10 nuevos paraísos fiscales se añaden al listado

La UE engorda su lista negra de paraísos fiscales y pone a prueba su efectividad

La Unión Europea ha añadido este martes 10 nuevas jurisdicciones a las cinco que ya conformaban la lista negra de paraísos fiscales.

Foto: Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros. (Reuters)
Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros. (Reuters)

La Unión Europea ha desvelado este martes al mediodía la versión actualizada de la lista negra de paraísos fiscales que estrenó en el 2017 después de años de un debate trabado con los típicos problemas que surgen en Bruselas: intereses políticos y familiares entre países que cubren las vergüenzas a sus amigos y primos.

Hace dos años que la UE acordó su primera lista negra de paraísos fiscales. En ella había 17 jurisdicciones que no colaboraron con Bruselas y no mostraron la más mínima intención de cambiar sus esquemas fiscales. Eran Samoa Americana, Barbados, Bahrein, Bahamas, Guam, Corea del Sur, Macao, Islas Marshall, Mongolia, Namibia, Palau, Panamá, Santa Lucía, Samoa, Trinidad y Tobago, Túnez y Emiratos Árabes Unidos.

Junto a ella se aprobó una lista gris, países que se habían comprometido a colaborar con Bruselas y hacer modificaciones en sus legislaciones tributarias. El objetivo de esta segunda lista, que Luis de Guindos, ministro de Economía español en 2017, aseguró que llevaba la firma española, es dar un toque de atención a los países que deben cumplir con una serie de objetivos en un tiempo concreto. En la primera lista había 47 jurisdicciones.

El objetivo de estas dos listas era simple: si un país en la lista negra se comprometía a realizar modificaciones en su sistema tributario pasaba a la lista gris, donde estaban los países que habían prometido cambios a Bruselas. La mayoría de ellos tenían como fecha límite finales de 2018, aunque los países en vías de desarrollo cuentan con lo que resta de 2019 para completar los objetivos.

La lista negra ha ido adelgazando en los últimos meses, y de los 17 miembros originales ya solo quedaban cinco. Son Samoa Americana, Guam, Samoa, Trinidad y Tobado y las Islas Vírgenes de Estados Unidos.

En la lista gris permanecían hasta este lunes 62 jurisdicciones, pero se prevé que en la versión actualizada solo queden 34. De ella salió en diciembre Andorra, que era uno de los países incluidos que más preocupaba a España junto a Marruecos.

Este miércoles los ministros de Finanzas de la Unión Europea han acordado engordar la lista negra con 10 nuevas incorporaciones. La lista la conforman Samoa Americana, Barbados, Guam, Samoa, Trinidad y Tobago, Islas Vírgenes americanas, Aruba, Belize, Bermuda, Dominica, Fiji, Islas Marshall, Omán, Emiratos Árabes Unidos y Vanuato.

En las últimas horas habían surgido algunos rifirrafes entre la Comisión Europea, que es la encargada de elaborar la lista, y algunos Estados miembros, en concreto por el caso de los Emiratos Árabes Unidos. Esta mañana el ministro rumano dudaba de que la lista fuera a ser aprobada en esta reunión y señalaba que apostaba por esperar hasta el próximo encuentro, en mayo. Sin embargo el listado ha recibido finalmente la luz verde de los ministros.

Pierre Moscovici charla con la ministra española de Economía. (Reuters)
Pierre Moscovici charla con la ministra española de Economía. (Reuters)

Se siguen tres criterios para escanear a todos los países en el radar europeo, que en total eran 92, a los que en los próximos meses se unirán México, Argentina y Rusia: por un lado se analiza si son transparentes en materia tributaria y si comparten la información, por otro si aplican una fiscalidad nociva, y por último que no colaboran en evitar la evasión fiscal.

La Comisión Europea celebra lo que considera un éxito, defendiendo que, al menos esta vez, en la lista negra no ha habido interferencias políticas. Para Bruselas el listado tiene el objetivo de empujar a los países con los que más contacto tiene a mantener unas prácticas fiscales responsables, y defienden que 60 países intervinieron para resolver las dudas de la Comisión Europea.

La aprobación de esta lista llega días después de que se confirmara que los Estados miembros habían rechazado de forma unánime otra lista negra elaborada por la Comisión Europea en la que aparecían los Estados miembros que no colaboraban con la UE en la lucha contra el blanqueo de capitales o la lucha contra el terrorismo.

Las capitales acusaron a Bruselas, responsable de elaborarla, de no haber seguido los procedimientos. En el caso español, Madrid estaba molesto con que se hubiera incluido a Panamá sin tener en cuenta que el país americano estaba poniendo en marcha medidas para atajar la situación

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios