fitch y marsh

La incertidumbre política en España inquieta a los analistas de riesgos

La política, como uno de los principales riesgos: las agencias de 'rating' y mercados extrangeras temen a la polarización y enfrentamientos de la política española por su impacto en la economía del país

Foto: Las elecciones en españa están previstas para el 28 de abril. (Reuters)
Las elecciones en españa están previstas para el 28 de abril. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Las agencias de calificación crediticia y mercados guardan cautela frente a la evolución política en España. Mientras que Marsh Inc. considera que la incertidumbre en este campo y el conflicto catalán elevan el riesgo político, Fitch ha revisado dos décimas a la baja sus pronósticos de crecimiento del PIB para España en 2019 y 2020 —cuando anticipa una expansión económica del 2,1% y del 1,7%, respectivamente— como consecuencia del impacto negativo que la incertidumbre política puede tener en las decisiones de inversión de las empresas.

No obstante, Fitch considera "modesta" la rebaja de sus perspectivas de crecimiento para España en comparación con el recorte acometido para otras grandes economías de la zona euro, como Italia, cuyo crecimiento en 2019 ha sufrido un 'hachazo' de un punto porcentual, hasta el 0,1%, mientras que Alemania ha visto reducida en seis décimas su previsión, hasta el 1%.

"La incertidumbre derivada de las tensiones políticas podría ensombrecer las decisiones de inversión de las empresas", advierte la agencia, que asigna a la deuda soberana de España una calificación 'A-' con perspectiva estable.

En este sentido, Fitch señala lo "incierto" del resultado de las elecciones generales convocadas de forma anticipada por el Gobierno para el próximo 28 de abril, apuntando que "pueden no resultar en una coalición estable de Gobierno".

[El ciclo electoral multiplica la obra pública]

De este modo, la calificadora de riesgos sostiene que el consumo privado, uno de los principales motores de crecimiento de la economía española, debería seguir viéndose soportado por la mejora del empleo, aunque esta se producirá a menor ritmo que en el pasado, así como por la subida del salario mínimo.

Sin embargo, Fitch advierte de la división de opiniones con respecto la subida del salario mínimo en España, señalando que en el caso de que se registrase un frenazo en la creación de empleo y en el incremento de la renta, los hogares contarían con un margen limitado para compensar su impacto en el consumo dado que su tasa de ahorro se encuentra en mínimos de una década.

A este respecto, los últimos pronósticos de Fitch contemplan una gradual reducción de la tasa de paro, que se situará en 2019 en el 14,2% y bajará al 13,5% un año después.

Marsh, sobre la cuestión catalana

La polarización política, generada por la entrada de nuevos partidos en el Congreso, y el conflicto independentista en Cataluña han desembocado en un incremento del riesgo político en España a corto plazo, lo que ha afectado a la percepción del país de cara a los inversores internacionales.

El "Mapa de Riesgo Político 2019", publicado este miércoles por la consultora de riesgos y bróker de seguros Marsh con datos de Fitch Solutions, señala que la elevada deuda pública española-cercana al 100 % del PIB- también ha contribuido a que se eleve el nivel de riesgo político respecto al año pasado.

El responsable de Riesgo Político de Marsh España, Diego Fernández, ha explicado en rueda de prensa que, siendo 100 el mayor grado de estabilidad política, España sitúa su nivel a corto plazo en el 64,6, lo que supone casi cuatro puntos menos respecto a 2018 (68,3) y la mayor caída en Europa.

Contraste de banderas. (EFE)
Contraste de banderas. (EFE)


Concretamente, ha incidido en que la cuestión catalana ha tenido un impacto considerable y que incluso ha habido una "tremenda" caída de las inversiones en esta comunidad.

No obstante, ha matizado que la situación política de España a largo plazo muestra una estructura democrática estable y ha aclarado que el principal riesgo es que se produzca un impago de deuda por parte de una empresa pública o un Gobierno, una cuestión que "en España no se está dando".

El estudio, que incluye una visión general del nivel de riesgo político, económico y operativo de los más de 200 países y territorios analizados, detalla que el proteccionismo estadounidense, la situación en Venezuela, las relaciones de Rusia con Occidente y el Brexit son algunos de los principales riesgos que agravan la estabilidad global en 2019.

La consultora ha detectado este año nuevos desafíos para la estabilidad política y económica de los países, como la aparición de nuevas armas (bioquímicas, drones), la transición energética y cómo va a afectar a la industria y a la caída de precios de los carburantes, los ciberataques, la proliferación de noticias falsas, el envejecimiento poblacional o el cambio climático

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios