Se sitúa por encima del resto de analistas

BBVA descarta una desaceleración brusca y prevé que España crezca un 2,4% en 2019

La entidad considera que el PIB mantendrá el ritmo de crecimiento del último trimestre de 2018 gracias a la inercia positiva de la economía que permitirá un fuerte crecimiento del consumo

Foto: Jorge Sicilia, economista jefe de BBVA Research y Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research (Efe)
Jorge Sicilia, economista jefe de BBVA Research y Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research (Efe)

Los indicadores de actividad y confianza publicados en los últimos meses han elevado las dudas sobre la evolución de la economía para 2019. La mayor parte de los analistas se vieron obligados a rebajar sus estimaciones de crecimiento hasta situarlas entre el 2,2% y el 2% para este ejercicio. BBVA Research se ha opuesto a esta tendencia y considera que la economía crecerá un 2,4% en 2019. Esto significa que España mantendría el ritmo de crecimiento del cuarto trimestre de 2018 y, por tanto, evitaría la desaceleración durante los próximos meses.

Así figura en el informe ‘Situación España’ que publica cada trimestre BBVA Research. Los analistas de la entidad consideran que los riesgos latentes no se materializarán este año y, por el contrario, la demanda interna permitirá mantener un elevado ritmo de crecimiento. En concreto, estima que el gasto final crecerá un 2,1% este ejercicio, esto es, cuatro décimas por encima de la previsión del Gobierno y dos décimas por encima de lo que estimaba BBVA hace tres meses. "Vemos una tendencia de desaceleración en el consumo privado, pero ha venido comportándose algo mejor de lo que se esperaba", ha explicado Miguel Cardoso, economista jefe de BBVA Research para España.

La entidad considera que la inercia de la economía es muy fuerte y permitirá un importante crecimiento de las rentas de los hogares gracias a la creación de empleo y la subida de los salarios. Si bien es cierto que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) podría reducir la creación de empleo en unos 60.000 puestos de trabajo a lo largo del año, la entidad considera que el incremento de las rentas salariales permitirán sostener un elevado ritmo de crecimiento del consumo.

[La economía catalana recupera el ritmo previo al 1-O]

Por el contrario, BBVA Research ha rebajado su previsión de inversión como consecuencia de la incertidumbre en las empresas. Hace tres meses esperaba que la Formación Bruta de Capital Fijo aumentase un 5% y actualmente prevé un avance del 4,6%, lastrado principalmente por la inversión empresarial en maquinaria y equipo, esto es, en capacidad instalada.

La subida del Salario Mínimo Interprofesional podría reducir la creación de empleo en unos 60.000 puestos de trabajo

También mantendrá un gran dinamismo el consumo público, que crecerá un 2,4%, "por encima del resto de países del euro", ha apuntado Cardoso. Las Administraciones Públicas apoyarán al avance del PIB gracias a sus presupuestos expansivos, pero dificultarán el ajuste del déficit. Si no se aprueban los Presupuestos Generales del Estado, el déficit se irá hasta el 2,3%, lo que provocaría que España incumpliría el objetivo de déficit en un punto del PIB (más de 12.000 millones de euros). Por el contrario, si se aprueban las cuentas, el déficit se rebajaría hasta el entorno del 2% y esto restaría tres décimas al crecimiento del PIB.

“No hay menús gratis”, ha señalado Rafael Doménech, economista jefe de BBVA Research, “este estímulo fiscal que hemos tenido en los últimos años es a costa de una menor disminución de la deuda pública y menor margen de actuación fiscal en el futuro”. En resumen, este incremento del gasto público provoca traer crecimiento del futuro al presente, lo que generará debilidad en el futuro.

BBVA mantiene un gran optimismo respecto a la evolución de las exportaciones, ya que prevé que crezcan nada menos que un 5,2% este ejercicio, en línea con la evolución experimentada en 2017 y más del doble que el crecimiento de 2018. Este avance de la demanda exterior permitirá minimizar el impacto negativo de las importaciones, que crecerán un 6,2%.

La desaceleración volverá a intensificarse en 2020 con una desaceleración del crecimiento hasta el 2%, prevé BBVA Research. En ese caso, la ralentización se provocará principalmente por un menor dinamismo del consumo de los hogares y el ajuste de las cuentas públicas, que se retomaría después de un año 2019 de muchas elecciones.

En este contexto, el ritmo de creación de empleo seguirá siendo elevado, aunque a una tasa inferior al de los ejercicios anteriores. En concreto, BBVA Research estima un avance del 2,1% de la ocupación (en términos de EPA). Esto permitiría reducir la tasa de paro hasta el 13,8%, un punto y medio menos que en 2018.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios