mesa redonda el confidencial-axesor

El impulso de la renta fija como alternativa a la financiación bancaria

Entre 2009 y 2017, el número de emisiones de renta fija se multiplicó por seis gracias al abaratamiento de los tipos y al impulso del programa de compras de deuda del BCE

El programa de compra de deuda del Banco Central Europeo para inyectar liquidez en los mercados llega a su fin este mes de diciembre. Ese cambio de política monetaria traerá consigo una “competencia más sana” entre la financiación vía emisión de bonos versus préstamo bancario, ya que “ambos mecanismos van a poder competir en igualdad de condiciones”, señala Itziar Gómez de la Vega, directora de Mercado de Capitales de Deuda en Ahorro Corporación, en la mesa redonda organizada por El Confidencial y Axesor sobre las perspectivas del mercado de renta fija para 2019. Si bien va a traer consigo “un aumento de los precios”, reconoce Álvaro Canosa, director de Renta Fija de Bankia, aunque el BCE “va a modular la liquidez para que no exista una alteración sustancial del comportamiento natural de los mercados”, puntualiza.

El estallido de la crisis financiera y el endurecimiento de la regulación bancaria, que ha provocado un repliegue de los bancos de ciertos activos, han favorecido la diversificación de las fuentes de financiación de las empresas hacia mercados alternativos como el MAB o el MARF, el capital riesgo o las plataformas de 'crowdlending'. Así, entre 2009 y 2017, el valor medio anual del volumen de recursos captado a través de mercados de capitales se situó en 50.000 millones de euros, frente al descenso medio de 34.000 millones en préstamos, según datos recientes del Banco de España, que también señala que el número de emisiones de renta fija se multiplicó por seis, gracias al abaratamiento de los tipos y al impulso del programa de compras de deuda del BCE. “Nunca se había visto una entrada de recursos tan fácil como hasta ahora”, dice Wafi Saleh, socio Debt Capital Markets en PKF ATTEST. “Una de las mejores noticias que hemos tenido es la entrada de fondos internacionales mirando compañías para llevar a cabo operaciones de menor tamaño, porque denota que el modelo de diversificación de las vías de financiación es viable a largo plazo”, apunta Gómez de la Vega.

Itziar Gómez de la Vega (Ahorro Corporación) y Álvaro Canosa (Bankia).
Itziar Gómez de la Vega (Ahorro Corporación) y Álvaro Canosa (Bankia).

La emisión de bonos para financiar proyectos es más adecuada para el largo plazo, ya que la banca no suele entrar en periodos de amplio recorrido, pero el mercado suele exigir una prima, más aún cuando se trata de una primera operación. “En operaciones a 3-5 años, el bono no compite en precio con la banca”, concreta Ricardo Benedé, 'managing director' de Haitong Bank. Donde sí está siendo “agresivo” el sector bancario es a corto; y de cara al próximo año, ya con un nuevo entorno en política monetaria, seguirá “apretando”, asevera Bankia.

Una de las ventajas de este modelo es que la amortización se realiza al final, “lo que permite a una empresa poner en valor la financiación obtenida con la emisión durante ese tiempo”, opina Haitong Bank. En cambio, un préstamo bancario se ha de devolver de forma periódica. Otro aspecto positivo es que la diversificación “mejora el análisis crediticio de las empresas, al contar con financiación a corto y largo plazo”, remarca Javier García-Palencia, socio-responsable Debt Capital Markets en Alantra.

Alberto Artero (El Confidencial) y Gonzalo Gómez Retuerto (MARF).
Alberto Artero (El Confidencial) y Gonzalo Gómez Retuerto (MARF).

“Son las grandes y las medianas compañías las que suelen llevar a cabo programas de deuda, ya que los inversores acuden a emisiones con cierto volumen, aunque para las pequeñas existen otros formatos, como titulaciones”, explica PKF ATTEST. “Lo que antes era accesible para grandes empresas y grandes operaciones, ahora existen asesores, intermediaros, colocadores, inversores que soportan operaciones de menor tamaño”, añade Gonzalo Gómez, director gerente de MARF, quien señala que cada vez son más las sociedades que, tras una primera emisión, repiten con una “mejora en la colocación de sus emisiones”.

Si bien es cierto los expertos coinciden en que se trata de una vía de financiación complementaria, no sustitutiva del préstamo bancario, y que sirve para dar, incluso, “visibilidad” a las empresas.

Adolfo Esteve (Axesor Rating).
Adolfo Esteve (Axesor Rating).

Por otra parte, según el tamaño de la emisión, hay más o menos liquidez, y más aún en un entorno de baja rentabilidad a largo plazo. Así, explica MARF, “la liquidez en operaciones de corto volumen es moderada o baja, y en emisiones grandes tiene su actividad”. “En el mercado secundario”, añade Alantra, nos hemos encontrado con que el inversor no quiere vender”, incluso en refinanciaciones el inversor prefiere acudir a la nueva operación, pero manteniendo la anterior.

La posventa del mercado de bonos

El apetito inversor de los grandes fondos internacionales hay que mantenerlo. Es por ello que el seguimiento de la operación es una pata importante para mantener la confianza en el mercado y lograr que estos nuevos 'players' sigan apostando por España. “Después de tanto esfuerzo en atraerlos, si no les das la suficiente atención no vuelven a invertir”, reconoce García-Palencia. “Se observa que hay recurrencia de los inversores y si han tenido un buen servicio estarán cuando toque refinanciar o cuando toque hacer otra operación”, corrobora Gómez. Es lo que Benedé llama “servicio posventa”, algo que además abre la posibilidad a “nuevas oportunidades de negocio”.

Es más, este servicio se hace muy necesario cuando se trata de compañías no cotizadas, que no están obligadas a suministrar información periódica de sus cuentas. “Haces un poco de departamento de relación con inversores y le das soporte, sobre todo, en momentos de turbulencia”, comenta Gómez de la Vega.

Javier García-Palencia (Alantra).
Javier García-Palencia (Alantra).

“Hay que tener en cuenta”, añade Adolfo Estévez, 'managing director' de Axesor Rating, que “son empresas que en el mercado doméstico conocemos, pero que un inversor extranjero no las conoce y demanda este seguimiento de forma continua. En nuestro caso, por ejemplo, le suministramos informes anuales de 'rating”.

Perspectivas para 2019

“Optimismo moderado” y “cautela”. Este es el sentir común de los participantes en la mesa redonda respecto a las perspectivas económicas del próximo año, tras un ejercicio a dos velocidades, donde el primer semestre se ha caracterizado por una evolución positiva y una elevada liquidez, para terminar con mucha volatilidad por cuestiones geopolíticas que seguirán marcando el devenir de los mercados de capitales en 2019. A saber: a nivel internacional, guerra comercial entre EEUU y China, Brexit e Italia; a nivel nacional, la fragmentación política y Cataluña.

Ricardo Benedé (Haitong Bank) y Wafi Saleh (PKF ATTEST).
Ricardo Benedé (Haitong Bank) y Wafi Saleh (PKF ATTEST).

“Hay más incertidumbre política que por fundamentales. Las empresas registran buenas rentabilidades y crecen en términos de venta”, apunta Axesor Rating. “Italia está tapando el ruido político de España. Hay mucho inversor con elevada exposición al país transalpino y no se está prestando atención a lo que ocurre aquí”, añade Ahorro Corporación.

Ante este escenario y con la vista puesta en una eventual contracción de la economía para 2020, los grandes inversores internacionales “están aumentando su liquidez a largo plazo para prepararse por lo que pueda venir, bajando inversiones en ciertos sectores, y eso nos dice que viene, no sé si una crisis, pero desde luego una desaceleración”, concluye Alantra.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios