Entrevista al responsable económico de Cs

Garicano: "La subida del salario mínimo del 22% es un riesgo, pero no la derogaremos"

“Pondremos un cheque formación de 500 euros al año a cada trabajador"| "No quiero una tasa Google en España, sino que hay que buscar una solución a nivel europeo"

Foto: Luis Garicano, responsable económico de Ciudadanos. (Roberto Gómez)
Luis Garicano, responsable económico de Ciudadanos. (Roberto Gómez)

La campaña electoral no está siendo sencilla para los partidos de derechas, enfrascados en una dura pelea para convencer a los votantes de este espectro ideológico. En medio de la batalla, Luis Garicano, responsable económico de Ciudadanos y cabeza de lista del partido para las elecciones europeas, tiene la tarea de colocar su partido como el único que aporta responsabilidad económica y fiscal frente a las políticas de aumento de gasto del PSOE y las promesas de rebaja de impuestos del PP.

PREGUNTA. La precampaña ya está en marcha y los diferentes partidos van lanzando sus propuestas. ¿Qué va a proponer Ciudadanos para esta campaña?

RESPUESTA. Nuestro mensaje es de solvencia y de responsabilidad. El PP ha cambiado sus propuestas hacia el populismo fiscal y en el PSOE hay un antes y un después con los ‘decretazos’. Nosotros hemos calculado las propuestas económicas de Sánchez y nos han salido algo así como 40.000 millones en todas las promesas que ha hecho. También hemos hecho un cálculo de las rebajas fiscales que ha prometido el PP y nos salen 17.000 millones. El bipartidismo no ha conseguido hundir la economía y va a tratar de hacerlo ahora. Yo creo que Sánchez plantea un tercer mandato para Zapatero: en el tema político, por las concesiones a los independentistas y a los nacionalistas, y en el económico, tenemos una economía que se enfrenta a la desaceleración porque está muy dopada con políticas fiscales. A mí me recuerda al Plan E.

El PSOE propone elevar el gasto público en 40.000 millones y el PP promete rebajas fiscales de 17.000 millones

P. El PSOE propone incrementar el gasto y el PP bajar los impuestos. ¿Qué propone Ciudadanos, dejarlos como están?

R. No, nosotros tenemos una propuesta fiscal importante para elevar la recaudación y también para reducir los impuestos. Proponemos una rebaja del IRPF del 60% en los municipios menos poblados.

P. ¿Qué coste tiene esa medida?

R. 540 millones de euros. Se establecería para municipios de menos de 5.000 habitantes que tengan una población decreciente.

Luis Garicano,. (Roberto Gómez)
Luis Garicano,. (Roberto Gómez)

P. ¿Qué más propuestas?

R. La ampliación de la familia numerosa, que son otros 500 millones. La subida de tres semanas de los permisos de paternidad, que serían otros 350 millones; el complemento salarial, que serían 2.800 millones; ayudas para los libros de texto... En total, serían 5.000 millones que incluyen tanto subidas de gasto como pérdida de ingresos.

P. Pero esa subida de tres semanas ya la ha aprobado el Gobierno, ¿serían tres semanas adicionales a las ocho actuales?

R. No, porque esto está calculado antes del decreto de Sánchez. Estaríamos manteniendo esas ocho semanas. Por otro lado, tenemos una idea importante de ingresos que permitiría una consolidación fiscal sustancial para alcanzar la senda de déficit.

P. ¿Se compromete a rebajar el déficit hasta el 1,3%?

R. El compromiso con Europa es ese 1,3% del PIB, pero ya estamos a mitad de año y va a ser imposible llegar a esa cifra. La estimación que está dando el Banco de España es que acabaremos el año en el 2,5%. Pero sí podemos adoptar medidas importantes contra la economía sumergida y agujeros en IRPF, sociedades e IVA, lo que nos puede permitir un importante aumento de los ingresos si lo hacemos bien. También se pueden conseguir ahorros en la contratación pública: la estimación de la CNMC es que la falta de competencia en las licitaciones puede suponer un ahorro del 25%. Y la contratación pública es nada menos que el 15% del PIB, más de 150.000 millones. Por eso creemos que introduciendo competencia en la contratación pública se puede conseguir mucho margen de ahorro. Sin hacer subidas impositivas, podemos hacer una consolidación fiscal muy sustancial y alcanzar la senda de déficit.

El compromiso con Europa es rebajar el déficit al 1,3%, pero ya estamos a mitad de año y va a ser imposible llegar a esa cifra

P. Un impuesto concreto: la tasa Google. ¿Lo van a defender?

R. Mi opinión es que realmente hay un problema grave de recaudación en el impuesto sobre sociedades. Y creo que el problema es de bases imponibles. Por ejemplo, uno que es muy claro es el del café comprado en Suiza y Luxemburgo. Starbucks compra el café en Luxemburgo para no dar ni un euro de beneficio en Reino Unido. Creo que el problema de las bases es muy grave y hay que resolverlo, pero no creo que sea una tasa de un país lo que lo resuelva. Los franceses y los alemanes están avanzando bastante en la armonización de bases. Lo que parece que van a hacer es¡ la idea de Macron de los ‘clubes’. A mí me gusta mucho. Consiste en desarrollar una Unión Europea en la que el mercado único, la Comisión Europea, el Parlamento y los tratados básicos sean comunes, y después tener clubes con países que avancen sin la necesidad de esperar a convencer a los países que quieren bloquearlos.

P. ¿Esta es la idea de la Europa de dos velocidades?

R. No, porque eso es que hay un grupo que va rápido y otro, lento. No es eso. Aquí va a haber rápidos y lentos en cada tema para evitar que cada medida tenga que aplicarse por unanimidad. Esto nos permitiría avanzar en bases tributarias. Los alemanes y los franceses están completamente convencidos de esto. Por eso mi respuesta a la tasa Google es no hacer una cosa especial de España, sino buscar una solución a nivel europeo que se implemente de forma inmediata, porque está todo el mundo harto.

Luis Garicano. (Roberto Gómez)
Luis Garicano. (Roberto Gómez)

P. Abundando en el tema europeo, hay una cuestión que es muy sensible de cómo tratar la inversión procedente de China, porque hay países que se están plegando a sus demandas.

R. Mi opinión es que hemos cometido un error grave con China. Pensábamos que a medida que se fueran enriqueciendo irían adquiriendo derechos los trabajadores, irían hacia la democracia y hacia el respeto a las reglas. Esto no ha sucedido. China cada vez es menos democrática y respeta menos las reglas. Como bien dice, Europa está vendida, porque hay muchos países que necesitan inversión y están dispuestos a hacer lo que sea para conseguirla. Lo que hay que hacer es una Organización Mundial del Comercio 2.0. Nos equivocamos al aceptarlos la primera vez. Vamos a poner las reglas del juego claras, y quien quiera estar, tiene que aceptar estas nuevas reglas.

[PSOE y Podemos apuestan por subir los impuestos y Vox propone recortes]

P. ¿Y Europa está preparada para liderar este cambio?

R. El problema es que los europeos no nos ponemos de acuerdo nunca. Vamos a necesitar el liderazgo de EEUU. El problema es que Trump, en vez de concentrarse en el problema chino, está disparando a todos a la vez, para conseguir acuerdos favorables para ellos. Hay que darle la vuelta a eso. En el debate de candidatos para presidentes de la Comisión, yo pedí esta OMC 2.0, que es una prioridad absoluta. La otra prioridad es el tema digital, en el que Europa se está quedando atrás.

Hay que hacer una Organización del Comercio 2.0 para que China acepte las reglas del juego

P. Uno de los temas económicos que más preocupan es el de las pensiones. ¿Cómo se puede resolver el déficit de 17.000 millones?

R. Tenemos que pensar en ello a corto, medio y largo plazo. A corto, yo lanzaría un mensaje de tranquilidad a los pensionistas de que las pensiones no están en peligro. Nosotros no queremos que pierdan poder adquisitivo. A largo plazo, si no hablamos de productividad, inmigración y natalidad, no podremos abordar este problema. Lo más interesante puede ser a medio plazo. Yo diría que hay dos cosas importantes. Una es aumentar la flexibilidad: que sea compatible el 100% de la pensión con el mantenimiento del trabajo voluntario.

Luis Garicano. (Roberto Gómez)
Luis Garicano. (Roberto Gómez)

P. ¿Solo voluntario? ¿Qué le parece ampliar la edad de jubilación?

R. No, nosotros solo queremos que sea voluntario. Además, queremos mejorar la transparencia del sistema.

P. ¿Podría ser la famosa carta de la Seguridad Social?

R. Sí, podría ser. Creo que la transparencia, junto con sistemas que incentiven el ahorro, sería muy positiva. Una cosa que a mí me gusta mucho es incentivar el ahorro voluntario con programas que den pequeños empujones a las familias para ahorrar. El Nobel de Chicago [Richard] Thaler tenía un programa que se llamaba 'save more tomorrow' (ahorra más mañana) por el cual te comprometes voluntariamente con tu empresa a que te quiten una parte de tu salario al año siguiente para ahorrarlo en una cuenta personal. Esto es, sistemas que ayuden a la gente a dar la vuelta a la inercia.

Hay que aumentar la flexibilidad de la jubilación para que sea compatible el 100% de la pensión con seguir trabajando

P. Esos son los planes de empresa que ya se instalaron en los ochenta.

R. Sí, sería como un plan de empresa pero que supondría un ‘empujoncito’ que dé un estímulo a la gente para ahorrar un poco más.

P. ¿Y cómo sería ese incentivo fiscal?

R. Yo ahora no me plantearía cambiar la fiscalidad del ahorro. Parte de la razón por la cual los planes de pensiones son poco atractivos en España es por las altas comisiones que cobran.

P. ¿Y cómo quieren la revalorización de las pensiones? ¿Indexada al IPC?

R. Sí, con el IPC.

P. ¿Y con estas soluciones de medio plazo se acaba con el déficit de la Seguridad Social?

R. Yo creo que con más flexibilidad y con la posibilidad de trabajar más años que sea apetecible, creo que pueden subir las cotizaciones mucho. Precisamente porque la gente que va a querer trabajar son quienes tienen una cotización más alta.

P. Recientemente, hubo un conato de enfrentamiento entre el secretario de Estado de Seguridad Social y la ministra de Trabajo, porque él planteaba ir a un sistema asistencial de las pensiones de viudedad.

R. Yo quiero decir una cosa respecto a pagar las pensiones con impuestos: ya se está haciendo.

P. ¿Por los complementos a mínimos?

R. No, no. El déficit de la Seguridad Social ya lo están financiando los Presupuestos Generales del Estado. Esa reforma silenciosa ya está sucediendo. Y yo no lo veo como un cambio, al final lo que importa es la deuda agregada de las administraciones públicas. Lo que hay que pensar es cómo tenemos esos ingresos adicionales. La fertilidad es fundamental a largo plazo, a 10 o 15 años. Suecia ha conseguido darle la vuelta a la tendencia a la baja de la fertilidad, Francia también, y aquí es un tema fundamental.

Yo quiero decir una cosa respecto a pagar las pensiones con impuestos: ya se está haciendo

P. ¿Qué medidas se pueden aprobar para aumentar la fertilidad?

R. Nosotros proponemos incrementar los permisos de paternidad y ampliar las familias numerosas a las familias de dos hijos y a las monoparentales con un hijo. Esto tiene un coste de unos 500 millones de euros. Nuestras prioridades económicas siempre han sido la inversión en educación e innovación y la familia.

P. La reforma laboral es una de las causas vinculadas a este problema.

R. Nosotros mantenemos nuestras propuestas. Hay tres líneas. Una es el contrato único para eliminar todos los contratos temporales y con un bonus para las empresas que tengan menos rotación. La segunda es el cheque formación. Me gusta más cómo lo ha hecho Macron: no dar un dinero de formación cada año, sino una mochila de formación en la que puedan acumular estos fondos. La idea sería ponerles 500 euros a los trabajadores al año, usando el dinero que ya hay en formación. Y, tercera, el complemento salarial, un impuesto sobre la renta negativo. La clave es que nosotros queremos que las ayudas vayan vinculadas a estar empleado, porque en España lo que ha ocurrido con los subsidios es que cuando estás en desempleo pierdes todas las ayudas, lo que es un incentivo a mantenerse sin trabajar. El complemento salarial incentiva a trabajar y mejora los ingresos a toda la gente que está en una situación de precariedad.

P. ¿Qué les parece la subida del SMI?

Luis Garicano. (Roberto Gómez)
Luis Garicano. (Roberto Gómez)

R. No nos parece que sea el instrumento adecuado en un país con tantísimo paro. La tendencia grande de ahora en el mundo es sustituir a los trabajadores por capital, y a medida que vas subiendo el precio del trabajo, vas aumentando esta sustitución. En un país en el que el paro es del 14%, no debes hacer más cosas que hagan que las empresas no quieran crear empleo. Además, una subida tan grande del SMI, del 22%, genera mucho riesgo.

P. Pero los datos del mercado laboral del inicio del año no han sido malos…

R. Sí, pero hay que mirarlo en sentido de cuántos empleos no se han creado por culpa del SMI. Esto es, hay que mirar entre los trabajadores que están cerca del salario mínimo, como son los jóvenes, o los de las regiones de Andalucía o Extremadura, que será donde afecte más. Yo creo que la evidencia preliminar es que sí que se ha producido una ralentización de la creación de empleo. La idea de Sánchez de que es la fiesta otra vez, como ocurrió con Zapatero, nos va a volver a llevar en meses al déficit por cuenta corriente que hemos tenido siempre, a dar la vuelta a la creación de empleo…

P. ¿Y se plantean revertir la subida del SMI hasta 900 euros?

R. No, no lo haremos.

No derogaremos la subida del salario mínimo

P. ¿Qué opina sobre el cupo y el concierto vasco?

R. Yo insisto en que nuestra posición no ha cambiado. Yo en 2015 ya dije que el cupo está en la Constitución y se tiene que cumplir. Pero se tiene que calcular bien, y no que sea un chanchullo. Lo que pasa ahora es que se negocia. Por ejemplo, una cosa que yo dije en el País Vasco es que este déficit de la Seguridad Social, que lo paga el Estado, lo paga la caja central del Estado, no las haciendas forales. Yo estoy a favor de que el cálculo del cupo lo haga una institución independiente, por ejemplo, la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal). Eso sería coger la ley y aplicarla. Lo que no puede ser, y lo sé porque lo he visto, es que se cierran en una sala y se negocia, pero no hay ningún cálculo.

P. El tema de fondo no es lo que está en la Constitución, sino que si aceptan el cupo, no pueden seguir con el discurso de acabar con los privilegios fiscales, porque el cupo en sí mismo es un privilegio fiscal.

R. No debe haber desigualdades entre los ciudadanos y pensamos que un cupo bien calculado no tiene que llevar a ninguna desigualdad entre ciudadanos.

Luis Garicano. (Roberto Gómez)
Luis Garicano. (Roberto Gómez)

P. ¿Y se podría generalizar el concierto a otras regiones?

R. Esta es una propuesta que ha hecho Daniel Lacalle y que tiene la dificultad práctica obvia que estamos viendo: lleva a la política de la insolidaridad, porque cuando te sientas a repartir, esto es la ley del más fuerte, o el que tiene el voto marginal. El sistema actual hace más posible que haya solidaridad entre los ciudadanos de los diferentes territorios. Me temo que con un cupo para todos, aumentarían las desigualdades muy profundamente.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios