La tasa de paro cae al 14,45%

España logró en 2018 su mayor crecimiento del empleo en 12 años por el sector público

El número de ocupados en el sector público se incrementó en 136.300 trabajadores, el mayor dato desde 2004. El privado contribuyó con un crecimiento de 430.000 ocupados, el mejor desde 2007

Foto: Foto de archivo de una oficina de empleo. (REUTERS)
Foto de archivo de una oficina de empleo. (REUTERS)

España vivió una recta final del año 2018 muy positiva en términos de empleo. En el último trimestre del año, que tradicionalmente es malo para el empleo por el fin de la temporada de verano, se crearon 36.600 puestos de trabajo, según los datos publicados por el INE correspondientes a la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2018. Ha sido la primera vez en tres años que se logra una creación neta de empleo en el último trimestre y fue gracias al sector público, que incorporó a 43.500 empleados. Nunca antes se había registrado tal cifra de empleo público en el cierre de un ejercicio, lo que demuestra la intensidad de las contrataciones en las distintas administraciones públicas. El empleo público sirvió para contrarrestar los 6.800 empleos que se perdieron en el sector privado en el último trimestre.

El resultado es que el sector público creó 136.300 puestos de trabajo en 2018, lo que significa el mejor dato desde el año 2004 y el segundo mayor de toda la serie histórica. Cifras que han servido para intensificar la recuperación del mercado laboral, que mostró un gran dinamismo en 2018 a pesar de la ralentización de la economía. De hecho, el incremento en el número de ocupados ha sido el mayor desde 2006, esto es, desde hace 12 años. En total se incorporaron al empleo 566.300 personas, superando los registros de 2015 y también de 2007, el último ejercicio de la burbuja inmobiliaria.

Con este incremento, el sector público tiene ya un 8,1% más de ocupados que antes del estallido de la crisis (cuarto trimestre de 2007). Sin embargo, todavía no se ha alcanzado el récord de empleo público, ya que entre los años 2008 y 2011 se produjo un fuerte incremento de las contrataciones como parte de los planes de estímulo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En el tercer trimestre de 2011 se marcó la cifra más alta de ocupados públicos en España: 3,3 millones, un 3% por encima de los niveles actuales.

[La Academia busca becarios para la gala de los Goya sin salario ni alojamiento]

También el sector privado tuvo una gran aportación al incremento de la ocupación con 430.000 empleos nuevos en el año, lo que supuso el mejor dato desde 2007. En total, el número de trabajadores al cierre del año en España superó los 19,5 millones, la mayor cifra desde 2008. La mala noticia de estos buenos datos de empleo la ha puesto el sector de la industria, que a lo largo del año ha perdido 3.000 ocupados. Por el contrario, la actividad fue muy dinámica en el sector servicios, con 428.100 ocupados nuevos, y en la construcción, que incorporó a 136.300 trabajadores. La agricultura, por su parte, aumentó el empleo en 4.900 personas.

Este ritmo de la ocupación permitió también un fuerte recorte de la tasa de paro, que cerró el año en el 14,45%. Esto significa que a lo largo del año se redujo en 2,1 puntos. En total, el número de desempleados en España se redujo hasta 3,3 millones, lo que supone un descenso de 462.400 personas, una cifra que no llegó a ser tan buena como la de 2017 cuando el paro cayó en 471.100 personas. Sin embargo, la principal diferencia radica en el incremento de la población activa durante este periodo, lo que supone una buena noticia para España, aunque permita una reducción más lenta de la tasa de paro.

España logró en 2018 su mayor crecimiento del empleo en 12 años por el sector público

Con el descenso del paro logrado en 2018, se encadenan seis años consecutivos de bajadas después de seis años de incrementos por la crisis económica. El número de hogares con todos sus miembros en paro se redujo en 157.100 familias, lo que supone un descenso del 13% respecto al ejercicio anterior. En total, quedan poco más de un millón de hogares con todos sus miembros en el desempleo, el mejor dato en diez años.

La recuperación del empleo indefinido

Una de las noticias más positivas que ha dejado el cierre del año es la recuperación del empleo indefinido. Tiene sentido que así sea, ya que el sector público ha lanzado una gran campaña para reducir los niveles de temporalidad (interinos) hasta el 8% de sus plantillas, lo que está suponiendo un gran trasvase de empleo temporal a fijo. Además, el plan de choque por el empleo que lanzó el Gobierno el pasado verano ha servido para que las empresas regularicen muchos contratos temporales ilegales que tenían.

El resultado es que en 2018 aumentó el número de asalariados con contrato indefinido en 363.700 personas, el mejor dato desde el año 2006. Por el contrario, el crecimiento de la temporalidad volvió a frenar, manteniendo la tendencia de los últimos cuatro años. En concreto, los asalariados con contrato temporal aumentaron en 167.300 personas, el dato más bajo desde 2013.

A pesar de esta mejoría de la tendencia, la proporción de nuevos contratos temporales sobre los que se han creado es mayor que la del stock existente, de modo que siguen aumentando las tasas de temporalidad. En concreto, al cierre del año el porcentaje de indefinidos era del 73,1%, dos décimas menos que hace un año. Por el contrario, la tasa de temporalidad alcanzó el 26,9%, el peor dato desde 2008.

En cuanto a los niveles de parcialidad, las cifras siguieron mejorando a lo largo del ejercicio. El número de asalariados con un contrato a tiempo parcial alcanzó los 2,6 millones de personas al cierre del ejercicio, un 2,9% más que un año atrás. Por el contrario, los trabajadores a tiempo completo se incrementaron en un 3,4% y son ya el 84,1% del total, el mejor dato en un cierre de año desde 2011.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios