retrasos o cancelaciones a la vista

La huelga de controladores franceses se solapa con el cierre de una pista en Barajas

Francia afronta una huelga general que se prolongará hasta este miércoles por la mañana, a la que se han adherido los controladores aéreos. Barajas se prepara para sufrir aún más retrasos

Foto: Complicaciones para las aerolíneas con operaciones en Madrid-Barajas. (EFE)
Complicaciones para las aerolíneas con operaciones en Madrid-Barajas. (EFE)

El cierre de una pista de aterrizaje en el aeropuerto de Barajas está provocando retrasos y cancelaciones desde el viernes 1 de marzo, fecha en la que se iniciaron unas obras que no terminarán hasta finales de este mes. La operativa de las aerolíneas puede verse aún más afectada esta semana, coincidiendo con convocatoria de huelga general en Francia a la que se han sumado los controladores aéreos galos.

Los paros en Francia arrancaron este lunes a las siete de la tarde y se prolongarán hasta mañana miércoles a las seis de la mañana. La jornada de huelga está destinada tanto al sector privado como al sector público, donde se prevé un seguimiento masivo en áreas como la educación o el transporte. Los controladores aéreos ya han hecho pública su intención de movilizarse, una situación que ha forzado a las aerolíneas a reprogramar sus vuelos, explican fuentes de Aena.

Iberia ha tenido que cancelar un número indeterminado de vuelos a Marsella, Toulouse, París, Londres, Frankfurt, Milán o Venecia o desviar sus rutas, pues la huelga de controladores galos afecta a todo el espacio aéreo francés. "Hemos avisado con antelación a todos los clientes afectados, a los que se ha ofrecido un cambio de horario o una ruta alternativa, informan desde la aerolínea.

La situación de Barajas ha dejado de ser caótica si se compara con el primer fin de semana de marzo, cuando comenzó la reforma de la pista 14L/32R y el aeropuerto apenas pudo gestionar entre 26 y 30 aterrizajes o despegues cada hora frente a las 50 entradas y 50 salidas autorizadas en condiciones normales. La puntualidad pasó del 90% al 54% en apenas dos días, si bien los índices se han recuperado un poco gracias a una mejor utilización de las pistas.

"Alcanzar la normalidad al 100% es imposible porque hay una pista de aterrizaje cerrada, pero no se ha vuelto a repetir el escenario de aquel fin de semana", indican fuentes del aeropuerto de Barajas. Sí se han registrado retrasos y cancelaciones puntuales por motivos climatológicos, uno de los factores externos que más daño hace a los índices de puntualidad de las aerolíneas junto a las huelgas.

Barajas no desglosa cuántas operaciones se han visto "significativamente afectadas" en los últimos días, un porcentaje que ascendió al 8% durante el primer fin de semana de marzo. El aeropuerto de Madrid se comprometió a intensificar las tareas de coordinación tanto con las aerolíneas como con Enaire, el proveedor de servicios de navegación aérea.

La huelga de controladores galos unida al cierre de una pista ha provocado cancelaciones. (Reuters)
La huelga de controladores galos unida al cierre de una pista ha provocado cancelaciones. (Reuters)

Vueling prefiere no hacer comentarios sobre el impacto de la huelga en su operativa. No obstante, fuentes del sector restan dramatismo al asunto aludiendo a que su principal 'hub' no es Barajas sino Barcelona-El Prat. Eso no quita que se hayan cancelado vuelos.

"No hemos reprogramado vuelo alguno, si bien siempre cabe esperar algún retraso puntual", sostienen desde Norwegian Airlines. La compañía 'low cost' destaca que la situación de Barajas "ha mejorado mucho de una semana a esta parte". Este periódico también se ha puesto en contacto con Ryanair, EasyJet, Norwegian Airlines y Air Europa, pero no ha recibido respuesta al cierre de este artículo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios