según la cámara de comercio española en UK

La City prefiere al excéntrico Johnson antes que al laborista Corbyn

En medio de la tormenta que atraviesa Westminster, la City prefiere al excéntrico político como primer ministro antes que al líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn

Foto: Boris Johnson.
Boris Johnson.

Recorrió el país durante la campaña del Brexit con un autobús que prometía ingresar 350 millones de libras semanales al Sistema Nacional de Salud Pública si el Reino Unido abandonaba la UE, una cifra que se demostró ser falsa. Es el candidato favorito de Donald Trump, con el que muchos aseguran que no sólo comparte peinado. Todo el mundo habla estos días de la pelea que mantuvo con su novia, Carrie Symonds, 24 años menor que él, que terminó con la presencia policial en el piso que ambos comparten ahora al sur de Londres. A pesar de las polémicas causadas por sus continuas salidas de tono, asegura que va a seguir diciendo sin censuras todo aquello que se le pase por la cabeza. Y si se muda a Downing Street, promete sacar al país del bloque, con o sin pacto, para el 31 de octubre, cuando termina la prórroga concedida por Bruselas.

En efecto, Boris Johnson, de 55 años, no es un político al uso. Pero en medio de la tormenta que atraviesa Westminster, la City prefiere al excéntrico político como primer ministro antes que al líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn.

Así lo asegura Eduardo Barrachina, el presidente de la Cámara de Comercio de España en el Reino Unido, que el martes por la noche celebró la 132 Asamblea General Ordinaria.

“La City teme mucho más a Corbyn, sin ninguna duda. Tiene un programa muy radical y muy ideologizado. Habla de nacionalizaciones. Se ha apartado completamente de Blair o Brown, es una ruptura total del laborismo de los años 90”, matiza a El Confidencial. “Por su parte, es verdad que Johnson tiene rasgos extravagantes o excéntricos, pero se le conoce por una faceta muy importante, que es saber delegar”, añade.

En este sentido, Barrachina insiste en que el político de melena albina “fue un buen alcalde de Londres”. “Es capaz de crear buenos equipos, lo demostró con el éxito de los Juegos Olímpicos. Si finalmente gana las primarias del Partido Conservador y es capaz de formar un buen Gobierno, quizá haya posibilidades incluso de que logre consensuar un Brexit con un acuerdo”, señala.

Johnson es el favorito en las primarias 'tories', donde ha quedado finalista junto a Jeremy Hunt, actual ministro de Exteriores. A finales de julio, las bases decidirán quien se convierte en el nuevo líder del partido y automáticamente también en primer ministro.

Pero un nuevo inquilino en Downing Street no va a cambiar la aritmética en la Cámara de los Comunes, la misma que ha rechazado hasta en tres ocasiones el Acuerdo de Retirada que la aún 'premier' Theresa May cerró el año pasado con Bruselas.

El excéntrico político comenzó su campaña con un discurso mucho más agresivo, asegurando que sacaría al Reino Unido de la UE, con o sin pacto, para Halloween. Pero ahora se muestra dispuesto a intentar renegociar el pacto, un matiz que, según Barrachina, “es muy positivo”, ya que una salida sin acuerdo, a corto plazo, tendría unas consecuencias muy negativas porque “es imposible que el nivel de integración que tenemos ahora se pueda sustituir de la noche a la mañana”.

La Cámara de Comercio no tiene una posición institucional como tal respecto al Brexit, ya que, según su presidente, “se trata de un fenómeno poliédrico que va a afectar a cada empresa de un modo distinto”. “Hay compañías que lo ven desde el punto de vista negativo y otras que lo afrontan como una oportunidad, convencidas de algunos competidores van a salir del mercado. Por lo que cada una está llevando a cabo sus propios planes de contingencia”, matiza.

Tras la asamblea general, la Cámara de Comercio —una institución centenaria que actualmente cuenta con 300 empresas asociadas— celebró una cena de gala en Drapers’ Hall, situado en el corazón de la City.

Como invitado se contó con el Secretario de Estado de Economía y Ministro de la City, John Glen, quien recalcó que el objetivo del Gobierno británico es dejar la UE “no como una nación tímida y deteriorada, sino como un país firme y ambicioso”. En este sentido, recalcó su convencimiento de seguir manteniendo Londres como “la capital financiera de Europa”.

Por otra parte, señaló que, a pesar del Brexit, el Reino Unido y España seguirían manteniendo los fuertes vínculos que les unen desde hace 500 años. A día de hoy, España es el décimo país que más exportada al Reino Unido y el principal inversor europeo en el sector financiero.

Por su parte, el embajador español en el Reino Unido, Carlos Bastarreche, presidente de honor de la Cámara, insistió en que, sea cual sea finalmente el escenario del divorcio, España “se compromete a garantizar los derechos de los británicos que viven en nuestro país”, esperando una reciprocidad por parte de Downing Street con los españoles residentes en el Reino Unido.

A la cena también acudieron diputados de distintas formaciones. Nadie sabe con certeza qué es lo que va a ocurrir en los próximos meses, pero existe una opinión generalizada sobre la gran posibilidad que existe de convocar nuevas elecciones generales anticipadas antes de que finalice este año. En 2017, May comenzó la campaña con 25 puntos de ventaja, pero acabó perdiendo la mayoría absoluta.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios