ESPAÑA VA EN LA DIRECCIÓN "OPUESTA", SEÑALA

La 'policía fiscal' de la UE: España tiene un problema con la deuda, pero no hace nada

El Consejo Fiscal Europeo avisa de que los planes presupuestarios españoles van en la dirección “opuesta” a la necesaria consolidación fiscal que recomienda para el país

Foto: Nadia Calviño, a su llegada al Eurogrupo. (EFE)
Nadia Calviño, a su llegada al Eurogrupo. (EFE)

El Consejo Fiscal Europeo, un órgano independiente que asesora a la Comisión Europea, ha hecho público un análisis temporal en el que señala que los planes presupuestarios españoles van en la dirección “opuesta” a la necesaria consolidación fiscal que recomienda para Madrid y otras capitales europeas.

El Consejo Fiscal se muestra preocupado por los altos niveles de deuda. Asegura que en algunos países sigue siendo “muy alta” y que “apenas disminuye debido a políticas fiscales expansivas”. Y en ese grupo se encuentra España. El organismo alerta de un problema de “sostenibilidad” para los países que tienen unos niveles de deuda superiores o cercanos al 100%, como son Bélgica, Grecia, Portugal, Francia o España.

Lo que más preocupa al Consejo Fiscal Europeo es que precisamente son estos países los que representan una buena parte de las políticas expansivas de la Unión Europea para 2020 y también fue así en 2019.

Estos países deberían ser precisamente “los más cautelosos”, ha explicado Massimo Bordignon, miembro del Consejo, mientras que su colega Roel Beetsma ha señalado que el “principal objetivo” de los Estados miembros con un alto nivel de endeudamiento tendría que ser dedicar esfuerzos a reducirlo: Deberían centrarse en reducir la deuda”.

Aunque en este análisis no han pasado demasiado la lupa sobre los planes nacionales, Niels Thygesen, presidente del Consejo Fiscal, sí señala que los países con altos niveles de deuda deben tener como objetivo el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que establece que el ratio de deuda pública no debe ser superior al 60%. Italia va camino de superar el 135%, y precisamente es uno de los motivos de preocupación del organismo asesor, que en su informe anual, que se conocerá tras el verano, analizará las negociaciones entre la Comisión Europea y Roma.

Normalmente, el Consejo Fiscal tira de las orejas al Ejecutivo comunitario por aplicar una versión demasiado “flexible” del Pacto de Estabilidad, aunque este martes Thygesen ha admitido que esa interpretación más amplia del mismo sirve para que los Estados miembros tengan más margen para paliar posibles crisis.

El presidente de la Comisión Europea, junto a Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente de la Comisión Europea, junto a Pedro Sánchez. (EFE)

Tendencias presupuestarias

Aunque el Consejo Fiscal señala que no se tienen en cuenta las leyes presupuestarias de 2020, lo que asegura es queuna gran mayoría de los países que necesitan consolidación [fiscal] no lo harán adecuadamente”. “Incluso se espera que algunos vayan en la dirección opuesta”, señala el texto, en referencia a España, Bélgica, Italia, Portugal y Eslovaquia, lo que resulta “en una postura fiscal más expansiva que la permitida por el pacto”. Los asesores de la Comisión Europea señalan que dicha situación “requiere corrección”, instando al Ejecutivo comunitario a que apriete las tuercas a ese grupo de países.

El Consejo Fiscal habla también de los países que, por el contrario, tendrán espacio fiscal. El buen alumno será Países Bajos, que aumentará su gasto haciendo “un uso significativo de su espacio fiscal disponible”, pero por el otro lado Alemania hará un uso más “limitado” que los neerlandeses.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios