El problema de la fertilidad es el empleo

En España hay 2,5 millones de mujeres que no han tenido más hijos por la precariedad

La mala calidad del empleo, tanto en términos de salarios como de conciliación, es el mayor problema al que se enfrentan los hogares: afecta al 44% de las mujeres que desean tener más hijos

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

España es el país de Europa, junto con Italia, que tiene los mayores problemas de fertilidad. La natalidad se ha hundido desde la crisis y amenaza el futuro demográfico del país. Los partidos políticos buscan soluciones imaginativas para fomentar que los hogares tengan hijos, pero el problema se concentra mayoritariamente en la mala calidad del empleo, tanto en términos de salarios como de conciliación. La Encuesta de Fertilidad publicada esta mañana por el INE pone sobre la mesa que España tiene 2,5 millones de mujeres de entre 18 y 55 años que no han tenido más hijos por razones económicas o de conciliación, pero que desearían haberlos tenido.

Estas 2,5 millones de mujeres que no han tenido más hijos por la mala calidad del empleo suponen el 44% de todas las mujeres que desearían haber tenido más hijos, lo que muestra la magnitud del problema. El porcentaje se agrava más entre las mujeres de entre 35 y 39 años, para quienes supera el 50%. Es normal que así sea, ya que en el caso de las mujeres jóvenes, creen que todavía tienen tiempo para hacerlo. Pero en el caso de las mujeres que superan los 35 años de edad sienten que ya se han pasado los mejores años para tener hijos y lamentan que el problema haya sido de calidad en el empleo. En total hay dos millones de mujeres mayores de 35 años que desearían haber tenido hijos, o más hijos de los que tuvieron.

La calidad del mercado laboral en España se ha deteriorado mucho desde el estallido de la crisis económica. La temporalidad y la parcialidad mandan ahora sobre el empleo, afectando especialmente a las mujeres. Según los datos de la Encuesta de Población Activa, el número de mujeres con un contrato temporal y a tiempo parcial ascendía en 2018 a 782.000 trabajadoras. Esto es, el 13,5% de las mujeres tiene el empleo de peor calidad que existe. Pero, además, hay 1,4 millones de mujeres con un contrato temporal a tiempo completo y 1,2 millones de trabajadoras con contrato indefinido pero jornada parcial. En total son 3,3 millones de mujeres trabajadoras, muy cerca de las 4,4 millones de trabajadoras con empleo indefinido a tiempo completo.

La principal causa por la que las mujeres que desean tener más hijos todavía no lo han hecho es por la conciliación entre el empleo y la vida familiar, que afecta a un 25% de ellas. El impacto es mayor a medida que las mujeres tienen más edad, ya que también tienen que asumir mayores responsabilidades en su puesto laboral. El 27% de las mujeres que no han tenido más hijos y que actualmente tienen entre 40 y 44 años no lo han hecho precisamente por la mala conciliación.

Por su parte, el aspecto económico afecta al 19% de las mujeres, esto es, una de cada cinco. La caída de los ingresos de los hogares en España ha estado relacionado principalmente con la precariedad en el empleo. La proliferacíon de contratos temporales y a tiempo parcial ha provocado que el número de horas que trabajan las mujeres se haya reducido. Este es el nicho principal de la 'pobreza laboral', como están ocupadas poco tiempo a lo largo del año, sus ingresos son bajos. Y lo seguirán siendo aunque suba el salario mínimo, ya que es un problema básico de horas de trabajo. O lo que es lo mismo, de calidad en el empleo.

[El drama de los salarios está en el empleo a tiempo parcial]

Además de las razones laborales, hay un 15% de las mujeres que no han tenido más hijos por razones de salud, otro 15% que no lo ha hecho pero cree que tiene tiempo para hacerlo y apenas un 7,6% culpan a que no han encontrado la pareja adecuada para hacerlo. Estos datos explican el grueso de la brecha de fertilidad que tiene España con Europa. En España hay un 79% de mujeres entre 25 y 29 años que todavía no han sido madres, y un 52% de las que tienen entre 30 y 34 años que aún no lo han hecho. Estos datos contrastan con que las mujeres que viven en España desean tener, de media, dos hijos. En otras palabras, quieren tener hijos, pero muchas no lo hacen por las dificultades que encuentran. Y las que lo hacen, tienen que vencer muchos obstáculos.

La mayor parte de las mujeres de mediana edad sienten que se vieron obligadas a retrasar su maternidad respecto a la que consideraban ideal en unos cinco años. Retrasar la maternidad en cinco años provoca que las madres tengan menos hijos, ya que tienen un periodo menor para procrear. El 52% de las mujeres entre 40 y 44 años retrasaron la edad de maternidad en una media de 5,5 años.

La mayor parte de las mujeres que sí han tenido hijos valora principalmente el salario y la conciliación laboral como los principales aspectos favorables en un empleo. El 27% de las mujeres prioriza las condiciones económicas, mientras que el 20% se fija en la estabilidad a largo plazo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios