Aumenta la venta de coches que emiten más co2

Hacienda dispara un 50% la recaudación por vehículo matriculado tras el boicot al diésel

La Agencia Tributaria registra una cuota media a ingresar por automóvil vendido de 488 euros en diciembre, mientras en el mismo mes de hace un año esta cifra fue de 324 euros por coche nuevo

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

La recaudación vinculada al automóvil se incrementó con fuerza en la última parte del año 2018. El fuerte repunte de ventas de vehículos de gasolina con respecto a sus homólogos de diésel, que se han hundido al nivel de hace dos décadas, está provocando que que los ingresos para las arcas del estado se estén elevando.

Así lo constata la Agencia Tributaria. Según sus estadísticas, la cuota media a ingresar por el impuesto de matriculación en cada vehículo nuevo vendido en diciembre ha aumentado hasta los 488 euros, cuando en el mismo mes de 2017 fue de 324 euros. Esto supone un incremento interanual de más del 50%.

Esto se debe al mayor número de vehículos vendidos que superan el umbral de los 120 gramos de CO2 por kilómetro, límite hasta el que el consumidor está exento de pagar este gravamen. Mientras en el último mes de 2017 el 73% de automóviles vendidos estaban por debajo de ese límite a partir del cual se paga impuesto de matriculaciones, en 2018 los coches que no pagan este tributo cayeron hasta el 58,3%.

Esto se debe fundamentalmente al mayor número de vehículos gasolina vendido con respecto a los diésel. Aunque estos últimos emiten más partículas y NOx, producen menos CO2 que sus homólogos de gasolina. Esta razón está detrás del aumento de la recaudación para las arcas del Estado. El nivel de ingresos por vehículo matriculado en diciembre de 2018 no se había visto desde principios de la década. Hay que irse hasta 2012 para ver unos ingresos por coche en este impuesto, cuando los vehículos eran mucho menos eficientes que ahora.

De hecho, la tendencia ha cambiado durante el pasado ejercicio. El impuesto de matriculaciones se vinculó al CO2 en 2008 y desde entonces el número de coches exentos de este gravamen por estar por debajo del mínimo se ha ido reduciendo hasta alcanzar cotas en 2017 del casi un 80%. Pero el fuerte declive del diésel, que cada vez cuenta con más detractores y mensajes en su contra desde las instituciones públicas, ha venido acompañado de un efecto recaudatorio positivo para Hacienda.

En términos absolutos, 2018 ha concluido con 513 millones de euros recaudados por el impuesto de matriculaciones, que se paga con la venta de cada vehículo y es desde un 4,75% del valor total del coche para los que emiten más de 12 gramos por kilómetro de dióxido de carbono. En el mismo periodo del año anterior, la Agencia Tributaria obtuvo 360 millones de euros. Esto significa que la recaudación se ha elevado más del 30%, debido a las mayores ventas y sobre todo a que estas nuevas matriculaciones no han quedado exentas de este gravamen.

Esta no es la única vía con la que el Gobierno recauda más con las mayores ventas de coches de gasolina. El Ejecutivo, que ha lanzado varios mensajes contra el diésel y tiene previsto aumentar los impuestos sobre este carburante en los presupuestos de 2019, advirtió en los PGE que pretende sacar adelante que el mayor número de ventas de gasolina con respecto a diésel ha generado que el tipo medio efectivo de recaudación por el impuesto sobre los hidrocarburos se haya elevado.

Se incrementan los ingresos tributarios por las las mayores emisiones de CO2, lo que complica el cumplimiento de objetivos de descarbonización comprometidos tras el Acuerdo de París.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios