes por el Banco de España. Se trata de la primera subida de la deuda desde 2009 y culmina un proceso que llevaba produciéndose desde 2013: el desapalancamiento menguante.

El sector privado alcanzó su techo de deuda en jel segundo trimestre de 2009 con un pasivo de 2,2 billones de dólares. Desde entonces ha realizado un ajuste del 26,5%, hasta llevar la deuda a 1,6 billones de euros en el inicio de este ejercicio. Esto supone un ajuste de algo más de 580.000 millones de euros, desapalancamiento que ya está agotado. La mayor parte del esfuerzo lo han realizado las empresas, con casi 380.000 millones de ajuste, mientras que los hogares han corregido su deuda en 204.000 millones.

En porcentaje del PIB, la deuda del sector privado ha caído hasta el 133% del PIB desde el 203% que llegó a marcar en 2010. De esta forma, la deuda de hogares y empresas ha vuelto al nivel de junio de 2004, hace 15 años. Eso significa que se han corregido casi todos los excesos de la crisis durante estos diez años de ajuste.

Si continúa la tendencia de los últimos años, es de esperar que la deuda del sector privado siga creciendo durante los próximos meses. Una situación que evidencia claramente la recuperación de la confianza de los agentes económicos, unido a las facilidades financieras de este entorno de tipos cero. Y, además, supone un indicador más sobre la situación cíclica de la economía española: si no está ya en su equilibrio ('output gap' cerrado), está muy cerca. Y eso es otro motivo para estar alerta, porque es en esta situación en la que se empiezan a generar desequilibrios macroeconómicos.

El motivo del cambio desde el desapalancamiento al endeudamiento hay que buscarlo en las empresas no financieras. Su deuda ha aumentado en 3.610 millones de euros en el último año, la mayor subida desde el año 2009. Hay dos factores que están detrás de este cambio. El primero es la subida de la masa salarial, tanto por el incremento del SMI como de los convenios y la creación de empleo, lo que encarece los costes laborales y reduce los márgenes de beneficio. El segundo es el avance de la inversión, que permite aumentar la capacidad productiva, pero que a corto plazo requiere financiación. Durante toda la recuperación, las empresas financiaban con sus recursos propios (beneficios no distribuidos) la inversión, pero ahora ya no tienen margen y necesitan recurrir a la deuda.

Los hogares, por el contrario, han experimentado un repunte de su tasa de ahorro en el inicio del año, básicamente como consecuencia del aumento de la masa salarial y de las transferencias sociales, que está elevando la renta disponible de los hogares a un ritmo superior al PIB. Esto ha permitido mantener cotas altas de consumo privado y, al mismo tiempo, lograr un pequeño desapalancamiento. El ajuste ha sido de apenas 304 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior, lo que no es suficiente para compensar el aumento de la deuda empresarial. En cualquier caso, está por ver si los hogares consiguen mantener este desapalancamiento o si vuelven a endeudarse.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios