datos de diciembre de ihs markit

Las fábricas de la zona euro despiden 2018 en mínimos de casi tres años, según PMI

España, con 51,1 puntos, registra el dato de diciembre más bajo en 28 meses. Las cifras llegan en un contexto de inestabilidades políticas y económicas

Foto: Un trabajador en una fábrica en Alemania (Reuters)
Un trabajador en una fábrica en Alemania (Reuters)

El crecimiento de la actividad del sector manufacturero de la zona euro se ralentizó el pasado mes de diciembre hasta su menor ritmo desde febrero de 2016, según refleja el Índice de Gerentes de Compras (PMI), que bajó a 51,4 puntos desde los 51,8 del mes anterior, según los datos publicados por IHS Markit.

Entre las principales economías de la zona euro, Italia, con 49,2 puntos, y Francia, con 49,7, registraron las únicas lecturas recesivas en el sector manufacturero, mientras España, con 51,1 puntos, el dato de diciembre fue el más bajo en 28 meses y en Alemania, con 51,5, el peor de los últimos 33 meses. El número 50 es considerado como el umbral a partir del cual se difiere el crecimiento económico de la recesión.

La desaceleración del crecimiento en general fue impulsada por la caída de los nuevos pedidos, que cayeron por tercer mes consecutivo, y lo hicieron al ritmo más fuerte en más de cuatro años, en un contexto marcado por las dificultades en la industria automotriz, además de inestabilidades políticas y económicas más generalizadas.

"La debilidad de los datos de la encuesta reciente plantea la posibilidad de que el sector productor de bienes podría incluso actuar como un lastre para la economía en general en el cuarto trimestre, lo que representa un marcado contraste con el aumento del crecimiento observado el año pasado en estas mismas fechas", apuntó Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit.

[La ralentización de la economía internacional pasa factura a la industria española]

En una nota más positiva, el experto señaló que algunas de las debilidades recientes podrían ser temporales, como las causadas por las protestas en Francia y las dificultades del sector automotriz para adaptarse a las nuevas regulaciones de emisiones. No obstante, Williamson advirtió de que la débil demanda subyacente y la creciente aversión al riesgo evidentes en todas las encuestas sugieren que cualquier recuperación podría ser modesta en el mejor de los casos, añadiendo que el 'Brexit' representa una incógnita particularmente preocupante para las perspectivas.

UK pisa el acelerador ante el Brexit

La actividad del sector manufacturero de Reino Unido experimentó en diciembre un aumento hasta máximos de los últimos seis meses por el miedo a que se produzca una interrupción de las cadenas de suministro tras el Brexit, según refleja el Índice de Gerentes de Compras (PMI, por sus siglas en inglés) elaborado de forma conjunta por IHS Markit y CIPS, que cerró 2018 en los 54,2 puntos, frente a los 53,6 de noviembre.

De acuerdo a la lectura, Reino Unido experimentó una mejora "modesta" en las condiciones de negocio en 2018 debido al incremento en los 'stocks' de compras, lo que refleja la "preparación para el Brexit" tanto por los manufactureros como por sus clientes.

"En diciembre, el PMI de Reino Unido alcanzó un máximo de seis meses debido a los incrementos a corto plazo de los inventarios y la creación de nuevos negocios a medida que las empresas intensificaron sus preparativos para un Brexit potencialmente perjudicial", ha explicado el economista senior de IHS Markit, Rob Dobson.

En concreto, el nivel de nuevos pedidos se aceleró en el último mes de 2018 hasta máximos desde los últimos 10 meses. Los fabricantes consultados por IHS Markit y CIPS observaron que los incrementos tanto en la demanda doméstica como internacional se debió que a sus clientes aumentaron su nivel de compras para "construir excedentes de seguridad" con el objetivo de "mitigar una potencial interrupción debida al Brexit".

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios