Secretario de Economía de Podemos

Nacho Álvarez: "No hay que usar la subida de impuestos para bajar el déficit"

"Tenemos que garantizar unos tipos impositivos no bonificables para que no haya comunidades que sean paraísos fiscales"

Foto: Nacho Álvarez, secretario de Economía de Podemos. (Podemos)
Nacho Álvarez, secretario de Economía de Podemos. (Podemos)

Ahora que el PSOE ha adoptado un discurso más moderado, como la renuncia a derogar la reforma laboral o el rechazo de una reforma fiscal, Podemos busca ocupar el hueco de la izquierda con una propuesta rompedora. La formación quiere aumentar la recaudación en unos 50.000 millones de euros durante la próxima legislatura y emplear estos recursos para elevar las transferencias a las familias con menos recursos y realizar una gran política de inversiones públicas. El secretario de Economía de la formación, Nacho Álvarez, desgrana sus propuestas.

PREGUNTA.- En el aspecto económico, las propuestas de Podemos y Vox son las más transformadoras, pero en sentidos opuestos. ¿Cómo lo ve?

RESPUESTA.- Son propuestas diametralmente opuestas. El modelo de sociedad que nosotros queremos impulsar está basado en la solidaridad que garantice que nadie se queda atrás en las importantes transformaciones que tenemos que hacer en los próximos años. Pensamos que es hora de coger el toro por los cuernos y resolver problemas que están latentes y otros que están apareciendo: la desigualdad, el cambio climático, la brecha de género…

P.- Su programa de medidas es muy extenso. ¿Tiene una estimación del coste que supondría poner en marcha todo el programa?

R.- Buena parte de las cosas que planteamos son cambios en la regulación que no tienen coste y otras son inversiones que tienen retornos muy importantes. Nosotros aspiramos a una reforma fiscal que sea capaz de cerrar a la mitad la brecha que tenemos con Europa en recaudación, esto es, 3,5/4 puntos del PIB.

P.- El gasto público está ahora mismo en el 41% del PIB. Este incremento de la recaudación permitiría elevar en poco más de un punto el gasto si se cierra completamente el déficit.

R.- Lo que planteamos es que los 8 puntos del PIB que tenemos de diferencia con Europa en ingresos se recorten a la mitad. Es decir, que dejemos de ser el país del 38%, cuando tenemos a países de nuestro entorno que están en el 45-46%. Y que utilicemos esos recursos para impulsar un ‘New Deal Verde’ e infraestructuras que reduzcan la brecha de género, no para reducir el déficit. No tenemos que utilizar los recursos de una reforma tributaria para reducir el déficit.

Lo que planteamos es que los 8 puntos del PIB que tenemos de diferencia con Europa en ingresos se recorten a la mitad

P.- Este tema del déficit fue uno de los principales motivos de conflicto con el Gobierno, porque ustedes exigían una senda más larga.

R.- Nosotros somos partidarios de mantener el déficit en el punto que está en este momento, ahora que estamos fuera del brazo correctivo de Bruselas. Hay cosas que nos preocupan mucho más. Lo importante es poder utilizar los recursos para realizar inversiones públicas y acometer el reto derivado del cambio climático.

P.- La ministra de Economía, Nadia Calviño, decía en una entrevista que publicamos el pasado fin de semana que “la deuda pública no es progresista puesto que supone una carga para nuestros hijos y nuestros nietos”. ¿Está de acuerdo?

R.- Yo estoy de acuerdo en que la deuda pública es un problema y no es progresista. Pero es Rajoy quien nos ha dejado 400.000 millones de euros más de deuda pública. Dicho eso, pensamos que la deuda pública ha de reducirse reabsorbiéndose con el crecimiento económico. Nosotros no vamos a estar al lado del Gobierno si quiere hacer nuevos recortes.

"Estoy de acuerdo en que la deuda pública es un problema y no es progresista, pero no vamos a apoyar al Gobierno si quiere recortar"

P.- Eso significaría aumentar la deuda nominal, pero la ratio de endeudamiento caería porque el PIB crece más rápido.

R.- Efectivamente, porque lo importante en economía no es reducir el montante de deuda pública, sino bajar la ratio de deuda respecto al PIB. Esto debe lograrse con un ‘New Deal Verde’.

P.- ¿Le preocupa la baja productividad que está mostrando España durante las últimas décadas?

R.- Nos preocupa bastante y lo que hoy vemos es que las supuestas reformas estructurales del PP para corregir los problemas de productividad, no han dado sus frutos. Seguimos especializándonos en sectores de escaso valor añadido. Esto exige un cambio del crecimiento económico. Por eso hemos propuesto un banco público de inversión para impulsar la productividad, por ejemplo, financiando a pymes para que se fusionen.

Lo importante en economía no es reducir el montante de deuda pública, sino bajar la ratio de deuda respecto al PIB

P.- Podemos propone una reforma fiscal para elevar la recaudación en cuatro puntos del PIB, que a precios actuales es casi 50.000 millones de euros. ¿Le preocupa el impacto económico que puede producir tal subida?

R.- Nosotros planteamos corregir una carencia que arrastra la economía española desde hace décadas: una infrafinanciación. Esto exige una reforma tributaria que nos acerque a Europa, no estamos planteando alejarnos. No podemos cerrar toda la brecha que tenemos en una legislatura, pero en una primera se puede recortar a la mitad. Es una reforma importante y exigiría un debate, no tanto sobre los tipos nominales, sino, sobre todo, sobre aquellas deducciones, desgravaciones,... que hacen que a pesar de parecernos a Europa en lo formal, en la realidad se recaude poco. Este es el debate: cómo corregimos la cantidad de agujeros que tiene nuestro sistema tributario.

P.- La principal brecha de recaudación con Europa se produce básicamente en dos tributos: IVA e IRPF. Ambos afectan especialmente a las clases medias. ¿Están pensando en modificarlos?

R.- La brecha más importante la tenemos en tributación directa. Lo que planteamos es una cierta convergencia entre la tributación de las rentas del capital con las del trabajo. Más del 90% de la recaudación del IRPF viene de las rentas de los trabajadores y solamente el 10% de rentas del capital. Es importante que todos contribuyamos a una recaudación más justa.

P.- ¿Qué tipos nominales se aplicarían al capital?

R.- Habría que tocar deducciones, pero también los tipos. Lo estudiaríamos, pero hay casos en la OCDE en los que rentas del capital y del trabajo tributan al mismo tipo.

Planteamos aproximar los tipos de las rentas del capital a las del trabajo en el IRPF

P.- En alguna ocasión Podemos ha propuesto llegar a igualar los tipos, ¿es así?

R.- Nosotros volvemos a plantear la aproximación paulatina.

Nacho Álvarez. (Podemos)
Nacho Álvarez. (Podemos)

P.- También propone armonizar los impuestos de patrimonio, sucesiones y donaciones entre las comunidades autónomas para evitar la competencia fiscal. ¿Esto no va en contra del federalismo fiscal?

R.- No, nosotros pensamos que el sistema tributario español debe garantizar que haya mínimos no bonificables para que no existan paraísos fiscales, que es lo que hizo Esperanza Aguirre. Sobre estos mínimos, debe ser posible que las comunidades tengan margen para establecer horquillas.

P.- ¿En sucesiones y donaciones también proponen un mínimo no bonificable?

R.- Efectivamente. Queremos un fraccionamiento de pagos para situaciones que puedan ser complicadas en el caso de algunas herencias. Pero, en cualquier caso, un modelo que vaya en contra de lo que han planteado en Andalucía PP, Ciudadanos y Vox. Esta suerte de ‘Robin Hood invertido’ por el que se le elimina el impuesto a las rentas superiores a un millón de euros, es un profundo error. Ojalá los liberales de este país se parecieran un poco más a liberales de otros países europeos, como el Reino Unido, donde se plantea un impuesto a los ricos impulsado por los liberales.

P.- ¿Cómo encaja esa propuesta de armonización fiscal con las haciendas forales que tienen total independencia?

R.- Nosotros no planteamos alterar la fiscalidad foral. Está recogida en la Constitución y la respetamos. Sí que pensamos que el cálculo del cupo ha de hacerse con transparencia, cosa que no ha ocurrido en los últimos años.

P.- Algunos expertos han solicitado una reforma del cupo para que el País Vasco aumente su aportación a la solidaridad interregional a través del Fondo de Compensación.

R.- Creo que estos debates hay que enmarcarlos en una asignatura pendiente que es la reforma del sistema de financiación autonómica.

P.- En el Congreso está parada la iniciativa legislativa de los sindicatos para establecer una renta mínima. Podemos la ha apoyado en el Congreso, ¿intentaréis relanzarla en la próxima legislatura? ¿Cómo sería?

R.- El PP y Ciudadanos han sido tremendamente irresponsables paralizando la iniciativa de los sindicatos. En un país donde hay casi diez millones de personas viviendo bajo el umbral de la pobreza, urge tener una renta mínima. Nosotros hemos registrado una iniciativa propia: una renta garantizada algo más generosa que la que plantean los sindicatos, que garantice hasta 600 euros por hogar unipersonal y hasta 900 en caso de hogares con dos personas.

P.- Uno de los problemas que ha surgido en el mercado laboral ha sido la robotización y la globalización. ¿Se podría adoptar alguna medida para proteger a España de esta competencia?

R.- El desarrollo de la tecnología y de la digitalización debe de servir para que los salarios vuelvan a reconectarse con la productividad y para generar mayor tiempo de ocio y de disfrute para la ciudadanía. Por eso hemos planteado la reducción de la jornada laboral a 34 horas semanales, porque pensamos que este proceso de cambio técnico facilita que los crecimientos de la productividad sirvan para reducir los tiempos de trabajo.

Queremos reducir la duración de la jornada laboral a 34 horas semanales

P.- ¿Y respecto a la competencia exterior por la globalización? Por ejemplo, en España se han deslocalizado muchas empresas hacia otros países con peores condiciones laborales.

R.- Hoy vemos que emergen planteamientos proteccionistas. Si no queremos que estas propuestas triunfen, necesitamos articular mecanismos de compensación que garanticen que los beneficios que se derivan del comercio son utilizados para mejorar el bienestar de la mayoría social. Esto exige mercados laborales que terminen con la precariedad, que garanticen salarios mínimos y, al mismo tiempo, mecanismos de redistribución.

P.- ¿Entonces la forma de repartir los beneficios de la deslocalización entre la ciudadanía sería por la vía del impuesto de sociedades?

R.- Los beneficios de la empresa que se deslocaliza deben servir para que Hacienda sea capaz de recaudar en condiciones suficientes para redistribuir. Si no garantizamos mecanismos de transferencias de rentas que garanticen la cohesión social, la democracia liberal está en peligro.

Nacho Álvarez. (Podemos)
Nacho Álvarez. (Podemos)

P.- ¿Hay que derogar completamente las reformas laborales de Rajoy y Zapatero?

R.- En el último año 6 millones de contratos temporales no llegaron a los 7 días de duración. Casi la mitad de los indefinidos no llega a un año de duración. Este es el efecto de esa reforma laboral. Nosotros pensamos que hay que derogar la reforma de 2012 y lo decimos claramente. En esto a Pedro Sánchez le han temblado las piernas y se ha desdicho de sus propios compromisos.

P.- En los últimos meses ha sido la CEOE quien ha frenado la vuelta atrás de la reforma laboral. ¿Si se sigue oponiendo, querrán derogarla sin acuerdo social?

R.- No es una vuelta atrás, es un paso adelante hacia un marco laboral más estable y que garantice derechos.

P.- Pero en todos estos casos sí que sería una vuelta atrás: causas del despido, ultraactividad, prevalencia del convenio…

R.- Son cambios para reequilibrar las relaciones laborales.

P.- En esos puntos la patronal estaba reacia a aceptar esos cambios.

R.- Creo que las empresas y los empresarios españoles tienen que asumir una responsabilidad que en el contexto europeo es evidente: no podemos vivir con sociedades que generan tanta desigualdad.

P.- Eso significa que hay que legislar aunque no cuente con el consenso de la patronal.

R.- Nosotros pensamos que sí, que hay que cambiar la normativa laboral incluso si no cuenta con el consenso de la patronal. La patronal ha impulsado propuestas de forma muy unilateral en beneficio de las grandes empresas del país. Pensamos que la regulación está para garantizar condiciones de equidad en el mercado de trabajo.

Nosotros pensamos que hay que derogar la reforma de 2012 y lo decimos claramente

P.- ¿Hay que subir los impuestos a la gasolina y al diésel como nos ha pedido la OCDE o la Comisión Europea?

R.- Nosotros no nos oponemos a ello, pero debemos dejar claro que una fiscalidad verde tiene que estar al servicio de una transición energética que se haga con justicia social. Por ejemplo, quien hoy necesita cambiar una furgoneta tiene que recibir los ingresos necesarios para que este plan de renovación se pueda desarrollar.

P.- Ustedes proponen garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas.

R.- Proponemos blindar en la Constitución la revalorización con el IPC.

P.- El IPC todavía no está cambiado en la ley, y tampoco el factor de sostenibilidad.

R.- El factor de sostenibilidad es un recorte que se produce en el momento de la jubilación. No somos partidarios de que se mantenga, hay que eliminarlo. Nos preocupa que se siga por este camino: el PP en su programa propone otro recorte que es ampliar el periodo de cálculo de la pensión, que para la mayor parte de los trabajadores supondría un recorte de la pensión inicial. Que la derecha española siga insistiendo en que para hacer cuadrar las pensiones haya que recortarlas, nos parece muy preocupante. Actualmente gastamos el 12% del PIB en pensiones y Francia o Italia ya están gastando más del 15% que es el máximo al que llegaremos nosotros.

P.- Lo que está claro es que actualmente hay un déficit de 17.000 millones y que si no se adoptan reformas, irá aumentando por el ritmo de los gastos. ¿Si mantenemos el ‘statu quo’ de los pensionistas, significa que el esfuerzo lo tendrán que hacer quienes hoy están trabajando?

R.- No. De hecho, no hay tal conflicto generacional, al contrario, debería haber una alianza. Tener pensiones dignas hoy y que sean sostenibles en el futuro exige salarios dignos. Con salarios basura no tendremos más que cotizaciones basura.

P.- Si no se produce esa gran subida de salarios, entonces sí que sería necesario tocar algo: ingresos o gastos...

R.- En nuestra propuesta no contemplamos que los salarios no crezcan al ritmo de la productividad. Pero nosotros también hemos planteado otras propuestas: hay que destopar las cotizaciones máximas, hemos planteado que se eliminen las deducciones que reciben las empresas en las cotizaciones. Y, si fuese necesario, las pensiones no estarían nunca en riesgo porque se pueden financiar con los presupuestos.

P.- El coordinador federal de Izquierda Unida propone privatizar Endesa, ¿Podemos está de acuerdo?

R.- La propuesta que nosotros hacemos es la creación de una gran empresa energética que impulse la transformación energética y que desarrolle la infraestructura para crear los puntos de recarga de coches eléctricos.

Nosotros no proponemos privatizar Endesa. Pero es evidente, la Constitución lo dice: la riqueza del país está puesta al servicio del bien común

P.- Pero no sería Endesa.

R.- Nosotros no proponemos privatizar Endesa. Pero es evidente, la Constitución lo dice: la riqueza del país está puesta al servicio del bien común. Esto tampoco debe de olvidarse.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios