Portavoz económico del PSOE

Pedro Saura: "No cambiaremos la reforma laboral sin consenso con la patronal"

"La respuesta más eficaz contra el populismo es el Estado de bienestar" | "La subida de impuestos estructurales que propone el PSOE es del 0,5% del PIB"

Foto: El portavoz económico del PSOE y secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura. (Carmen Castellón)
El portavoz económico del PSOE y secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura. (Carmen Castellón)

El PSOE se presenta a las elecciones generales como partido en el Gobierno, y eso se nota. La formación se ha olvidado de derogar la reforma laboral del PP o de realizar una profunda reforma fiscal que elevara la recaudación o revertir todos los recortes de la crisis. En su lugar, se presenta a estas elecciones con la bandera de la moderación y el consenso. Pedro Saura, portavoz económico del PSOE y secretario de Estado de Infraestructuras, muestra el camino que propone el PSOE para la próxima legislatura: evolución para apuntalar el Estado de bienestar, pero no revolución. Ese periodo ya se ha pasado.

PREGUNTA. Hace 10 meses, parecía que el cambio de Gobierno iba a hundir a España; pero la realidad es que el país ha mostrado una gran fortaleza a la desaceleración.

RESPUESTA. Lo que comprobamos es que en 2019 la economía española va a crecer el doble de la media de los países de la zona euro. En marzo, se crearon 5.000 empleos al día y se prevé que en abril se creen 6.000 empleos al día. Y no solo eso: la inversión extranjera, la demanda de bonos del Tesoro que está en máximos históricos… Todo eso prueba la confianza en la economía española. Pero eso no quiere decir que la agenda de modernización del país haya acabado, nosotros pensamos que hay tarea por hacer y a eso queremos dedicar la próxima legislatura.

P. Una de las primeras tareas que se ha marcado el presidente será presentar unos Presupuestos. ¿Serán como los que tumbó el Congreso hace dos meses?

R. Lo primero que quiero decir es que el PSOE quiere cimentar un proyecto de país europeísta, moderno, que integre a toda la sociedad. Para eso, necesitamos tres palancas. La primera es la modernización relacionada con el conocimiento y la innovación. La segunda es construir un Estado de bienestar eficiente para reducir la desigualdad. Por último, necesitamos una apuesta por la transición ecológica. Una de las primeras medidas que ha señalado el presidente es la presentación de unos nuevos Presupuestos que se tienen que asentar sobre estos objetivos. Y la idea es que se parezcan a esos Presupuestos que la derecha y el independentismo tumbaron.

P. En ese proyecto de país del que habla, ¿qué peso debería tener el Estado sobre el PIB? Porque el gasto público está hoy siete puntos por debajo de la media europea.

R. España tiene que converger en el Estado del bienestar con los países más desarrollados. Lo que se pone de manifiesto es que los países que tienen un Estado social más desarrollado son los que tienen mayor bienestar y menor desigualdad. Yo creo que España tiene que aspirar a conseguir ese objetivo.

P. Sin embargo, en el Plan Presupuestario, el gasto público presupuestado no solo no crecía sino que caía: medio punto menos, hasta el 40,9%. ¿Es porque ahora no hay espacio fiscal para aumentar el gasto público y hay que ir rebajándolo todavía más?

R. Lo que sí que sucede en los Presupuestos del Gobierno es que ese gasto social crece. También tenga en cuenta que en el Plan Presupuestario no solo se incluye la Administración central, sino también las comunidades y los ayuntamientos, que tienen su soberanía y su toma de decisiones. Pero lo que sí puedo decir es que, en el Presupuesto que presentó el Gobierno, el gasto social de la Administración central sí que crecía.

Pedro Saura, durante la entrevista. (Carmen Castellón)
Pedro Saura, durante la entrevista. (Carmen Castellón)

P. Diversos miembros del Gobierno han planteado en varias ocasiones que España necesita una reforma fiscal más ambiciosa que la incluida en los Presupuestos. ¿A qué tributos debería afectar esa reforma?

R. Lo que sabemos es que el ciclo está permitiendo que los ingresos tributarios crezcan por encima del crecimiento nominal de la economía. Esto es una buena noticia, porque mejora la recaudación para financiar el Estado de bienestar, la inversión y las políticas de movilidad.

P. Pero eso significa financiar con ingresos cíclicos un gasto estructural...

R. De entrada, lo que sabemos es que los ingresos están creciendo por encima del PIB. Adicionalmente, el Gobierno ha planteado en los Presupuestos un incremento de la recaudación estructural de en torno a 6.000 millones de euros, basado en la imposición a las empresas más grandes y las rentas altas. Ese incremento, que sería del 0,5% del PIB, creemos que es razonable y moderado. Y hay una tercera variable: en España, tenemos unos tipos impositivos altos pero una recaudación baja. De manera progresiva, con una ley de prevención del fraude y una mejora de los impuestos, tenemos que conseguir que la recaudación real se acerque a la normativa. En el corto plazo, el planteamiento que ha hecho el Gobierno es moderado y es el correcto.

La subida de impuestos que plantea el PSOE es equivalente al 0,5% del PIB; creemos que es razonable y moderada

P. Entonces, la revolución fiscal que se planteaba se acabaría con la subida de los Presupuestos.

R. Efectivamente, sería un incremento de la recaudación de entre el 0,5% y el 0,6% del PIB. El ciclo está aportando un incremento de los recursos públicos importante y sostenido, por eso no es necesario ir más lejos en la revolución fiscal.

P. Eso fue justo lo que ocurrió durante los años de la burbuja: los ingresos crecían tan rápido que incluso generaron superávits. Pero el BCE ya ha alertado: detrás de todos esos ingresos cíclicos se esconde un aumento del déficit estructural.

R. No podemos comparar la situación actual con la de los años de la burbuja. El Gobierno socialista quiere avanzar en modernización de la economía y en cohesión social. Queremos una transformación desde la estabilidad. A mí lo que me preocupa es el riesgo que supondría la propuesta fiscal del PP, tremendamente irresponsable, que pondría en riesgo la economía española.

[Garicano: "La subida del SMI del 22% es un riesgo, pero no la derogaremos"]

P. La OCDE presentó la semana pasada un informe en el que mostraba que las clases medias están menguando en los países desarrollados. Una de las recomendaciones del organismo es establecer tributos progresivos en la recaudación, como son patrimonio, sucesiones y donaciones, para frenar este proceso.

R. La respuesta más eficaz al populismo es el Estado de bienestar. Por eso es más necesario que nunca un Estado de bienestar sólido, robusto y eficaz. Además, para un liberal, el impuesto de sucesiones y donaciones debería ser importante, ya que favorece la igualdad de oportunidades. Por eso no entiendo que critiquen este impuesto Ciudadanos o el PP. Estoy convencido de que la propuesta fiscal del PP de Casado no tiene el acuerdo de la mayoría de economistas que están en torno del partido.

La respuesta más eficaz al populismo es el Estado de bienestar

P. ¿Porque quieran un poco más de socialdemocracia?

R. No, fundamentalmente porque es tan irresponsable… Si haces un regalo fiscal de 18.000 millones de euros a las rentas altas y las grandes corporaciones, tienes un agujero no menor a esa cantidad. Yo creo que la UE no va a permitir este planteamiento y espero que sea así, porque es un peligro.

P. ¿Cree que sería apropiado avanzar hacia una armonización en patrimonio, sucesiones y donaciones en todas las comunidades para evitar la competencia fiscal entre regiones?

R. Es lo que deberíamos conseguir para que no haya competencia fiscal a la baja. Tenemos que hacerlo en conversación con las comunidades autónomas. Estos impuestos nos permiten avanzar en el principio de igualdad de oportunidades y el mérito.

En España, tenemos unos tipos impositivos altos pero una recaudación baja

P. Hablemos ahora de las pensiones. El PSOE propone blindar la revalorización de las pensiones con el IPC.

R. Para nosotros, es una línea roja.

P. Eso supone blindar el ‘statu quo’ de los pensionistas. Pero aun así tenemos que resolver el déficit estructural, que supera los 15.000 millones de euros. ¿Eso significa que todo el esfuerzo recaerá sobre los trabajadores?

R. Una parte importante del déficit estructural del sistema público de pensiones tiene que ver con la precariedad en el mercado laboral y la baja productividad de la economía española. Esa es una de las palancas sobre las que tenemos que actuar, la productividad.

[Lacalle: "No hay que recortar el tamaño del Estado"]

P. Eso significa que los salarios tienen que cotizar más a la Seguridad Social.

R. Claro, un aumento de la productividad debería llevar aparejado un incremento de los salarios.

P. Entonces, el esfuerzo sí que recaerá sobre los trabajadores...

R. Lo que debemos hacer, de manera inmediata, es retomar las conversaciones en el Pacto de Toledo para que entre todos acordemos el camino para abordar el problema del sistema público de pensiones.

P. Muchas veces, da la sensación de que se intenta transmitir el mensaje de: no se les va a pedir un esfuerzo a los pensionistas, y tampoco a los jóvenes, pero el Pacto de Toledo, mágicamente, va a eliminar todo el déficit de la Seguridad Social. ¿Ese mensaje no es irresponsable?

R. Lo que es irresponsable es decir que el sistema público de pensiones no tiene futuro. A partir de ahí, sentémonos y tomemos decisiones de corto plazo, porque hay parte del gasto de la Seguridad Social que debería asumirlo la Administración central, y de largo plazo. Porque hay soluciones.

Pedro Saura, durante la entrevista. (Carmen Castellón)
Pedro Saura, durante la entrevista. (Carmen Castellón)

P. El mensaje de que la Seguridad Social está en quiebra se ha repetido en España desde los años noventa. Una de las soluciones que encontró el Pacto de Toledo es esa, a la que usted se refiere, de la separación de fuentes. En el pasado, eso se hizo aumentando la carga fiscal, de modo que los tipos impositivos que soportan las clases medias son más altos que nunca. ¿El camino es seguir aumentándolos?

R. Yo creo que el sistema público de pensiones tiene futuro. Es muy necesario para no incrementar la desigualdad. Sentémonos y hablemos de cómo abordar el problema, pero el problema tiene solución.

P. Pasemos a la reforma laboral. Usted ha defendido en otras ocasiones la derogación de la reforma laboral. ¿Ahora sigue en ese mismo punto de eliminar por completo los cambios que introdujo el PP en 2012?

R. Lo que se ha puesto de manifiesto con la reforma laboral es un incremento de la desigualdad. Es necesario crear empleo, pero tiene que ser de calidad. La reforma laboral tiene mucho que ver con la devaluación salarial, que ha perjudicado particularmente a las rentas más bajas y a los jóvenes. También con un incremento de la precariedad de los precarios, porque se ha reducido la duración de los contratos. Nosotros creemos que hay que eliminar de la reforma laboral la parte que tiene un efecto perverso contra los trabajadores.

Lo que se ha puesto de manifiesto con la reforma laboral incrementa la desigualdad

P. ¿Qué parte es esa?

R. La parte en la que el empresario puede tomar prácticamente las decisiones que crea oportunas en función de lo que le convenga.

P. ¿Puede precisar más?

R. La parte en la que el empresario puede adoptar decisiones unilateralmente en función de sus beneficios. Incluido el salario de sus empleados. Creo que esa es la parte que está desequilibrada en contra del trabajador y a favor del empresario.

Pedro Saura, durante la entrevista. (Carmen Castellón)
Pedro Saura, durante la entrevista. (Carmen Castellón)

P. Los sindicatos pidieron al Gobierno que aprobara estos cambios incluso si la patronal se oponía. ¿Cree que la contrarreforma laboral debe hacerse sin el acuerdo con la CEOE?

R. No cambiaremos la reforma laboral sin consenso con la patronal y con los sindicatos. El Gobierno ha dejado muy claro que cualquier cambio en la regulación laboral tiene que ser consensuado con los agentes sociales.

P. En los últimos meses, el ritmo del empleo ha sido alto, pero las contrataciones indefinidas se han dado la vuelta y ya hay menos firma de contratos indefinidos que hace un año. ¿Este cambio le preocupa?

R. La economía española tiene tareas por delante y necesitamos una agenda ambiciosa. Pero el último dato de la Seguridad Social muestra que ha crecido el empleo en España. Está claro que tenemos un reto estructural que abordar en la siguiente legislatura.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios