luz verde al esquema de ayudas

Bruselas autoriza a España a gastar 200M más para evitar cierres como el de Alcoa

Bruselas ha dado este viernes un respiro a España al autorizar la ampliación del esquema de ayudas para las empresas con un consumo intensivo de electricidad.

Foto: Protesta de los trabajadores de Alcoa. (EFE)
Protesta de los trabajadores de Alcoa. (EFE)

Bruselas ha dado este viernes un respiro a España al autorizar el esquema de ayudas para las empresas con un consumo intensivo de electricidad y que contará con 200 millones de euros de presupuestos hasta el año 2020.

Este anuncio dará al Gobierno algo de cintura para evitar cierres como el de Alcoa. La multinacional americana anunció en octubre un ERE y el cierre de las fábricas de Avilés y A Coruña, lo que provocará el despido de 700 trabajadores. No es la primera vez que amenaza con marcharse como una forma de movilizar al Ejecutivo: en 2014 presentó un ERE que retiró cuando el Gobierno adecuó la subasta de interrumpibilidad para contentar a Alcoa. Como antes, esta vez la multinacional alegó el alto precio de la electricidad como razón para cerrar las fábricas, algo que Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, tildó de “cortina de humo”.

Ahora el Gobierno recibe la luz verde al aumento de 200 millones de euros más hasta 2020 para este sistema de ayuda a las empresas electrointensivas con una exposición “particular” a la competencia internacional, y permitía reembolsar parcialmente los costes de electricidad bajo el sistema europeo de comercio de emisiones (ETS). Se trata de un esquema originalmente aprobado por la Comisión Europea en el año 2013. "El incremento del presupuesto está justificado por los mayores precios de la electricidad resultantes de los constes indirectos de emisión bajo el sistema europeo de comercio de emisiones", ha señalado la Comisión Europea en un comunicado.

Esta decisión de la Comisión Europea es independiente a la investigación que Bruselas mantiene en marcha por las ayudas a la interrumpibilidad, un sistema de gestión de la demanda de electricidad que retribuye y da ayudas a las empresas por desconectarse del sistema eléctrico en caso de ser necesario. Alcoa se llevaba el 30% de las subastas, habiendo recibido cerca de 1.000 millones de euros en los últimos 10 años.

El Gobierno ha estado siguiendo la investigación con mucha atención. Esta misma semana Ribera aseguraba en Bruselas que había que tomarse con calma la investigación por parte de la Comisión Europea y restaba peso a la posibilidad de que el Ejecutivo comunitario pudiera obligar a España a recuperar millones de euros si se llegaba a considerar que el sistema de ayudas no es compatible con las normas europeas: “Pensar que esto puede acabar en una devolución de ayudas está muy lejos de la realidad”.

Según fuentes gubernamentales Madrid trabaja mano a mano con Bruselas para estudiar cómo “reorientar” el esquema de forma que fuera totalmente compatible con las normas europeas de ayuda de Estado. "El Gobierno está trabajando en cómo combinar opciones para el sector electrointensivo compatibles con el derecho europeo", aseguraron fuentes del ministerio.

La investigación de la Comisión Europea se remonta a abril de 2015, cuando Bruselas comenzó a analizar los mecanismos de capacidad de 11 Estados miembros. Estos mecanismos de capacidad son esquemas por los cuales los países remuneran a compañías eléctricas o proveedoras para que estén disponibles en caso de necesidad, lo que requiere un gasto extra por parte de las empresas que el Gobierno compensa con las ayudas. Recientemente el Ejecutivo comunitario ha abierto una investigación en profundidad para el caso de el Reino Unido. Ribera llama a la calma y señaló que "mientras el expediente de la Comisión siga su curso hay que ser prudentes".

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios