Sustituirá a Draghi el 1 de noviembre

Con Lagarde nominada para el BCE la UE busca candidatos para el FMI

Los ministros de Economía de la Unión Europea han comenzado a movilizarse para asegurar un candidato europeo para la dirección del Fondo Monetario Internacional.

Foto:  Con Lagarde nominada para el BCE la UE busca candidatos para el FMI
Con Lagarde nominada para el BCE la UE busca candidatos para el FMI

Nadie quiere hablar todavía de nombres, pero lo cierto es que a puerta cerrada los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea comienzan a mover las fichas para asegurar que el sustituto de Christine Lagarde al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI) sea un europeo.

El proceso todavía no ha comenzado, porque formalmente la actual directora ejecutiva sigue en el cargo, aunque los ministros de Economía y Finanzas de la UE ya han dado el paso formal de nominarle para sustituir a Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo (BCE) a partir del próximo 1 de noviembre.

Todavía no hay nombre, pero sí una intención común: hay que mantener el FMI en manos europeas. Este lunes Mário Centeno, presidente del Eurogrupo, señaló que era “bastante importante” que la UE logre “converger en un candidato europeo”, especialmente “dadas las tensiones geopolíticas y comerciales” que convierten a Bruselas en uno de los pocos defensores del sistema multilateral tradicional.

Nadia Calviño, ministra de Economía española, explicó a su llegada al Eurogrupo que es una “prioridad” que un europeo sustituya a Lagarde. “Desde el punto de vista español, y yo creo que desde el punto de vista de todos los Estados miembros, la prioridad es que el director gerente del FMI siga siendo europeo”, ha señalado Calviño.

“Lo que queremos en Francia es primero tener un candidato de la Unión Europea que pueda suceder a Lagarde como jefe del FMI; en segundo lugar, queremos poder tomar una decisión rápidamente; en tercer lugar, queremos que sea un candidato único, presentado por la UE, sin rivalidades inútiles”, señaló ayer Bruno Le Maire, ministro galo de Finanzas.

Preguntada sobre si se ve como una candidata al cargo, la ministra consideró “prematuro” porque no han comenzado “las discusiones ni siquiera de tipo informal”, pero ha evitado descartarse de la carrera. Este martes ha insistido en que no quería “especular” sobre la posibilidad de ser escogida para el cargo. “Yo he dicho hasta la saciedad que estoy muy feliz de ser ministra”, ha subrayado la española.

Aunque el nombre de la ministra aparece en alguna de las quinielas no es ni mucho menos el único ni el favorito. Alex Stubb, actual vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y que trató de ser el candidato del Partido Popular Europeo (PPE) a la presidencia de la Comisión Europea, además de haber sido antes primer ministro de Finlandia, es uno de los nombres más repetidos.

Junto a él está también el de un viejo conocido para España, el holandés Jeroen Dijsselbloem, que fue presidente del Eurogrupo y derrotó al español Luis de Guindos cuando el ministro de Economía quiso hacerse con la presidencia.

Kristalina Georgieva, actual directora ejecutiva del Banco Mundial, excomisaria europea y uno de los nombres que también se barajó para la cúpula de la Unión Europea para los próximos cinco años es otro de los nombres con los que se especula en la capital comunitaria.

Otros nombres que han sonado son los de Mark Carney, actual gobernador del Banco de Inglaterra, que aunque es canadiense tiene también pasaporte británico e irlandés, e incluso George Osborne, ex ministro de Finanzas del Reino Unido, está realizando una campaña muy activa para ser nominado, aunque sus opciones parecen muy reducidas por el Brexit.

La tradición marca que el FMI debe seguir en manos europeas: la UE apoya a cambio que Estados Unidos mantenga el control del Banco Mundial. Pero las economías emergentes tienden a desafiar este orden establecido.

De la carrera parece haberse caído ya el italiano Draghi, que tras su mandato al frente del BCE muchos situaban como un candidato ideal para el FMI. Sin embargo Mika Lintila, ministro de Finanzas de Finlandia, que en este momento está al frente de la presidencia rotatoria de la UE, ha señalado que el bloque respetará los límites de edad del FMI, que exige que el director ejecutivo tenga menos de 65 años, una regla que no cumple Draghi, que tiene 71.

Nadie quiere hablar todavía de nombres, pero lo cierto es que a puerta cerrada los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea comienzan a mover las fichas para asegurar que el sustituto de Christine Lagarde al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI) sea un europeo.

El proceso todavía no ha comenzado, porque formalmente la actual directora ejecutiva sigue en el cargo, aunque los ministros de Economía y Finanzas de la UE ya han dado el paso formal de nominarle para sustituir a Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo (BCE) a partir del próximo 1 de noviembre.

Todavía no hay nombre, pero sí una intención común: hay que mantener el FMI en manos europeas. Este lunes Mário Centeno, presidente del Eurogrupo, señaló que era “bastante importante” que la UE logre “converger en un candidato europeo”, especialmente “dadas las tensiones geopolíticas y comerciales” que convierten a Bruselas en uno de los pocos defensores del sistema multilateral tradicional.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios