Murcia fue la peor, con un 1,5%

Madrid lideró el crecimiento en 2018: un 3,7% y se queda a un 0,6% de superar a Cataluña

La actividad económica sigue concentrándose en la capital. Por el contrario, las regiones del sur siguen estancadas, ampliando la brecha de desigualdad: Murcia, Extremadura y Valencia, a la cola

Foto: Una de las reproducciones de 'Las Meninas', de Velázquez, en Madrid. (EFE)
Una de las reproducciones de 'Las Meninas', de Velázquez, en Madrid. (EFE)

La Comunidad de Madrid sigue siendo el polo más dinámico de España impulsada por el 'efecto capital' que se está imponiendo en Europa. La región atrae cada vez más inversión y más población, lo que provoca que su PIB siga creciendo con fuerza. En 2018, lideró el crecimiento de España, con un avance del 3,7% del PIB, una diferencia de más de un punto respecto al conjunto del país, donde fue del 2,6%. Según los datos de contabilidad regional difundidos este lunes por el INE, el PIB de la comunidad madrileña alcanzó los 230.000 millones de euros, lo que supone que Madrid está a punto de adelantar a Cataluña como la comunidad con mayor producción de España.

Cataluña apenas creció un 2,3% en 2018, en buena medida resultado de los pobres datos del primer semestre del año, cuando todavía se notaban los efectos económicos del 'procés'. Además, el frenazo de la industria en la recta final del año, con una gran implantación en Cataluña, terminó por completar un año difícil en la región. Madrid creció casi el doble y está ya apenas a un 0,55% de alcanzar a Cataluña en PIB. Madrid ya consiguió el sorpaso en 2012, pero fue algo temporal, como consecuencia de la grave crisis económica de ese año. Sin embargo, en 2017 Cataluña superaba en casi 4.000 millones el PIB de Madrid, y ahora apenas es 1.200 millones superior.

En 2018 se produjeron cuatro factores fundamentales que han condicionado todos los datos de crecimiento. El primero es la polarización del crecimiento hacia Madrid. La región creció en 82.000 habitantes, la mayor cifra de todo el país. El segundo es el pinchazo del turismo, que ha condenado a las regiones del Mediterráneo y el sur. El tercero es la ralentización de la industria, que pasó factura especialmente al País Vasco y Cataluña. Y el cuarto es la fuerte transferencia de rentas del Estado hacia las regiones más envejecidas provocada por la subida de las pensiones.

[La deseconomía de las ciudades: la cara oculta de Madrid y Barcelona]

Con estos cuatro factores sobre la mesa, se entiende que, además de la Comunidad de Madrid, destacara el dinamismo del norte de España, regiones que iban retrasadas en la recuperación respecto a la zona del Mediterráneo. Cantabria fue la segunda autonomía en crecimiento, con un avance del 3,4%, casi un punto más que el conjunto de España. Navarra avanzó un 2,8% y Galicia un 2,7%, ambas por encima de la media nacional. Se trata, en todos los casos, de regiones envejecidas que recibieron en 2018 una importante transferencia de rentas gracias a la subida de las pensiones.

Por el contrario, Murcia fue la región con menor dinamismo, ya que apenas avanzó un 1,5%. En el vagón de cola se situaron también Extremadura, con un crecimiento del 2%; la Comunidad Valenciana, con un 2,1%, o Baleares, con un 2,2%. Sin duda, la ralentización del turismo en 2018 pasó factura a todas las comunidades del Mediterráneo y amenazan con un 2019 igualmente complicado a medida que se van recuperando los destinos del norte de África y Turquía.

La brecha de renta se amplía

La diferencia de crecimiento entre Madrid y el norte de España respecto al sur vuelven a ampliar la brecha de renta por regiones. Madrid sigue siendo la comunidad con mayor producción con un PIB per cápita de 34.916 euros. El segundo y tercer puesto lo vuelven a ocupar las dos comunidades forales: País Vasco, con 34.079 euros por habitante, y Navarra, con 31.809 euros. El cuarto peldaño lo ocupó Cataluña, con 30.769 euros. Esto significa que el PIB per cápita de Cataluña apenas avanzó un 2,3% en 2018, el tercer peor dato de España, solo por delante de las islas: Baleares (1,8%) y Canarias (2,2%).

Por el contrario, los últimos puestos de PIB por habitante volvieron a caer en las regiones del sur. Extremadura fue la última, con 18.174 euros, lo que significa que Madrid está un 192% por encima. Andalucía tuvo un PIB per cápita de 19.132 euros y Castilla-La Mancha, uno de 20.645 euros.

Los datos de PIB per cápita del sur de España no fueron peores gracias al mal comportamiento de la población, lo que no supone una excusa para estas regiones, que se siguen despoblando. Por ejemplo, el número de habitantes de Extremadura se redujo un 0,5%, en Castilla-La Mancha cayó un 0,1% y en Andalucía la población se mantuvo sin cambios. También las regiones del norte y el interior de España mantuvieron su tendencia de despoblación: en Asturias y Castilla y León, el número de residentes se redujo un 0,5%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios