caída de ventas

La huelga del taxi da la puntilla a la moda en Madrid y Barcelona: enero cierra en rojo

Las rebajas no han funcionado, un hecho al que se suman las movilizaciones de los taxistas y las restricciones al tráfico en el centro de Madrid. Los comerciantes cierran un mes de enero para el olvido

Foto: La huelga de taxistas ha repercutido en las ventas de los comerciantes. (EFE)
La huelga de taxistas ha repercutido en las ventas de los comerciantes. (EFE)

La industria textil se despidió de 2018 con una campaña de Navidad descafeinada, y no ha sido capaz de reactivar las ventas en enero. Las rebajas han fracasado en su intento de dar salida al excedente, una situación agravada por la huelga del taxi en Barcelona y, sobre todo, en Madrid, donde sigue vigente. “El hecho de que la capital esté tomada por los taxistas afecta muchísimo al sector. No está el ambiente como para salir de compras”, explica Eduardo Zamácola, presidente de la patronal española de moda y complementos Acotex.

Según las primeras estimaciones de esta asociación, las ventas han descendido en enero respecto al mismo mes del año anterior. Es pronto para determinar el porcentaje de caída, pero Zamácola adelanta a este periódico que las noticias “no son buenas”, con especial énfasis en Madrid y Barcelona. La capital, además, sufre los efectos de las restricciones al tráfico rodado en la almendra central, una circunstancia que también está pasando factura a los comerciantes desde diciembre.

La patronal de la moda culpa a los taxistas del ambiente enrarecido que se respira en Madrid, más allá de bloqueos puntuales como los vividos en Fitur o en la Castellana. "No hay taxis disponibles y la gente no se atreve a coger Uber o Cabify por miedo a recibir una pedrada en el cristal", sostiene Zamácola.

La incertidumbre política también influye, así como los mensajes de desaceleración económica con efectos inmediatos en el consumo. Los empresarios de la moda suscriben así las palabras de sus colegas del sector turístico, que ya han expresado su preocupación de cara a las elecciones autonómicas y municipales en mayo.

¿De dónde venimos?

La moda española cerró 2018 con un desplome del 2,2% en las ventas y una bajada de los márgenes debido a las promociones agresivas durante todo el año. La patronal Acotex registró una campaña navideña para el olvido, con una caída del 3% en diciembre.

Los expertos vinculan ese desplome a la semana del Black Friday, ocasión perfecta para adelantar las compras de Navidad. Esa tendencia llega hasta el punto de que las tiendas sufrieron un frenazo de ventas en septiembre, pues más de uno se esperó al 'viernes negro' para dar rienda suelta a su fiebre consumista. Así lo cuenta Montserrat Gallego, presidenta de la asociación madrileña de mayoristas Triángulo de la Moda.

"Los mayoristas hemos vivido el peor año que se recuerda. Hay tanta oferta y tan barata, que las rebajas ya no funcionan", añade Gallego. A falta de datos oficiales, la presidenta de esta asociación calcula una caída interanual cercana al 10% en su sector.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios