En vigor desde el 12 de mayo

Empieza el registro de jornada, un terremoto en la gestión de las empresas

Todas las empresas están obligadas a habilitar el mecanismo para que los trabajadores fichen al inicio y al final de su jornada, también las pymes y los autónomos con asalariados

Foto: Vista de un edificio de oficinas en Barcelona. (EFE)
Vista de un edificio de oficinas en Barcelona. (EFE)

Las horas extras son uno de los mayores focos de fraude que existen en España. La mayor parte de ellas ni se registran, ni se pagan, ni cotizan a la Seguridad Social. Para combatir esta lacra, esta semana entrará en vigor el registro de jornada, aprobado por el Gobierno hace dos meses, lo que obligará a las empresas a contabilizar la hora exacta de entrada y de salida de sus trabajadores. Y si existen pausas durante la jornada, también tendrán que registrar el inicio y el fin de las mismas.

El sistema tiene que estar operativo a partir del 12 de mayo (el domingo) y las empresas están obligadas a guardar todos los registros durante un periodo de cuatro años. El cambio incluye otra importante novedad: los trabajadores tendrán que ser quienes participen en el control horario, tanto en el diseño del mismo como en el registro diario. En otras palabras, no se permitirá que el empleador disponga, de antemano, que todos los trabajadores entran justo a la hora de entrada y se van justo a su hora.

Además, el empleador deberá poner a disposición de sus trabajadores la base de datos del registro para que puedan comprobar si, efectivamente, el registro responde a la realidad de su horario de trabajo. De esta forma, los asalariados serán parte del control a la empresa para asegurar, al máximo posible, que se cumplen los contratos de trabajo y los convenios firmados.

[Las provincias con más inmigrantes son las que más crecen]

Todas estas novedades las introdujo el Gobierno de Pedro Sánchez en uno de sus 'viernes sociales' a través del Real Decreto-Ley 8/2019 de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. La norma determina que el diseño del registro debería realizarse mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa. Sin embargo, si no llegan a tiempo para alcanzar un acuerdo, tendrá que ser la empresa quien determine la fórmula para hacerlo, en consulta con los trabajadores de la empresa.

Lo que está claro es que ninguna empresa podrá utilizar excusas para no establecer, a partir del domingo, el registro de jornada. Cualquier empleador que no lo haga estará cometiendo una "infracción grave" recogida en la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social. Esto significa que la empresa podría enfrentarse a una multa de entre 626 euros y 6.250 euros.

En mi empresa es imposible

No es extraño escuchar que "el registro de jornada es imposible". Y no es un discurso exclusivo de las empresas, también lo es de muchos trabajadores, porque el sistema de fichar es incompatible con el teletrabajo. Sin embargo, la fórmula para registrar el inicio y el fin de la jornada no obliga a que sea por una vía física. Esto es, no es obligatorio pasar una tarjeta o poner la huella dactilar en un sensor colocado en la entrada de la oficina.

La norma da total flexibilidad al empleador para que acuerde con sus empleados la fórmula de registro de jornada que más se adapte al trabajo. Lo que está claro es que, si el trabajo se realiza por vías telemáticas, también se pueden establecer vías telemáticas que registren el inicio y el fin de una jornada.

[El Gobierno admite que la reforma laboral logró bajar el paro]

Las empresas podrán utilizar aplicaciones o cualquier programa informático, basta incluso una simple base de datos, para que los trabajadores puedan fichar al inicio y al final de su jornada. La norma no limita la fórmula que debe utilizarse, solo obliga a que se utilice una y que los trabajadores puedan comprobar de forma permanente que responde a la realidad de su jornada.

El gobierno quiso dotar de esta flexibilidad no solo para respetar las nuevas fórmulas de trabajo, sino para garantizar un mecanismo de registro sencillo para todo tipo de empresas. Ya que todas, desde las más grandes hasta un autónomo que tenga un trabajador contratado, están obligadas a llevar este registro a partir del domingo. Los sindicatos criticaron desde el primer momento esta flexibilidad, ya que, en su opinión, la norma es "tan abierta que el empresario tiene todo el espacio para moverse", lamentaron CCOO y UGT. Lo que sí está claro es que ninguna empresa podrá alegar ninguna excusa para poner en marcha el registro a partir del próximo domingo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios